NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



Tell me something that I don't Know.

Ir abajo

Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Mike R. Shepherd el Dom Ene 13, 2013 3:39 pm

Las vacaciones de navidad habían sido algo que dificilmente olvidaría, desde el primer momento que supe que toda la familia se concentraría tuve miedo de saber por qué. Pero finalmente logré sopesar la situación con ayuda de una buena , y nueva amiga. Katherine me ayudo mucho esos días entre familiares cotillas y pijos, no sabía que yo llegaría a conectar tanto con Katherine, porque ella era becada y eso implicaba que no tenía los lujos que toda mi familia tenía, yo también los tengo, pero desde joven me crió mi abuela a modo que fuera lo suficiente austero y no me enorgulleciera de lo que tenía, que lo valorase y jamás me riese de quienes no tenían. Ese fue el punto que más me gusto compartir con Katherine, porque lo que fue con mis primos... todos pijos derrochadores... Vale serán mis primos, muy divertidos y les quiero, pero saben que no soy como ellos. Y a raiz de los últimos momentos de las vacaciones la mayoría de ellos, no solo mis primos, si no toda mi familia, cambió sus ojos hacia mi. Ahora ya no era el 'primo Michael de la fallecia Lorelei'. Mi nombre cogió mucha importancia. Pero igualmente me veía con el tiempo suficiente para seguir con mi vida apartada en Nueva York. Podría decir que en dos semanas he cambiado bastante más que el mes anterior. Me doy cuenta que maduro y cambio a pasos agigantados, sin control alguno. Pero todas las vacaiones habían pasado, aunque aún no habían comenzado las clases, no quería seguir en Escocia, me volví con mi amiga a Nueva York y me re-instalé en la fraternidad. Cuando llegué retomé una vida tranquila, aburridísima porque todo el mundo seguía fuera, me enteré de que Leonarth, ya no estaba de vacaciones con sus familiares, y que fue de mis primeros amigos en volver a Nueva York. Él me entretendría el resto de la tarde. Como él ya no estaba en la fraternidad, porque había decidido vivir por su cuenta ya. Tuve problemas para entrar en la ciudad con el taxi, porque pillé justo el atasco de la tarde y eso ocasionó que me retrasara media hora. Aunque el taxi me dejó en la propia acera de Leo, decidí no subir directamente y darme una vuelta por su barrio, buscar una tienda y comprarle aunque sea unas cervezas o algo para picar y echar la tarde. Me acerqué a un super que estaba abierto a cinco minutos de la casa de Leo. Entré y me fuí directamente a los congeladores donde estaban las bebidas frías.Cogí dos packs de seis, una docena de botellines, personalmente, soy más de beber en cristal que en metal. Las cogí, agarré además una bolsa de patatas fritas y me fuí a caja. Las pagué y tal como entré me fuí rápido de la tienda. Estuve a punto, a puntísimo de perderme de camino al apartamento de Leonarth. Pero reconocí una señal de tráfico y el puesto de Kebab que había justo en la acera de enfrente.


- ¡ Hey tío! ¡Qué has hecho! -Grité como saludo cuando marqué el timbre de la puerta de Leo. Subí sin problemas y la entrada me la abrió el portero. Cuando mi colega me abrió le abrazé con ganas pero me limité al recordar lo de sus costillas. Tuve cuidado de no romper los botellines al entrar y saludarle, pero luego me colé en su apartamenteo.
- Traigo papas y cervezas, y si quieres algo más, bajo in a second.- Comenté mirando la entrada y la decoración del sitio. No estaba mal, muy chulo el piso.- Qué bien te lo montas capullo.- Agregué mordaz mientras me perdía por el sitio y daba con el salón, me acerqué a la mesa y dejé las patatas y cervezas encima.



Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Leonarth O'Donell el Dom Ene 13, 2013 9:12 pm

Demasiado rápido pasaron las vacaciones de invierno, navidad y año nuevo, donde se supone que se tiene que pasar en familia, lo único que me salvo de pasar bien las fiestas fue la visita de mi prima, aunque claro, un pequeño percance jugó la vida de la familia O’Donell, lo que ella se entero lo paso por alto, yo le pedí fidelidad y silencio, mas no fue necesario, ella accedió a hacer borrón y cuenta nueva, a cambio de algunos favores durante el resto del año, los cuales no me iba a negar.

Para empezar uno de ellos era irnos a Paris, la ciudad que me vio crecer, optamos por irnos enseguida del primero de enero, para ir de compras, bah ella, yo no, tenía todo prácticamente, mi madre hacia compras exuberantes para los 3 hijos O’Donell, y de paso compro algunas cosas para Pía, pero ella quería ropa de Francia, y tuve que ir con ella, de paso hicimos un pequeño tour, recordamos nuestra infancia, ella conoció lugares nuevos, y nos tomo alrededor de una semana, lo suficiente para volver a tiempo para las clases en Brown y estrenar mi nuevo apartamento el cual iba a compartir con ella, solo que ahora estaría por Miami mientras yo me encontraba comprando muebles y otras cosas.

Un mensaje de Mike coloco una sonrisa en mi, desde finales de diciembre que no sabía nada del, le escribí pero para poder entrar en su mundo tenía que esperar días por una respuesta, se que anduvo también por sus tierras de Escocia. Pero volvió más rápido de lo que imagine, el estaría en Nueva York para mañana y este me dijo que me vendría a visitar, orgulloso de que sea el primero, después e Pía, que conociese mi apartamento, le respondí que me parecía genial que viniese.

