NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



No fue a propósito, ¿verdad? {Andrew}

Ir abajo

No fue a propósito, ¿verdad? {Andrew}

Mensaje por Melissa J. Rumsfeld el Jue Feb 07, 2013 6:31 pm

°~ Durante toda la semana rondaba por mi mente la idea de comprarme un libro o pedirlo prestado en la recepción de la biblioteca; que fuera lo suficientemente bueno para olvidar tenuemente los recuerdos del viaje, despojarlos de mis memorias y efectuando intentos para darlos de baja. La herencia de mi abuelo constituía un verdadero reto para la familia, para mí especialmente. Antes se hablaba de ello con tanta lejanía, como si fuera imposible que ocurriera el momento de firmar los documentos. Sin embargo, el tiempo se burlo frente a nuestras narices, aumentando la tensión entre hermanos, primos y posibles hijos en un futuro próximo por parte de los nietos mayores.
El trato era una maraña de reglas, propósitos y resultados objetivos. El sentimentalismo no influía. A medida que me acercaba a las expectativas del anciano, mi padre ganaba un punto a su favor. El dilema era que…no me importaba si salíamos o no beneficiados con las acciones, pues sentía que el propósito era otro: egoísta, oscuro y deseoso de obtener poder.
Baje la mirada para encontrarme con los escalones de concreto pertenecientes a la biblioteca, subiendo uno por uno con cuidado de no tropezar, active la alarma de mi motoneta. Esta ya era la segunda que compraba en el mes y prefería mantenerla aún conmigo. Siendo que la primera había sido robada sin explicación alguna, me preguntaba la posible causa, pero ninguna encajaba correctamente. Haciendo caso a la indicación “empuje” grabada en la puerta, entre al recinto acumulador de textos. Resguardando dentro de él, desde los libros más sencillos hasta los más complejos…los realistas y los mágicos. Aquellos que atemorizaban o los que sin querer esbozabas una mera sonrisa. Camine hacia el escritorio utilizado por la bibliotecaria que parecía animadamente revisando los resultados de una lotería, curvando mis labios pregunte si aún residía un ejemplar del famoso libro “ Cincuentas sombras de Grace
La señora sin alzar la vista, me señalo con el dedo índice el estante. Asintiendo dije- Ok. Gracias… - titubeando llegue al lugar señalado. Con la mirada distinguí el título, en silencio y colocándome de puntillas levante mi brazo yendo por él. Sabía perfectamente que está vez iba por el segundo tomo, donde salían unas esposas, era un texto algo subido de tono, pero se supone que ya tengo la edad para leer este tipo de novelas, ¿verdad?
Tanteando sobre la superficie, logre rozar el dorso del libro, por efecto de ello lo aleje más de mí y por el gusto de la fuerza de gravedad, decayó del otro lado. Boquiabierta observaba como este mismo golpeo en la cabeza de un chico. Me repetí mentalmente que aquello era un accidente y no poseía culpa alguna, rodee el estante.
- Este…. ¿te dolió mucho? - vaya la redundancia de la pregunta, pensé. Eres pésima pidiendo disculpas, sólo era uso del sentido común que el chico de cabello ondulado sintió aunque sea una mínima señal de dolor. De no ser así, no era humano. Mese mis cabellos incomoda, nuevamente preguntándole a mi yo interior: ¿Por qué siempre debo conocer a las personas por mis estupideces? ¿Por qué no puede ser al igual que la gente normal? Nunca estaré dentro de lo convencional, está más que claro
Fui educada en casa, por ende, mis actitudes eran inigualables y sutiles.
- ¿el libro se daño? -pregunte, totalmente indiferente si el moreno estaba molesto~°


Melissa J. Rumsfeld

hi...:

I surprise you.:
avatar
Melissa J. Rumsfeld

Fecha de inscripción : 13/08/2012
Edad : 25
Localización : en la biblioteca, con mia

Volver arriba Ir abajo

Re: No fue a propósito, ¿verdad? {Andrew}

Mensaje por Andrew O. Christensen el Sáb Feb 09, 2013 12:00 am

¿Por qué estaba en la biblioteca? Esa maldita pregunta me venía haciendo hace ya dos horas. Lo que pasaba, era que le debía un favor a un amigo. Un favor, relativamente grande, más mediano que otra cosa y ese amigo había decidido cobrárselo ese día. Tenía que ir a buscarle el único libro sobre Química que un tal Jack Michaelstrik había escrito, del cual en el mundo solo restaban cien ejemplares, vaya uno a saber por qué si era tan bueno, y daba la casualidad que en Brown había uno de ellos, y una copia manuscrita también.
Yo había logrado conseguirle la copia manuscrita, pero el muy malnacido me había respondido que quería el original. Había estado preguntando como ochocientas mil veces en el mostrador de la biblioteca dónde rayos estaba el libro y los muy inútiles no habían sabido decirme. Su respuesta era "no tenemos registros del libro, búscalo por las estanterías" , cuando ni siquiera me sabía el título, solo el autor y la temática del libro. Para colmo, ese autor tenía más libros pero de otras cosas.
Iba pensando en todo esto, mientras pasaba entre dos estanterías, cuando súbditamente y sin previo aviso un pesado libro se cayó sobre mi cabeza, haciendo que resbalara al suelo debido a mi distracción. El libro, continuó cayendo, deslizándose hasta quedar entre mis pies, sobre el suelo. Sacudí mi cabeza saliendo de mi sorpresivo aturdimiento. –Define "mucho" y podré responderte con exactitud...– respondí sarcásticamente mientras con una mano me sobaba la cabeza en donde me había caído el libro. Luego, aún sin ubicar aún a quien parecía ser mi "agresora", una mujer por la voz, agregué para aclarar. –No es que me haya dolido mucho, es que me tomó por sorpresa a decir verdad...– dije y ahora sí, forzando una sonrisa elevé mi vista, para encontrarme con una chica a la que no conocía, mientras escuchaba su segunda pregunta y reía divertido. –Que curioso, por lo general, en estas situaciones, lo primero que se dice es "Cuánto lo siento!" y lo segundo, ahora más precisamente es, "¿Estás bien tu?"– le medio reproché irónicamente, divertido con aquella peculiaridad anti estereotipos sociales.
Flexioné las rodillas y tomé el libro entre mis manos, observando el título, sorprendiéndome bastante. La apariencia de aquella chica, y lo que me dejaba notar de su personalidad no concordaban para nada con lo que ese libro era. – ¿Fifty Shadows of Grey? ¿De veras? Wow... no pareces de quienes leerían este libro...– le comenté ahora si, solemnemente mientras le tendía el libro a ella, desde el suelo y agregaba, –por cierto, parece estar sano así que ya no te preocupes...–.


Maybe we aren't perfect...
But, you are perfect for me. Your hair, your eyes, your lips, your skin, your smell, your smile... Everything of you, it's perfect for me...
by Marley Dobreva forSC
avatar
Andrew O. Christensen

Fecha de inscripción : 21/12/2012
Edad : 27
Localización : Brown University

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.