NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



I need you next to me {Evander G. Decker}

Ir abajo

I need you next to me {Evander G. Decker}

Mensaje por Chloë J. Röhrssen el Miér Jul 17, 2013 11:15 am

Estaba adentrada en mí mundo escuchando música cuando mi padre me interrumpió, lo miré de mala cara para luego seguir con la música, como siempre no podían dejar de estar las peleas día a día con él, ¿Por qué seguía yendo? Porque sin dudas su mujer me caía perfectamente, había congeniado bastante con la madre del ser al que más había repugnado, pero con el tiempo Evangeline, fue un gran apoyo en mi vida, más en mi carrera profesional siendo que estuvo allí para cuando abrí la galería con mis fotografías, me ayudó en todo lo que pudo, por ende estaba totalmente agradecida con ella, y la apreciaba tanto como si fuera una segunda madre, ese quizás era el justificativo por el cual seguía viniendo a su casa. Mi padre volvió a interrumpirme así que me quité los auriculares para de una vez ver que le sucedía… -–Bien qué sucede... - Lo miré enarcando las cejas, en realidad sabía exactamente lo que diría, me lo venía venir, y esperaba que fuese eso, ya toda la casa se había enterado que hoy Evander volvía de su viaje, y yo más que nada lo esperaba con ansias, si bien hacía unos meses atrás cuando lo había conocido no lo soportaba, él tampoco me soportaba con el tiempo nos fuimos acercando asimilando esa atracción que nos acercaba, pero mi mente no quería aceptar aquello, por más que hubieron roces, ninguno de los dos había afrontado el tema de lo que nos sucedía francamente, y quería que continuase así… - Ya debes saber que Evan regresa hoy de Inglaterra, así que espero que seas buena hermana, y le ayudes con sus cosas… - Enarqué las cejas, ¿Qué no podía él solo con sus valijas? En todo caso que pidiera ayuda a los empleados…. – Primero soy su hermanastra, no nos une lazos de sangre…- “Por suerte” Realmente eso cambiaba todo, nada nos unía más que la relación de nuestros padres… -¿Además tanto equipaje trajo?- Pregunté cruzándome de brazos, claro él se iba por un mes, y yo tenía que quedarme aquí a esperarlo… -No, no es eso.. Se está por mudar, no muy lejos de aquí, a decir verdad a unas cuantas calles de tu casa, así que quería que le ayudes con su mudanza.. Por favor Chloë…

Luego de la charla con papá no hubo más discusión, acepté a regañadientes mientras tomaba las llaves y demás cosas para dirigirme a la cochera donde estaría estacionado mi lindo auto color rosa. Mi padre me había dado la dirección del nuevo departamento de Evan, y cómo había dicho no estaba tan alejado de mi Casa, solo que él se encontraba más en el centro que yo...
Estaba algo nerviosa, pues antes de su partida habíamos pasado muchas cosas que había tratado de evadir de mis pensamientos mientras él no estaba. Cuando casi estuvimos a punto de tener un encuentro en su cuarto, el día donde me había enseñado a andar en motocicleta, una sonrisa surcó mis labios al pensar en esos momentos, por más que mi cabeza quisiera reprimir esto, él me encantaba, y nada podía hacer al respecto.  
Me mordí el labio al detener el auto, y verlo a él en la vereda frente al edificio sacando unas cajas que se encontraban en el enorme camión de mudanza… Bajé rápidamente y corrí hasta él para abrazarlo fuerte, tan fuerte como pude, pero un abrazo lleno de cariño, había cosas que no podía resistir, y estar lejos de él era una de ellas... Me separé unos centímetros volviendo a la compostura… -Hola hermano… -Dije con una sonrisa mientras desvía la mirada apenas.. –Te extrañé, un poco… - Volví a mirarlo esperando su respuesta, realmente lo había extrañado, muchísimo más de lo que podía admitir en el exterior.