Al día siguiente estaba colocando algunas cosas en una de las repisas cuando siento el timbre, era Mike, ya había arrimado al loft –pásale, ya te abro wey- toque un timbre que desbloquea la puerta principal para que desde la calle se pueda entrar. Al abrir la puerta del loft, vi a Mike, estaba igual que cuando se fue –¡¡¡brother!!!- exclame, y luego le di un abrazo, me había recuperado ya de lo que tiempo atrás ocasiono que mis costillas casi se quiebren –KT, pasa, estás en tu casa- camine hacia la mesada junto a la pared -¿te gusta realmente el lugar como quedó?- tome una cajita color negro de plástico con el logotipo de Mustang en la parte superior, me incline frente a Mike simulando una proposición de casamiento –Mike, aceptarías a este pobre compañero tuyo de vivencias, loco de mente y amistoso de corazón, para recorrer en este coche tuyo rutas kilométricas- dentro de la caja estaba el auto que le había prometido. Entregue la cajita –lo prometido esta devuelvo- seguramente le iba a gustar su Nuevo coche.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 26
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Mike R. Shepherd el Lun Ene 14, 2013 11:35 am

Mi estilo de decoración habría sido raro, pues nunca me he puesto a decorar la habitación de la fraternidad, esta totalmente como la encontré hace años, salvo por las banderas del equipo de fútbol y diversas tonterías que había ido comprando a lo largo de las estaciones. Y mi habitación al otro lado del Atlántico es muy opuesta, y cada vez que la veo me encuentro con que mi familia la había redecorado sin mi permiso, aunque no me desagradaba. Realmente el apartamenteo de Leonarth estaba muy chulo, y me molaba. - Te ha quedado tremendo, algún día me haré un sitio así.. cerca del campo o la playa. -Metí las manos en los bolsillos de mi pantalón y giré sobre mis talones para poder ver a vista rápida sobre todo el salón y asenti sonriendo al verle. - Muy , muy chulo.- Cuando me di cuenta se había agachado con una especie de caja pequeña negra con el logo de los Mustang. Casi parecía una proposición por lo que me salió una sonora carcajada. - ¿Qué haces tío?- No cerré la sonrisa en ningún momento, Leo era un cráck de las sorpresas y no me imaginaba este recibimiento. Recogí la caja y antes de abirla miré el logo. - ¿En serio? ¿En serio? - Me exalté y rápidamente abrí la caja descontrolado, tirando la tapadera al suelo y sacando la llave con su llavero rojo y negro. Dirigí mi mairada hacia Leonarth y prácticamente me tiré sobre él, abrazándole con fuerza.
-¡Joder tío!¡Eres un cráck! ¡Te quiero tío!- Me había encantado que me diera ya el coche, no me imaginaba exactamente qué modelo sería, pero los mustang me molan, y si el llavero tenía algo de rojo , el coche también, por ende, lo amaría.-¡Jodido cabrón!¡Tú y yo hasta el infinito y más allá!- Me quedé mirando las llaves en mis manos sin despegarme de Leo y le dí un fuerte beso en la mejilla. Ya empezabamos el año con muy bien pie. Ya podría dejar los taxis y fardar un poco de estilo. Porque quiera o no quiera, me veo cada día más en este mundo de derroche, y sé que tras mis vacaciones en Escocia no seré el mismo. - Pero tío esto hay que celebrarlo.- Le miré y tras separarme me acerqué hasta los botellines. Eran unos especiales cuya tapa se largaba con un gesto rápido, destapé el mío y le pasé uno a mi colega. Luego le acerqué la botella y chocqué el cristal, bridando eufóricamente antes de dar un largo trago.-¡Por nosotros que nos lo merecemos! ¡ O yo por lo menos!- Reí con fuerza y me acerqué hasta la mesa para recoger el resto de botellines y colocarlos más cerca del sofá, en el cual me senté después. Me acomodé al sentarme y vislumbré las llaves al darle la vuelta, de que tenía el modelo del auto por detrás. Ponía. "Boss 302", si se llamaba así de seguro era un potente coche, que aunque no le sacara su máximo partido siempre, tendría ilusión por estrenarlo y llegar a volar incluso.



Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Leonarth O'Donell el Lun Ene 14, 2013 1:04 pm

Fue demasiado agradable el que Mike Shepherd viniese a saludarme a mi apartamento nuevo, hasta el momento nadie había venido a visitarme más que Pía cuando trajo sus cosas para quedarse aquí a vivir conmigo, el lugar contaba de varias habitaciones, cuatro en total. No me importaba vivir con ella, ambos tendríamos nuestros espacios y por lo normal yo pasaba más en Brown que en algo llamado “mío”. Mike dio una recorrida por el lugar, observando cada detalle, normalmente los homosexuales son así, y me alegraba que alguien que supiese mas sobre estilo me dé su ojo crítico –perteneció a un famoso actor de los años 60, pero falleció hace poco, me hubiese gustado conservar los muebles del anterior inquilino pero Hollywood los conservo para su museo de la historia, me apene mucho cuando los quitaban, pero tengo algo que si es suyo, esa lámpara de lava color verde flúor, ¿a poco esta preciosa?- observe dicho objeto, me gustaba mucho, además de que llevaba el color de los KT, orgulloso de ser parte de ellos.

Mike quedo perplejo al verme agachado frente a él, ¿se habría creído que iba a proponerle matrimonio? No podía pensar en casamiento, yo no, quizás otros si, a mi edad, como mis padres, a mi me gustaba vivir la vida y no atarme a cabos que luego me pueda arrepentir para toda la vida, mientras veo que otras chicas pasan junto a mí y me sonríen –no te creas que me propondré wey, simplemente es un gesto por lo que paso en Diciembre, espero que lo hallas olvidado, yo aun ando resentido pero cada vez menos- levante mi camisa y le mostré que no tenia mas las vendas pero si el moretón morado –el color se quitara con el tiempo, pero las costillas están intactas, luego que te fuiste me operaron, no quise decírtelo, sabría que te preocuparías, en mas, nadie sabe que me operaron, fue en Francia, Pía me acompaño-.

La alegría de Mike cuando recibió la llave de su auto nuevo me puso de buenas, los KT son como mis hermanos, si mis propios hermanos entrasen a Brown este año me gustaría que fuesen Kappa Tau, pero no será así, planean volverse a Francia para estudiar allí, y yo me enorgullecería completamente, me importaban, los quería y me preocupaba por que sean personas en un futuro y no una basura como termine siéndolo yo. –que lo disfrutes, y brindemos si brother- chocamos botellas y dándole un largo a la botella me senté en el sofá –veamos rugby, juegan los leones de cañada contra los tornados de Escocia- era rugby juvenil pero aun así era deporte, y yo era fanático, ahora con la reforma de Brown quitaron temporalmente los deportes dentro de ella y eso me puso mal al enterarme que no tomaría mis alumnos este año.

