NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



Hans Adam Zellweger.

Ir abajo

Hans Adam Zellweger.

Mensaje por Hans A. Zellweger el Vie Jun 07, 2013 8:11 pm


La frase ‘que no te importe lo que digan los demás de ti’ quiere decir que vivas tu maldita vida como se te dé la gana.

Hans Alexander Zellweger

PB: David Beckham.

Nombre completo: Hans Adam Zellweger.
Edad: 43 años.
Ocupación: Profesor de Medicina.
Grupo: Profesores.
Carrera: Licenciado en medicina y cirugía.
O. Sexual: Bisexual.
Nacionalidad: Alemán.
Cumpleaños: Ocho de Noviembre de 1970.


Datos de interes


Gustos:
• Disfruta del alcohol. Una bebida casual por un viernes a la noche mientras corrige exámenes se transforma en una botella vacía el sábado por la mañana. Aunque no sería exacto referirse a él como un alcohólico… ha de admitir que, a fin de cuentas, éste es uno de sus mayores placeres.
• Practica deportes como pasatiempo, uno que se ha vuelto de gran importancia en su día a día. El basquetball es al que se hace más referencia, también el tenis y la natación como secundarios.
• Los animales. Tiene, en su antigua casa, dos ladradores y un Pastor Alemán, sumado a dos gatos.
• Pasar tiempo con sus hijos.
• La inteligencia. Irónicamente, pese a ser alguien tan social y fiestero, le atraen más las personas reservadas, cultas, capaces de sostener una conversación inteligente… siempre y cuando no sean “tan feas”.
• El cigarrillo. Costumbre suya dejarlo por un año, para retomarlo al siguiente.
• La mecánica. Un hobbie nostálgico, demasiado. Que causa tanto relajación como amargura.

Disgustos:
• El café. Prefiere una Coca-cola.
• Discusiones, cualquier tipo de ellas. Detesta lidiar con “los problemas de adultos”.
• Pasar tiempo con sus hijos. Sí, esto también le desagrada.
• Limpiar la casa, y cualquier tarea doméstica que, como padre con hijos de porquería, debe realizar.
• La irresponsabilidad, de parte de sus alumnos.
• Sus alumnos.

Manías:
• Las ansias constantes de correr en busca de un cigarrillo lo desesperan por dentro, sobre todo en momentos de depresión o cansancio.
• Se acaricia la barbilla cuando no comprende algo, frunciendo además el ceño. No entender le molesta.
• Lleva las manos sobre sus párpados cuando siente sueño, con la esperanza de permanecer despierto.
• Habla en voz más alta cuando está enojado.

Enfermedades:
• Sufre de migrañas con frecuencia, culpa de la mezcla de responsabilidades como profesor e irresponsables ideas de fiesta los domingos por la noche.
• Basta poco para enfermarle. Tiene las defensas por el suelo, porque tiene uno de los peores organismos existentes.

Datos curiosos:
• “Crecer” es uno de sus principales miedos.
• Volver a escuchar la palabra: “compromiso” está en sus últimos planes, por ello, hasta el momento, no ha tenido ninguna relación seria.
• Sus hijos tampoco hacen grandes aportes gracias a ello. Se aseguran que cualquier pareja que consiga termine yéndose corriendo.
• Se tatuó apenas cumplió dieciocho, y planea seguir haciéndolo.
• Su primordial debilidad es, son y serán sus hijos. Los mismos pueden, desde levantarle el humor cuando está en estado deplorable hasta dejarlo mucho peor que como estaba. Los hijos de puta son capaces de empeorar su resaca.


Psicológico

El diccionario de los Zellweger describe a Hans como un hombre de gustos retorcidos, de pensamientos cínicos subidos de tono y sumamente narcisista que disfruta de las películas que incluyan necrofilia y disparos sin sentido; las mujeres inocentes, que aún no han dejado de ser niñas, y de los hombres difíciles de llevar. Su sentido del humor es sarcástico, cruel… y negro. Casualmente racista. Cuando él ríe nadie más ríe y el que estuvo riendo dejará de hacerlo luego de conocer las razones por las cuales este hombre lo está haciendo. Ama las bromas, las disfruta cual niño de once años, llevarlas hasta el máximo al punto de que alguien resulte herido es una costumbre ya… pero cuando se las hacen a él no puede soportarlo. Ahí es cuando vuelve a ser el profesor. El tipo con el que no te puedes meter porque tiene más estatus que tú. No sabe lidiar con las pérdidas de ningún tipo y jamás aceptará una derrota dado lo orgulloso que es. Peca mucho, eso se da por sentado. El hecho de ser un neurocirujano es de por sí un hecho irónico: él no es una persona muy… mentalmente estable, según otros profesionales, según todos sus conocidos.

Es un hombre insaciable y ansioso que se presenta con un aspecto tranquilo y desinteresado en la mayoría de las ocasiones. No suele tomar en cuenta los pensamientos de los demás ya que ha sido criado de una forma egoísta y orgullosa, en donde uno mismo debe valerse de uno mismo y son pocas las opiniones que cuentan. “El mundo ya está lo suficientemente jodido como para que alguien se interese en lo que hace una basura como tú. O como yo”, pero a veces incluso para un hombre como él es imposible mantenerse completamente ajeno a los asuntos de otros. Exige las cosas a un nuevo nivel. Demasiado extremista, exagerado, valiéndose de la (maricona) excusa de que lo hace por el bien de sus estudiantes cuando sólo busca joderles la vida. Mas, hay ciertos casos en los que tiene que atender los intereses de un reducido grupo de personas. ¿De quiénes, exactamente? De sus hijos. ¿Qué? ¿No te la crees? ¡Sí! ¡Hans es padre!