i'll never forget you!
avatar
Chloë J. Röhrssen

Fecha de inscripción : 19/12/2012
Localización : Donde quiera que estés <3

Volver arriba Ir abajo

Re: I need you next to me {Evander G. Decker}

Mensaje por Evander G. Decker el Vie Jul 19, 2013 9:14 am

Después de un mes en Inglaterra, en dónde estuve de prácticas en una empresa, era hora de regresar a casa. Aunque técnicamente ya no volvía a casa, sino que me iba a mudar a mi propio departamento. A mi madre no le hacía ninguna gracia, es más, cuando se lo había dicho me había pedido que no me fuera, que aún me necesitaba con ella en casa. Ya no sabía como explicarle que ya no soy un niño. Pero después de discutirlo un rato con ella, al final me dejó y mandó mis cosas a la nueva dirección. No me quedó más remedio que ir bajando las cajas y dejarlas enfrente de la puerta, había más de las que me había imaginado, y es cuando te das cuenta de las cosas que llegas a acumular a lo largo de una vida. Lo único que lamentería de irme de casa sería que ya no tendría ninguna escusa para ver y molestar a mi hermanastra, Chloë. Porque a veces sentía la necesidad de molestarla, de hacerme notar por ella, como un niño pequeño reclamando la atención de su madre, pues así me sentía yo a veces en compañía de ella. Al principio es verdad que no la soportaba, me parecía una niñata malcriada, que siempre tenía que tener lo que quería, pero bonita eso sí. De todas formas, el sentimiento hacia ella fue cambiando, mudando, madurando, y empecé a verla como una mujer, como la mujer que es, pero claro, era mi hermanastra, y hay cosas que pasan los límites.

Cuando ya llevaba un buen rato descargando cosas, ya sólo me quedaban un par de cajas en el camión y el hombre me apremiaba para que terminara de una vez, alegando que quería largarse ya, apareció un coche rosa que reconocí al instante, haciéndome sonreír y dejar de mover cajas, ante el enfado de él. Bajó del coche, tan hermosa como la recordaba, y vino casi corriendo hacia mi, para darme un gran abrazo, al cual correspondí inmediatamente, estrechándola con fuerza contra mi cuerpo, levantándola un poco del suelo. Deposité un beso en su cabello, y el aroma de este me hizo recordar todo lo que había sucedido entre nosotros con antelación. Cosas que no eran estrictamente de hermanos, precisamente. Al menos consolaba que no nos unía ningún lazo de sangre, solo éramos hermanastros por la unión entre nuestros padres, nada más. -Hola, enana. -Dije con una ligera sonrisa, mirándola y dejando que se alejara esos centímetros. -Yo también te eché un poco de menos, ¿con quién iba a discutir yo? -Comenté en tono divertido, ladeé la cabeza e iba a preguntar cómo estaba cuando el hombre del camión pitó. -¡EH! ¡Chico, deja a tu novia y termina de descargar de una maldita vez! -La solté y me giré, sacando las cajas que quedaban. -No es mi novia, es mi hermana. -Le miré mal, y el hombre enrojeció de la vergüenza, técnicamente era mi hermanastra, pero para dejarle mal ya me bastaba. El hombre arrancó y yo metí las cosas en la entrada. -Ven, Chloë. -Dije haciéndole señas, para dejarla pasar, mientras cerraba la puerta detrás de ella y después, sujetaba unas cajas para llevarlas a mi habitación. -Ponte cómoda, como puedas claro. -Dije divertido, volviendo con ella.
avatar
Evander G. Decker

Fecha de inscripción : 20/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: I need you next to me {Evander G. Decker}