Observe de reojos a Mike, y colocando una pierna doblada sobre el sofá y mi codo apoyado al respaldo del sofá propuse un tema que nos interesaban a ambos –Mike, recuerdas que hay dos chicos que quieren entrar a la fraternidad, Marshall y Ias, ¿Qué tienes en mente? ¿Qué les piensas hacer?- tome un trago largo a la botella y la termine –me entere que Ias tiene miedo al fuego- mi mente era perversa cuando se trataba de intimidar, frente al publico me mostraba siempre pasivo, pero en privado era más malvado -hace poco le escribí al griego para vernos, quiero tener una entrevista con este, voy a ver que se trama, porque no me trae buen rollo, aunque, es bueno tenerlo de nuestra parte, siempre es bueno tener nuevos miembros- y ponerlo en contra de Cassandra para hacerle la vida imposible.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 26
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Mike R. Shepherd el Miér Ene 16, 2013 10:16 am

Si yo tuviera que comparme un apartamento o una casa, sé que no me guiaría por quién hubiera vivido antes en ella, pues puedes estar viviendo en la misma casa que el presidente de Italia, pero estar rodeado de cucarachas y ser una vivienda de pacotilla, prefiero comparme una casa con un gran salon, una cama enorme y unas buenas vistas, que den a un bonito parque, o al mar. Aún no me fijado en las vistas del apartamento de Leonarth, pero si daba a una avenida llena de luces o a un parque verde no me sorprendería para nada.
- Siempre podemos cogernos mi coche e irnos tú y yo a ver tus antiguos muebles a ese museo.- Le dije cómicamente antes de moverme para ver la lámpara de lava verde, que sresultaba muy hipnótica. - La verdad es que es una genialidad- Una vez vi una roja en la habitación de alguno de los KT, pero ahora mismo no recuerdo en la habitaciónd e quién era. O si de realmente era de alguien de la universidad.

No me extrañó que hubieran operado a Leonarth, ya me lo avisó el doctor que nos visitó cuando estuvimos en el hospital. Lo mío estaba en trámites de curarse, según aquel doctor, pero yo me vi que en las vacaciones no me molestó para nada ni noté alguna deficiencia en mis movimientos, pero lo de Leo sabía que necesitaria una ayuda para que se curase como necesitaba, una malformación de los huesos podría ser dolorosa.-Qué bestialidad.En serio tuvimos suerte...- Levanté un poco la mano y la acerqué al cuerpo del otro pero no le llegué a tocar. Tampoco creo que realmente fuera suerte, pues uno de ellos salió mucho peor, pero como dijo él, esto estaba olvidado.Sólo lo sabía Aaron aparte de nosotros.

-¿con que con tu primita Pia eh? Seguro que sí, ya si me lo estoy imaginando.- Sonreí de forma lasciva fingida, tomándole el pelo al moreno cuando nos hubimos sentados. Él puso la televisión y la miré de reojo.- En vacaciones estuve e punto de ganar en un campeonato de fútbol. -Recordé al ver el partido que había puesto.No gané el torneo porque lo pasé fatal jugando contra mis primos, demasiados descontentos conmigo en esos días tras fin de año. Le di un tragoa mi botella y después la dejé pegada a mis dientes con la mano alzada.
-¿Marshall e Ias? Sí, me llegaron las solicitudes cuando di aviso de que había vuelto a Brown.- Le dije sin despegarme la botella.-Pues aún no he pensado en algo que nos sirva, no sé si hacerles sufrir en serio o darles un bochorno que dure varias semanas...- Aparté la mirada, dirigiéndola a la tv un rato.- ¿Te vas a manejar al griego ? Okey, entonces yo me encargaré del pequeño Mounier. Justo conocí a su hermano antes de que se largara y creo que lo pasé muy mal con él... espero que no sea igual de orgulloso que su hermano. - Me referí al encuentro que tuve con Timothy a causa de Marianne, por un reto. Solamente sabía los nombres de estos dos hombres que habían aspirado a mi fraternidad, y por los nombres solo relacioné a Marshall, el tal Ias no me sonaba y en los papeles si venían fotos, no las había mirado aún.
- Si te vas a poner en plan pirómano, procura no hacer daños en la fraternidad ni la universidad...no quiero que el ruso me llamé la atención con los nuevos. Aunque dudo me ponga una mano encima... ya me escurrí con los cristales...- Me acordé de la gran istoria que hice la semana anterior con una amiga,e indudablemente me entró la risa fuerte.Me separé la botella porque o bien la caería o la escupiría de emoción. -¿tienes alguna foto de estos dos? No me he bajado el archivo al móvil y no sé como son, si les he visto ni les he reconocido.. - Miré a mi colega y traté de tranquilizar mi respiración tras la risa.

Me relajé sobre el sofá y eché mi cuello hacia atrás poyándolo sobre el respaldo, y resbalando mi cuerpo hacia abjo. Acomodándome bastante sobre el asiento, de pronto giré el cuello y miré a Leo sonriendo.
-¿qué has estado haciendo en estos días sin mí, O'Donell?-Le dije sin tapujos, porque la cuiosidad jamás me cansa.



Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Leonarth O'Donell el Miér Ene 16, 2013 2:10 pm

Todo un tema mi nuevo loft, recordé el porqué elegí este lugar, no porque haya sido escenario de la muerte de unos mis ídolos del cine de los años 50, sino porque el lugar era maravilloso, tenía una azotea con una vista amplia, desde ella se podía apreciar la gran manzana y la ciudad de nueva york en su esplendor, se veía parte del puente de Brooklyn y el gigantesco edificio Empire State. -deberías venir a la noche, o ¿que te parece si te quedas hoy, eso si, no tengo sabanas y esas cosas, aun me tienen que llegar- comente como al descuido.

