NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



No matter what you say.. I hate you [David S]

Ir abajo

No matter what you say.. I hate you [David S]

Mensaje por Anne J. Bon Jovi el Jue Jul 11, 2013 3:12 pm

Sostenía entre mis dedos un paquete de caramelos en forma de estrellas y empecé a hablar sola- “Annie linda, cuando seas grande serás alguien importante, tendrás muchos amiguitos y una linda familia, incluso tendrás un perrito si quieres. Tendrás una boda y yo estaré muy orgullosa de ti mi pequeña”- Dije casi en un susurro – Gracias por nada y por todo mamá- Dije sintiendo como las lágrimas empezaban a correr por mis mejillas y enseguida las seque con el dorso de mi mano. Lo menos que quería era que alguien entrara y me viera llorando. Aunque a decir verdad no creo que alguien me tomara en cuenta a menos que se equivocara de habitación, y eso seria menos probable dado que hasta el más nuevo sabía que era mi habitación y si entraba, probablemente lo patearía. No me considero para nada obstinada solo que no me agrada que se me acerquen mucho, a menos que sea para desvestirme y viceversa. Cogí un caramelo de la pequeña bolsa plástica y lo lleve a mi boca. Sabría mejor si fueran hechos con menos sabor artificial y algo de éxtasis. Suspire, a estas alturas el caramelo se estaba volviendo nada, ni siquiera sé por qué los compre. Diría que son dinero mal gastado pero al dependiente de la tienda le había parecido que si me regalaba algún dulce me arrastraría por el suelo y le besaría los pies. Tenía que ser eso o quería que le hiciera el favorcito. 

Estaba aburrida. Era fin de semana y no tenía nada que hacer, absolutamente nada. Quizá se deba a mi falta de compañerismo con los bastardos que me rodean, sinceramente no se merecen ni que gaste un segundo diciéndoles bastardos. Hasta ahora no le había dado importancia a las lágrimas que seguían cayendo por mis mejillas, era inútil apartarlas cuando sabía que vendrían más. ¡Demonios! ¿Qué me pasaba? ¿Por qué andaba tan triste y emocional? Joder, no había nadie en este jodido lugar con quien hablar sin el maldito temor de que termines en un ridículo chisme. ¿Por qué todo tiene que ser siempre tan complicado? Fui al baño a enjuagarme la cara con agua y aplicar un poco de maquillaje. Que anduviera triste no era asunto de nadie. 

Se me habían quitado las ganas de hacer algo, quería tirarme en la cama y dormir para no pensar en lo miserable que era estando aquí. Sin embargo cogí los caramelos y me dirigí a la puerta esperanzada en encontrar algo que hacer al salir. Pero lo único que logre hacer fue fijar mi mirada en un chico, y no cualquier chico, uno en particular que me desagradaba y me hacía odiarlo con solo escuchar su nombre. Disimule mi desagrado y camine tranquilamente por su lado, haciendo como si no vi a nadie. El chico era David, un insignificante bastardo del cual había escuchado hablar a Evangeline; de sus labios parecían brotar solo un montón de cumplidos y halagos cuando se trataba de él. Yo no lo conocía para afirmar o negar algo, pero me sentía con la libertad de juzgarlo como se me viniera en gana.
 
avatar
Anne J. Bon Jovi

Fecha de inscripción : 09/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.