Mensaje por Chloë J. Röhrssen el Dom Jul 21, 2013 11:53 am

Su respuesta ante mi saludo llevó a que una gran sonrisa apareciera entre mis labios, eso quería decir que no tenía otra chica en el lugar que yo había estado ocupando estos últimos meses, por dentro aunque los dos negáramos cualquier cosa que tuviéramos, nos preocupábamos por el otro y deseábamos llamar la atención del otro, por mi parte  existía cierta posesión sobre él, más de la que me gustaría admitir,  y así esperaba que fuera por mucho tiempo más. Al escuchar su contestación una pequeña risa cantarina salió de mis labios asintiendo al instante, quién más si no era él ocupando el puesto de hacerme la vida imposible… -Lo mismo digo, necesitaba un poco de alguien molesto a quién conozco… -sonreí revoleando los ojos… Si no hubiera sido por que se escuchó su voz detrás nuestro, nunca me hubiera dado cuenta de la presencia de aquel hombre, y es que en verdad lo único que me importaba en este momento era, Evander, nadie más existía por el momento… Me tapé la boca ahogando una risa al escuchar la contestación de Evan con él hombre, puesto que se había puesto rojo de la vergüenza, cosa que me divirtió de sobremanera, sin más seguí con la mirada mientras se subía a su camión, arrancando a toda velocidad, cuando la voz de él me interrumpió, giré para encontrar su mirada, ya había tomado las cajas que faltaban entrar y se encaminaba hacia la puerta del edificio, fruncí el ceño muy levemente para ir hasta él y tomar unas cuantas cajas, omitiendo sus reproches, puesto que para eso había venido, no dejaría que hiciera todo él.. –Ahora sí, entremos…-Sonreí dulcemente mientras entraba al interior del edificio, poniéndome a la par de él para que me guiara hasta su departamento… Entramos juntos y lo acompañé a dejar las cajas en la habitación de él.. –Elegiste un departamento genial, hasta te envidio –  Reí levemente mientras miraba hacia mi alrededor, era un lugar enorme, si bien aún debía desempacar, el espacio que tendría para todo iba perfectamente, yo en cambio vivía en una casa, que era innecesariamente grande, solamente vivía con unas cuantas empleadas y de vez en cuando venía mi nana de visita, pero estaba segura que este lugar era muchísimo mejor.  Me acerqué hacia la enorme ventana que tenía el living, y luego me giré levemente para verlo... –Lo bueno de todo esto es que ahora podremos estar tranquilos.. – Siempre que habíamos intentado llegar más lejor algo siempre lo impedía, además claro que debíamos escondernos, los empleados de mi padre siempre estaban dando vueltas por ahí... Le estiré en brazo para atraerlo hacia mí mientras apoyaba mis brazos en su hombro sin quitar mí vista de la suya, nunca se lo había dicho pero aquella sonrisa, su ojos, era lo que me había vuelto loca el primer día que lo había conocido en aquella fiesta donde comenzó todo.. –Estás muy cerca de mi casa, así que si te gusta mi presencia podré venir seguido.. – lo miré mordiéndome el labio, la sola idea de tenerlo tan cerca hacía que estalle en felicidad.


i'll never forget you!
avatar
Chloë J. Röhrssen

Fecha de inscripción : 19/12/2012
Localización : Donde quiera que estés <3

Volver arriba Ir abajo

Re: I need you next to me {Evander G. Decker}

Mensaje por Evander G. Decker el Lun Ago 19, 2013 6:50 am

Entre nosotros dos estaba claro que había mucho más de lo que nos atrevíamos a enseñar, no solo era atracción física y deseo, simplemente había mucha química entre nosotros y algo más que no estoy preparado para pronunciar. El hombre arrancó y nos quedamos con las cajas, pese a mis quejas ella me ayudó a meter unas cuantas en casa. Era una chica con carácter, lo cual me encantaba, ya que estaba más que harto de las típicas idiotas que no sabían pensar por ellas mismas. Y esa había sido la razón por la cual ninguna otra chica me había interesado, ninguna era la mitad de buena que Chloë, es más, no le llegaban ni a a la suela de los zapatos. Claramente yo no se lo diría algo así, pero era la pura verdad. Alguna que otra me había entrado, pero simplemente con las comparaciones físicas ya se me quitaban las ganas de hablar con ellas tan solo, y podría sonar cursi o lo que sea, pero era la verdad. Dejamos las cosas en mi habitación y luego fuimos al salón, ahora lo que menos me apetecía del mundo era desempacar, solo quería estar con ella, y a poder ser intentar llegar un poco más lejos, ya que siempre que lo intentábamos había algo que nos lo impedía, por una u otra razón, nunca llegamos a más que besarnos o a quitarnos la parte de arriba, y eso era desesperante, porque llevaba mucho tiempo sin estar con una mujer y solo la deseaba a ella. -No está mal, pero quizás es un poco grande para mi solo. Así que si quieres venir a visitarme, ya sabes dónde vivo. -Le guiñé un ojo, sonriendo. Nada me haría más feliz que ella estuviera mucho tiempo conmigo, cuanto más mejor, nunca me cansaba de su compañía. Asentí, sonriendo con diversión y picardía. -Tranquilos y solos, que creo que nunca hemos estado así... -Observé como se acercaba a mi, colocando sus brazos en mis hombros, mientras yo llevaba la yema de mis dedos a recorrer suavemente su cintura, con delicadeza y suavidad. Me quedé mirando su rostro, era preciosa, siempre lo había pensado, pero al principio nos odiábamos, así que mucho no podía hacer por demostrarle mi admiración. Aquellos ojos me hipnotizaban por completo, y eran de lo más hermosos, y esos labios simplemente me provocaban y me incitaban a besarlos, morderlos y retenerlos para que nadie más los pudiera tener. -Me encanta tu presencia, y tenerte aquí durante mucho tiempo será un verdadero lujo. -Murmuré, llevando mis labios a su mejilla, dejando un beso suave y largo, antes de bajar un poco por su cuello y empezar a besarlo con ternura y delicadeza, sin ninguna prisa, disfrutando del contacto y el sabor de su suave y perfecta piel, deleitándome con su aroma. La había echado tanto de menos.
avatar
Evander G. Decker