Me gustaba destacar estos, pues desde la mansión donde viven mis padres solo se pueden ver otras mansiones y ya, eso, mansiones, muchas, de gente muy rica, hasta más ricos que nosotros. Mi decisión fue la correcta, estaría un tiempo viviendo en cada lado, y algunas veces me quedaría en la fraternidad, Mike se ocupaba de que mi cama estuviese intacta por si llegaban nuevos. No podía abandonar a los KT, jamás, son mis hermanos, los que me abrieron sus puertas primero.

En un principio quería entrar en la prestigiosa y antigua casa Omega Chi, veía el lujo, la dignidad, y la soberbia que estos poseían. Pero me rechazaron ni bien supieron de mi historia pasada, pero el buen Aaron me acepto en su fraternidad cuando tan solo yo tenía 18 años. No era su líder, el se hacía pasar por este, pero termino siéndolo, y luego vino todo el problemón con la Logia.
En si el tema es este, Los Kappa Tau son muy unidos, se ayudan, son divertidos y consumen drogas hasta quedar en coma, pero aun así fue la mejor opción, no quería tomar más opciones, este era mi destino, y orgulloso de terminar en su grupo.

El color verde se volvió un símbolo para mí, por ello la lámpara de lava la quise comprar pero me negaron vendérmela, no venía con la casa, el resto de los muebles fueron embargados a un museo como le dije a Mike. Este hizo un comentario de ir a visitar dichos muebles, pero no era necesario –ya esta, ya los vi en una fotografía, luego cuando se los llevaban, y te tengo un secreto, esa lámpara, la tome… digamos, prestada, no saben los de la inmobiliaria que la poseo, no me la iban a dejar tener, y soy bastante malote- dije divertido esto último –si vienen la escondo y ya, pero este lugar es mío, yo lo compre, y no pueden venir ni con la policía a quitármela- termine de beber, iba a ir por mas alcohol pero Mike trajo todas las botellas.

Le mostré como me había quedado la zona donde me operaron, o mejor dicho, donde el tratamiento fue realizado –recuerdo que me metieron en una camilla helada, me pasaron unos láser color rojo, y cuando quise acordar el médico dijo, Leonarth estas pronto, me sorprendí que fuese tan rápido, aunque claro, aquello que me hicieron costo millones, no cualquiera puede costearse esto- solté mi camisa y levante mi copa –cheers bro, ya me encuentro bien, por lo que veo tu mano también está bien, tu carita sigue igual, pero se puede operar- siempre en tono de broma para no molestarlo, pero sé que Mike no se cabrea por algo de este estilo, por eso lo hago.

Mientras estábamos sentados en el sofá viendo el partido de rugby Mike me comento sobre sus vacaciones, luego hablamos de los nuevos Kappa que ingresarían a la fraternidad, pero recordé que el mote del griego lo dije mal –te dije mal un dato, se llama Dagon Longuinus, viene de Grecia, es de intercambio, dicen que es algo extraño y que tiene un misterio que casi nadie conoce, siempre anda con su sirvienta, Ruth, pero claro, ella no podrá entrar en la fraternidad, y se lo hare saber- Mike me pidió una fotografía de cada uno y lo que mejor pude conseguir fue de sus perfiles en las redes sociales –bien este es el griego- le mostré primero la foto del gemelo desde mi móvil –se que tiene un hermano gemelo en Omega Chi, y creo que es el líder de esa fraternidad su hermano- busque luego una foto de Marshall –y este es Mounier, el más chico de los hermanos, conozco a Timothée por un suceso en el pasado, pero nada importante- ahora le mostré la foto del morocho de ojos claros.

Tome la decisión de hacerle la prueba de ingreso a Longuinus, Mike acepto tomar la de Marshall, y ahí le comente sobre el miedo del primero, el fuego –descuida, estuve buscando en internet, y este fin de semana se va a hacer un encuentro de motos, de esos que saltan por encima de 10 camiones y pasan por en medio de un aro de fuego, quizás si les pagamos un poco, hasta nos puedan ayudar, ¿te parece o es mucho?- pregunte pues Mike era el líder y yo sublíder de los Kappa Tau, por esto lo ayudaría.

Prefería primero tocar el tema de los nuevos miembros Kappa Tau y luego si contarle sobre mis vacaciones. Pregunta que Mike hizo a continuación.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 26
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Mike R. Shepherd el Vie Ene 18, 2013 5:20 pm

Generalmente las pocas veces que no duermo en la fraternidad se debe a dos motivos básicos. O he estado de fiesta que he acabado tirado en un rincón de una habitación embadurnado de alcohol y comida o porque he conseguido llevarme a alguien a la cama y despierto en su habitación. Pero que un colega que está estrenando piso me lo ofrezca no me parece desvariado.
-Really? Pues me mola, tranquilo, no soy de taparme para dormir.-Comenté sin hacer muchos reproches a la oferta del francés. Y aún así continué sonriente al oir de las tramas que había hecho Leo para adueñarse de la lámpara verde de lava, con lo fácil y sencillo que hubiera sido comprar una en alguna tienda de diseño de la ciudad. de seguro se lo puede permitir, porque si me compra ese coche... Madre mía que coche lo quiero lo adoro, lo pondré a tope y haré rugir su motor..... De nuevo mi mente volvió a poner pies en Nueva York. Efectivamente manejaba pasta el francés, así lo hizo con su operación, muy innovadora y casi subrealista.
-No me extraña que te hayan dejado medio tonto los láseres...-Le dije devolviéndole lo de mi cara.-Pero es irreversible, tonto eres y tonto te quedarás- Me encogí de hombros mirando al techo y a ratos la pantalla de la tele. -Yo apenas me noté fuertes problemas en la muñeca... podría agarrar cosas sin miedo a las dos semansa y quedó todo bien...-
Comenzé a pensar en la fraternidad, en los nuevos aspirantes que teníamos y que nos haríamos cargo de ellos
-¿Este tío viene con chacha y todo? Será un pañales... hay que ve con lo mayorcito que somos todavía..- Me acerqué a Leo para ver las fotos de las fichas Y me sorprendió reconocer al primero. -¡Pero si este está igual de bueno que el pitufo líder de los pijos! Qué mal repartido está el mundo, uno en los pijos y el otro con nosotros..-Me eché a reír por el sofá y luego atendí a la foto de Marshall, que según su ficha, no era adulto aún, y había ciertos límites que tendría que tomar.-Este sí que es un crack, tiene todos los ojos del hermano, ahí lo dejo.-Por mucho que me limite, no negaría que estos dos tipos serían unos fichajes perfectos para reclamar más atención de nuestra fraternidad, y sus historias me llamabn la atención. ¿Quién pretende rivalizar con su hermano, junto a una niñera? ¿Y Marshall? ¿Qué podría buscar él para no seguir los pasos de Thimothée? A saber.
- Bueno, no creo que sea excesivo hacerle pasar un aro de fuego... siempre puedes rodearle de llamas de fuegos artificiales si el plan no va bien... procurando que siga con vida para el nuevo curso... todo irá bien.- Hice una pausa al ablarle para terminarme mi botella y acercarme a por otra, abriéndola del tirón y dando un trago.- Yo debería de investigar un poquito a este morenito, Marshall, es menor aún, por lo que hay cosas que no podremos hacerle en la novatada...-Pensé, puesto que si era menor, la ley le protegería más de los accidentes, aunque también con los adultos hemos tenido problemas y jamás hemos llegado a conocer alguna demanda o perjuicio.-Pero supongo que estará bien lo que les hagamos, a mi se me acaba de ocurrir que con el mío, el bochorno puede ser mejor que el temor. Esta gente de hoy día se asusta menos...--Hablé por Marshall, el más joven de toda esta promoción.- Algo público que le haga sentir mucha vergüenza, pero que a la vez no sea sencillo...-Agarré la botella y la acerqué a Leo con intención de brindar.-¡Por los planes con éxito!- Brindé y bebí después, maquinando que podría elegir para Marshall.-Me ha dado hambre, lo mismo lo pongo a cocinar en mitad del campus con un solo delantal mientras alguna travela le seduce...- Nuevamente me perdí en mis pensamientos mirando al techo con la botella descansando sobre mi pecho.



Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Leonarth O'Donell el Mar Ene 22, 2013 4:41 pm

Tanto Pía, como Laurent y ahora Mike no saben él porque tengo aquella lámpara de lava, no es una lámpara ordinaria que perteneció a un famoso del cine antiguo, mas bien, lo que me gusto al verla fue que en la base de esta, tallado con un cuchillo grotescamente estaba escrita la palabra “HELP” pero creo que llegue algo tarde para saber que aquel hombre habría muerto, ¿Por qué esta palabra? Que era lo que tanta ayuda podía pedir escribiéndola en los pies de la lámpara. Me levante del sofá, camine hacia la lámpara, estaba desenchufada, la lleve hasta donde estaba Mike y le mostré el dorso –eh aquí porque la quise conservar, algo poco común en la vida de un famoso, ¿utilería? No lo creo, ¿tu qué piensas que signifique?- pregunte dándosela mientras este la observaba –no tiene compartimentos, siquiera las baterías están gastadas, esta lámpara no tiene ni restos de sangre ni de haber sido utilizada para golpear, no lo sé, tiene una energía familiar, ¿lo abre matado yo y no recuerdo?- mire a Mike directo a sus ojos para ver qué era lo que decía, pero no me pude aguantar la risa y comencé a reír de tal manera que era notorio que bromeaba con esto último –ya, no sirvo para mentirte, no por ahora, pero no se wey, me gusto que sea parte de un homicidio, ya sabes, todo lo dramático siempre me acorrala contra la pared- observe la lámpara en las manos de Mike y luego vi la pantalla -¡¡¡GOL!!!- grite parándome del asiento, los Escoceses habían hecho tanto a su favor.

Entre conversaciones propuse a Mike que se venga a vivir conmigo, o al menos mientras este en Brown –solo hay algunas condiciones, vivirá mi prima con nosotros, aun no es seguro- hice un conteo con mis dedos –regla número uno, duermes con la puerta cerrada y si traes chavas o chavos, trata de no hacer mucho escándalo- mostré ahora dos de mis dedos –dos, Pía no se toca, y si la tocas, te corto la polla, y sabes que lo haría- deje caer mis manos a los costados –y tres pero no tan importante, temas de la Logia no se tocan frente a ella, tengo ciertas cosas que tu sabes y ella no, ¿está claro?- dejándolo así, ahora era cuestión de que el recapacite si quería venir a vivir o no, yo por mi parte encantado, mientras respete las reglas de mi lugar. –y no le vayas a decir la verdad de porque tienes problema con esa mano, yo le tuve que mentir de que me quisieron robar a la salida de un bar, pero nunca le dije la verdad- recordando la charla que tuve con mi prima en el avión, me costó trabajo convencerla, lo que sí, no hizo preguntas y el tema quedo ahí pendiente.

Le mostré a Mike las fotos de los nuevos candidatos, era más que evidente que reconocería a Albafica, era el gemelo del líder de los Omega Chi, Cedric, y alguien que no era demasiado querido por Aaron, o eso creía, yo nunca me lo tope. Pero al griego si, y no era de mucha confianza, gracias a este fue que todo el rollo de Aaron y Cassandra empeoro.
Posterior a eso propuse algo que no estaba seguro de hacer, tenía por entendido, según comentarios, que el principal miedo del griego era el fuego. Algo loco se me vino a la mente, pero a Mike no le gusto mucho la idea, ¿Qué clase de prueba serviría para este?

Escuche que conocía a Marshall, sus ojos me decían otra cosa, ¿acaso ellos…? De solo pensarlo me revolucionaba el estomago, no porque sea homofóbico, sino que ver a dos hombres juntos, es como si estuviese comiendo algo en mal estado. Exagerando un poco para explicar lo que se siente. –Mike hay muchas cosas que quiero preguntarte, pero ordenemos las ideas, me entere que no te fuiste solo a tu país, fuiste con una chica, una… becada…- di un trago a mi botella terminándola y abriendo otra -¿Qué historia entre ustedes dos?- pregunte curioso, si Mike estaba caminando por la “senda heterosexual” tenía que averiguar qué clase de chicas le gustaban para alejarla de ese tipo de escoria social.