Fecha de inscripción : 20/04/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: I need you next to me {Evander G. Decker}

Mensaje por Chloë J. Röhrssen el Miér Ago 28, 2013 6:10 pm

No había reparado hasta el momento en que lo tenía en frente, cuanto lo había extrañado, más de lo que podría admitir, él sin dudas me volvía loca de mil maneras, y es que simplemente con una sonrisa me derretía, quién lo diría, meses atrás aquella sonrisa me habría hecho despreciarlo aún más, me habría sacado de las casillas en tan solo milésimas de segundos, pero ahora todo era completamente diferente, por más que ninguno de los dos había hablado explícita mente estaba más que claro las intenciones que teníamos hacia el otro, no había que usar palabras para saber que lo nuestro era más que un simple amor de hermanos. – Me costaría un poco, ya sabes vivimos a tan larga distancia que tendría que quedarme días aquí… - Una sonrisa pícara surcó mis labios pero tierna a la vez tratando de hacer que sonriera de esa forma que me fascinaba, nada deseaba más que estar días enteros con él, recordaba el día que me había “enseñado” a andar en motocicleta, en verdad eso jamás sucedió solo fuimos a andar, por qué no me atrevía a tocar aquél vehículo, pues me daba mucho pánico… - Además tenemos un asunto pendiente, creo que estoy lista para las prácticas de motocicleta… - Reí levemente mientras me acercaba a él, no podía negar que todos la primera vez que me veían tenían aquella imagen de la niña tierna y dulce, pues en verdad lo era pero una parte de mí quería demostrar aquella mujer que era, que también podía ser sensual, y saber cómo encantar al género masculino. – No, jamás, en la gran casa era algo difícil… - Dije sin dejar de mirarlo, ya me encontraba enfrente de él,  mis manos pasaban por sus hombros hasta su espalda acariciando suavemente… Ay, nadie como Evan para dejarme hipnotizada, era tan molesto, tan insoportable, pero me encantaba que fuera así, amaba que me sacara de quicio, en verdad aquellos sentimientos iban más allá, por más que quisiera reprimirlos, por más que quisiera ocultarlos… - No, hay nada que me fascine más que estar contigo… - Lo miré a los ojos y una dulce sonrisa cruzó mis labios, con mi dedo remarqué sus labios con delicadeza, aquellos perfectos labios.. Al sentir sus labios sobre mi mejilla, sonreí de manera instantánea,  estirando de apoco mi cabeza hacia atrás al sentir que los besos iban bajando hasta mi cuello, cerré los ojos para deleitarme con aquellos besos, y caricias... Mientras, le acariciaba la espalda subiendo hasta su nuca tomándolo suavemente y atrayéndolo hacia mí, hice que nuestras bocas se rozaran apenas, cuando estuvimos a centímetros, le mordí el labio inferior estirándoselo… - No sabes cuánto te extrañé… - Admití, mientras mis pómulos se tornaban rosados, había casi dicho eso sin pensarlo, pero no me arrepentía en absoluto…


i'll never forget you!
avatar
Chloë J. Röhrssen

Fecha de inscripción : 19/12/2012
Localización : Donde quiera que estés <3

Volver arriba Ir abajo

Re: I need you next to me {Evander G. Decker}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.