Me levante del asiento y fui hasta la heladera, aun tenia la cubeta de patitas de pollo, la saque, calenté en el microondas y luego la deje frente a nosotros –manchas algo con grasa y te corto los dedos- deje también a su lado unas servilletas y comencé a comer, no por hambre, sino porque estaban ahí.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 26
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Mike R. Shepherd el Vie Ene 25, 2013 7:16 pm

Si a me dieran a elegir que cosas salvaría de mi habitación, sin dudarlo me llevaría conmigo la almohada. Es bastante especial porque me ponga como me ponga sobre ella se está comodísmo en cualquier sitio, la cama, el sofá, el suelo... son cositas que ganan importancia. Quizás la lámpara de lava del piso de Leo, sería algo parecido. O no, porque si de pronto ves que tiene grabado una palabra en inglés... de esa forma.
- A ver...en mi país... eso es ayuda. Lo mires como lo mires...- Agité la cabeza, asintiendo varias veces mirándole.- Lo mismo este tio estaba loco.... o alguien le acosaba, vete tú a saber..- Baluceé y rodé la lengua y los ojos deshaciendome del tema. - Tú deliras, se te va la pinza y no te creas ahora el protagonista de Hollywood...- Algo en cierto sí tenía lo que decía Leo.El verse envuelto en un homicidio tenía su dramatismo.. Giré la lámpara de nuevo y pude ver todas las formas del interior de la lámpara. El bote de Leonarth sobreel sofá casi hizo que esta se me cayera de las manos, pero se mantuvo sobre mis piernas y la sujeté de nuevo, algo conmocionado. Por lo visto el gol había llamado algo más que la atención de Leo. Deseeé que se me hubiera caído la cerveza al suelo, pues sería culpa de él, y lo limpiaría él, pues el piso es de él. Todo de Leo.

Nuevamente retomamos el tema de que yo me quedara con él una temporada. No es algo que llamase mucho la atención, estoy acostumbrado a vivir con los demás, de joven siempre compartí habitación. Y además que el primer año en KT para vivir solo debes hacer méritos, y pues no es algo que me resulte difícil. Y si me lo ofrecía él sería porque no se sentiría incómodo conmigo,cosa que me alegra bastante.
- Que venga si quiere, me cae bien.- Sonreí y dejé la lámpara de Lava sobre la mesa, no muy confiado de que sobreviviera por más tiempo en mis manos. Me recosté de nuevo en el sofá, inclinándome en la esquina y recogiendo mi pierna izquierda sobre mi derecha, juntando los pies.
-Pero si sabes que a mi tu prima no me va....-irrumpí-Si quieres jugar con ella, no te preocupes que yo te la dejo...Je.-Le dije mientras comenzaba a reir. Pero cuando él prosiguió con las normas paré y controlé de alguna manera mi respiración.
- Ya sabes que ese tema está bloqueado y que no lo comparto con cualquiera. No le contaré nada, si es lo que quieres ,tío, quedaremos con tu versión...- Le comenté mientras me inclinaba sobre la mesa y recogía mi cerveza y le daba un trago.

De vez en cuando desviaba mi mirada hacia la televisión y el resto del salón de Leo, otras veces solo le miraba a él cuando comenzaba a quejarse de nuevo de no-sé-qué-problema-de-ahora.Pero dejó de hablar de él , un alivio para mis oídos, y me preguntó sobre mis vacaciones, algo que me extrañó porque el no me respondió cunaod yo le pregunté lo mismo. Y la forma en la que me lo preguntaba ya sabía por el camino que iba, sus casillas de discriminación de la Logia a la que había rehuido.

-Bueno, pues sí, se ve que aquí las noticias vuelan como los malos rumores...- Dije apartando la mirada y rascándome la nuca y arrugando la nariz.- Pues te diré que si, me acompañó una chica muy maja, y sí también era becada, que es lo único que es importante aquí...- Murmuré mirando como Leo se alejaba del sofá. - Supongo que si hubiera sido una psicopáta hubiera dado igual.-Comenteé en voz alza para que Leo me oyera desde la cocina.
- Me fuí con Katherine a mis tierras, porque necesitaba a una chica que pudiera hacerse pasar por mi novia... sí , vale, será todo lo que tú digas pero para mi familia, exceptuando mis abuelos, soy el primo hetero que vive en estados unidos.- Comenté no muy alegre y algo hosco mientras me levantaba del sofá y devolvía la lámpara a su lugar de origen extrañandome de nuevo por las inscripciones.

- Y me alegro de haberme ido con ella, porque de no haberlo hecho, lo hubiera pasado muy diferente...- Me limité a decir cuando estaba ya de nuevo sentado en el sofá, y el francés llegaba con comida calentita.
-Y que se aparten los buffets. Le Chef Leo a votre service...- Solté con un intento de francés chapurrero pero no malo y me carcajeé unas pocas veces antes de agarrar una de las alitas y soplarla antes de darle un mordisco fuerte.Mastiqué rápidamente y me ayudé para tragar con un trago de cerveza.
- Yo te he contado, ahora dime qué tal tu, porque deberiamos ponernos al día ahora que voy a venir a darte por culo cada día viviendo aquí.-Añadí mientras masticaba el pollo. La idea de vivir por el centro me empezaba a gustar más, porque los aires de Brown me resultaban incómodos desde hace un tiempo.




Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Leonarth O'Donell el Mar Ene 29, 2013 2:52 pm

Para empezar lo primero que se me ocurrió que Mike podría apreciar de aquel lugar nuevo al que me gustaría que también llame hogar, era la lámpara. La que poseía en su dorso la palabra tallada con un cuchillo o algo con filo “HELP”. No sé de qué manera murió este famoso actor, las noticias solo anunciaron su repentina muerte como algo natural. Ni sangre, ni nada fuera de lo normal.

Mostrándole a Mike aquel descubrimiento que tanto capto mi atención, este la observo mientras le comentaba sobre ella, y enseguida dio su opinión. Solo que lo que dijo no tenía mucho sentido, hacia perder la gracia que tenía el misterio de la lámpara –wey no seas pesado, sabes que ahorita no se trata de mí, sino de alguien que murió y escribió esto, y no creo que sea utilería de película, lo investigue en la web y no hay ninguna película de aquella época que tenga este detalle- de repente a este casi se le cae y mi piel se congelo, si la rompía le haría pagar de manera muy cara.

Cuando propuse de que Mike se quedara en mi lugar, le dije que vendría a vivir con nosotros mi prima Pía, por lo que habían algunas reglas que cumplir, entre ellas, el silencio de lo que Leonarth O’Donell era. Mike realizo una especie de broma, y me dio tanta gracia luego de darle un codazo para que se deje de molestar. –Igualmente, me parece que por un tiempo estaremos solos, hasta creo que estarás solo, porque duermo en tres lugares diferentes, la mansión, la frater, y ahora el loft- de los tres lugares mí preferido era la mansión, porque tenía todo a la merced de mis pies.

Otro de los temas que tocamos fue lo de nuestras vacaciones, se que el pregunto primero, pero yo opte por escuchar que era lo que me tenía que contar sobre su retorno a su país, lo mío no tenía tanta relevancia. –Así que la becada, linda, pero tienes que tener cuidado wey, la mayoría de estas chicas andan con los Kappa por su dinero, ya ves lo que le paso a Aaron con Malik- dándole un sorbo a mi botella balbuce -gran porquería- negando con la cabeza fui por algo de comida.

Entendía la posición de Mike frente a su familia, tenia algunos conocidos homosexuales que tenían que simular ser hetero con sus padres y abuelos. –ya sabes, si te quedas sin hogar, mi mansión, y este loft, son tuyos, puedes venir cuando desees, por el tiempo que desees, mientras no traigas a Valendi estaremos en paz, sabes muy bien que yo con los becados no me llevo, ni pienso hacerlo- trate de sonar tajante para que el no de vueltas en el asunto.

Olvidando eso, Mike pregunto sobre mis vacaciones, trate de organizarme lo más que pude, recordando lo más importante. –veras, luego que te fuiste de Nueva York pasamos todos los familiares juntos en la mansión, y el 2 de Enero nos fuimos con Pía, mi prima, a Paris, allí paseamos juntos, hicimos compras, ella me compro toda mi ropa nueva y algo también se compro, visitamos varios puntos y fuimos a la casa de nuestro abuelo. Estuvimos una semana, en esos días me operaron las costillas, salió todo bien, no quise decirle a nadie, fue mi madre al día siguiente de mi operación, dos días de reposo, salimos los 3 juntos y nos volvimos a Nueva York, pero ella se quedo unos días más- me acomode en el sofá haciendo la misma posición que Mike con los pies sobre la mesa ratona de madera.

-¿y tú qué historia con lo que paso con Ryder? ¿Por qué estuvo en tu mansión? Porque no supe mas del, realmente ando muy perdido de la situación, y lo que mas tristeza me da es que el este solo- cerré el puño y maldije para mis interiores –maldita perra su ex novia, como pudo haber hecho lo que hizo- recosté mi cabeza en el respaldo del sofá viendo el cielo raso.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 26
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Mike R. Shepherd el Jue Feb 14, 2013 4:55 pm

Tras colocar la lámpara de lava en la mesa y lejos de mis mano, pies todo por asegurarme de que esa cosa no se rompiera, además me aseguré de que la cerveza no cayera del recipienta y se manchase la alfombra de Leonarth, o mejor dicho ya nuestra alfombra. Según me fue contando me podría quedar a vivir en su loft por una temporada si quería, pero que más bien sería seguir viviendo solo, porque él estaría también por su casa y pasandose por la frater... En realidad sería una mejoría en parte sí y parte no. El vivir en la unviersidad me ahorraba tiempo, mucho tiempo, pero el vivir en un sitio mejor comunicado y más grande... bueno, aún me estaba acostumbrando en mi nueva habitación como jefe de los Tau.

- Buaf, pues si viene tras mi dinero ahora tengo más que antes, pero igualmente siguen sin irme las chicas, por muy bonitas que sean, me mantengo en mis líneas y me siguen yendo más los chicos.- Dije mientras miraba la televisión y simulaba una línea recta con mi mano hacia adelante. Prácticamente pasaba de lo que me pudiera decir Leo al respecto, sus temas con los becarios me la traían floja, porque igualmente me seguiré llevando bien con quien fuera, ya sea becado o ricachón, como si es gay, que sé a que al francés tampoco le hace gracia, a veces pienso queme ve como un problema más o un obstáculo. Si seguíamos así, la convivencia sería pésima.

- Lo que tú digas tío.- Ladeé la cabeza de lado y miré a Leo desaparecer del salóny marcharse a la cocina. Le escuché como abría algo y luego oía el girar de un aparato, posiblemente el microondas. Levanté la mano derecha libre y juré.
- Juro solemnemente que no traeré a Valendi a este lugar ni a ningún becado.- Rodé los ojos y después retomé mi cerveza, suspirando amargamente a ratos.
- Así que a París por la operación eh... pues te perdono que no me hayas traído ningún regalito de la ciudad de l'amour porque me has traído un super mustang... que si no.. ay la paliza que te llevabas francesito.- Comenté con un tono serio imitado y después con tono sarcástico.- ¿ Pero la operación al final bien no? Eso es lo principal, yo como te dije, estoy ya perfecto. Y bueno, que cuando venga tu prima, me avisas y le doy la bienvenida como se merece...- Hice una pausa esperando la reacción de Leo, que era como un tigre protegiendo a su prima- con una fiesta en casa de una de mis amigas las Zetas...-Agregué mirándole y le di un golpe suave sobre el hombro, para relajar tensiones.

- Pf.... bueno, pues por dónde empezar con lo de Aaron.... A ver...-me rasqué la nuca y arrugué la nariz mientras pensaba la drástica historia de película que habíamos vivido los 3 juntos.- Pues quedé con Natalie para sacarlo del Sanatorio... ideamos juntos un plan que consistía en una farsa para sacarle por las traseras del edificio.... más bien parecía una película.-Agregué describiendolo- Eso sí, no hubo persecución, pero en el interior tuvimos algunos problemas con los guardias, pero como puedes ver con tus ojos, sigo aquí, ella está bien, y pues mandé a Aaron unos días a una de mis casas en Escocia, con el revuelo que ha montado su juicio.... y ahora su desaparición... pues era obvio que debía de desaparecer. Le dimos un poco de ayuda respecto a un teléfono, y un pasaporte falso... creo que el pasaporte lo consiguió Natalie... or whatever... Es un tema que una vez zanjado no lo retomamos por si algo malo pasaba, u know esto de los juicios es una gran mierda que no queremos que nos manche... lo mismo he visto muchas pelis... no sé, pero es que eso es más raro...- Enarqué la ceja derecha y apreté mis labios contra la abertura de la botella, como si la estuviera besando y luego cogí un poco de lo que Leo trajo de comer y le miré de reojo. - Ya sabes que las mujeres son unas arpías, yo me cuido el pellejo y no trato con ellas.- E inmediatamente me eché a reír a carcajada suelta y giré mi cuello hasta la televisión, el partido que mi colega puso iba a llegar al primer descanso, con lo que mientras empezaba o no empezaba podría pedirle al moreno que me enseñase el resto del hogar, porque el salón era enorme y conectaba todo, lo que es propio de un loft vamos, pero no sabía como eran el resto, al menos no sabía como eran las habitaciones de nosotros tres, Pía Leonarth y yo, y desconocía las demás.



Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Leonarth O'Donell el Lun Feb 18, 2013 2:30 pm

Me quedo bastante claro que Mike tenia inclinaciones homosexuales, y que su rollo ficticio con Valendi era simplemente para que sus padres vean que él sigue “el buen camino”, a mi me molesto el hecho de que justo eligiese una becada, siendo que estas andan tras el dinero y la fama de los que más tenemos, no sabiendo valerse por sí solas, ¿comentario machista? A lo mejor, pero yo tenía todo cantado de cómo era meterme al mundo de Brown y de ir tanteando y conociendo:

-bueno tema pasado por alto, me alegra saber que todo salió bien, sino te juro que me ocupare personalmente de joderle la vida a esa chava para siempre, no voy a permitir que te jodan- apuntándole el pecho con mi dedo índice viéndolo seriamente, di por acabado el tema.

Hablamos por encima el tema de mi operación, me sentía feliz de que todo había salido todo como lo previsto –para serte sincero, hubiese preferido quedarme un poco más en la habitación de aquel hospital, si vieras las enfermas que me atendieron personalmente- pegándole suavemente con el codo en su cintura acote haciendo figuras con mis manos del cuerpo femenino –perfectas, rubias, tetonas y demasiado buen cuerpo, trabajadito, con sus vestiditos blancos ajustados por encima de la cintura, y más que obvio, una de ellas me la mamo mientras Pía estaba haciendo compras- termine dándole un trago largo a la botella para bajar la calentura recordando lo rico que pase en Paris.

Su comentario sobre mi prima lo pase por alto, entendí perfectamente desde un principio que las intenciones de Mike no eran malas. Al contrario, le serviría bien hablar con ella puesto que Pía está estudiando para ser sicóloga –Igualmente dudo que puedas pasarte con ella, es una mujer hecha y derecha que no permite que la toque el que sea, no por menos preciarte, pero los de mi familia somos así, muy reservados para lo que respecta a la elección de una pareja, sexo podemos tener con los que sean, bueno ella no, ella es más cuidadosa que yo- eso me hizo recordar a la mala pasada que tuve con Melissa, pero ahora ya no estábamos saliendo mas. No sé qué paso por nuestras mentes el querer probar algo, yo sé que no puedo ser muy fiel que digamos, hice mi intento, pero no, ya veo que no estoy preparado para una relación seria.

Escuche lo que él tenía que decirme sobre aquel plan de sacar a Ryder del siquiátrico, yo había propuesto uno, recuerdo, que iba algo similar, solo que permaneciendo este en Nueva York oculto hasta que todo se calmara –veras, teníamos un plan similar, este lugar en donde estamos ahora iba a ser la cueva donde se escondiese Aaron, pero fue mejor pensado lo que planearon ustedes, aunque al final no sirvió de mucho idear tantos planes, el muy cabro se las arreglo para salir- sin saber el por qué a todo esto, no tenía sentido tampoco buscarle la quinta pata al gato. Y no hable más.

De repente vino el corte comercial en el partido y colocando la mano en la pierna de Mike dije –ven, vamos a ver tu auto, está en el subsuelo del edificio- me levante de mi asiento, tome las llaves del garaje, cada inquilino tenia la suya por seguridad. –Veras que impresionante que es tu auto- dije cerrando la puerta con llave luego de que salimos camino al ascensor –espero no te asusten los asesores- agregue, puesto que este en particular hacia un ruido extraño cuando llegaba a determinado piso. Entramos, y toque el botón que decía “Garaje”. El gigante empezó a bajar. Así le puse yo, ya que tiene la capacidad de subir y bajar mucho más gente que los ascensores modernos.

Una vez que se abrieron las puertas corredizas, el asesor hizo un poco de ruido pero nada del otro mundo –llegamos a la planta baja, venta de drogas, espacio para cadáveres, prostitutas en tangas y automóviles de lujo- dije en tono de broma simulando ser una recepcionista, riéndome de mi mismo luego.

Caminamos hacia la puerta que estaba al final de un pasillo iluminado con una sola lamparilla y una carpeta color celeste a lo largo. Puse la llave y empuje la puerta, un poco pesada, era peligroso que alguien pudiese ingresar al edificio por este lugar –bien, aquel es tu auto, ve a mirarlo- deje que Mike pasara a mi lado y camine lentamente con las manos en mis bolsillos. -¿Qué me dices si me llevas a dar una vuelta?- pregunte con un poco de adrenalina, quería sentir la velocidad, 160, 180, 200 km/h era un animal este vehículo. Y una buena inversión para un chavo que me salvo la vida. Fue mas que evidente su respuesta pues se subió a su coche y nos fuimos a gran velocidad.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 26
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Tell me something that I don't Know.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.