Oh, pero “papi Hans” no se diferencia mucho del “Profesor Zellweger”, para desgracia de sus pequeñas criaturas. Sí, es sumamente protector con ambos; sí, se sienta a escucharlos cuando estos lo necesitan (… en la mayoría de los casos, tampoco jodas) pero no cumple caprichos de ningún tipo. La princesita se quedará sin el último Ipod que salió en el mercado y el caballerito tendrá que usar el mismo calzado hasta que pasen cinco años. Su corto temperamento también se aplica en ellos incluso, a veces, uno mucho más reducido. Pero porque los ama.

Serio respecto a su trabajo y a su familia, pero fuera o dentro de la universidad es el mismo hombre. Si no supiese ejercer su carrera con excelencia, siquiera le hubiesen dejado trabajar en Brown porque desde lejos se puede ver que es un desastre de persona.


Historia

Nacido originalmente en las afueras de Berlín, Alemania, su padre era un mecánico de autos y su madre ama de casa. La pobreza contribuyó en su carácter actual: duro, terco, y en la apreciación de bienes materiales. Pero no pudo dejar de lado la envidia: en aquel aburrido y pequeñísimo pueblo siempre generaba problemas tratando de conseguir cosas que, si bien llamaban su atención, al fin y al cabo no eran suyas. Cada semana, como si fuese alguna clase de evento festivo, se realizaba una pelea que él comenzaba. Y así fue hasta que se despidió de esas condiciones de vida cuando su padre consiguió un trabajo en una pequeña empresa que fue creciendo conforme el tiempo.

A la edad de quince años tuvo que aprender a la fuerza otro idioma, entrar en una secundaria que no parecía quererle allí y acostumbrarse a –si bien una vida más adinerada– los acosos constantes de los residentes de New York. Se ganó la reputación de terco-buscapleitos-que te robará a tu novia o novio (si está aburrido) en cuanto te distraigas. Sus “amigos” no eran más que alcohólicos o drogadictos sin futuro, pero por primera vez sintió encajar en un lugar. Como si le avergonzara comenzó a leer a escondidas libros que su madre tenía en casa. La medicina llamó su atención en su adolescencia, más no creería que se transformaría en algo mucho más personal años después.

Logró graduarse a los dieciocho, pero perdió el interés de ir a la universidad en cuanto la conoció a ella. Dos años después de haber salido juntos se comprometieron al saber que ella estaba embarazada: meses después, la pequeña Katia nació. Lukas, su otro hijo, nació un año después y para entonces la relación se había fortalecido. Aún a pesar de lo que sus padres le decían, Hans prefirió trabajar como mecánico, al igual que su padre, en vez de estudiar.

Pero todo cambió tres meses después.

Katia iba a cumplir dos años cuando recibió la llamada de que su padre había sufrido un accidente automovilístico con el mismo vehículo que habían estado reparando juntos días antes como celebración por un nuevo ascenso. Aunque le aclararon que no murió, sí le recordaron su estado y le advirtieron acerca de las consecuencias del choque. Pero se necesitó más que eso para que Hans, en su actitud de “no creo nada hasta que lo vea”, entendiera en la situación en que se encontraban.

El Síndrome de Enclaustramiento* acabó con su familia. Se separó de su pareja, se alejó de sus hijos y de su madre para permanecer al lado de su padre y de nadie más. Tres años pasaron para que decidiera entrar a la universidad para convertirse en profesor de medicina pese a guardar siento rencor hacia cualquier tipo de médico. Mismos tres años en los que estuvo junto a su padre, hasta que falleciera no del síndrome en sí, si no por culpa de su edad.

Una vez se graduó no volvió a ser el mismo. Aquella persona cariñosa, afable, estaba ahora al tanto de lo injustas que son las cosas y con qué frecuencia estas se presentan. Se culpa a sí mismo todos los días, a cada hora, torturándose con pensamientos que intenta ahogar con alcohol y con recuerdos que no puede olvidar. Obtuvo la custodia de sus hijos cuando estos decidieron que querían estar con él, al su expareja casarse con otro, un año antes de entrar a trabajar en la universidad de Brown como profesor. Dejó de lado la depresión, transformándolo en un infantil enojo. Sus alumnos le distraen. Sus hijos le distraen. Ambos adolescentes, una ya en la universidad y el otro a punto de entrar, le entretienen lo suficiente como para no pensar en esas cosas que le hacen volver a caer en lamentaciones que no le llevan a ningún lado.

*Una persona con el Síndrome de Enclaustramiento está despierta y consciente, pero no puede moverse debido a la parálisis de casi todos los músculos voluntarios del cuerpo.





Última edición por Hans A. Zellweger el Sáb Jun 08, 2013 10:45 pm, editado 1 vez
avatar
Hans A. Zellweger

Fecha de inscripción : 07/06/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Hans Adam Zellweger.

Mensaje por Ariadna H. O'Vullöus el Sáb Jun 08, 2013 10:50 am


Ficha Completa

Bienvenid@ al foro. Tu ficha ha sido aceptada, ahora puedes realizar los registros, al termino vuelve a postear aquí mismo y procederemos a darte color. Esta medida la estamos tomando para mantener unos registros más ordenados c:




Buena historia, tienes cierta afinidad con una profesora que está aquí, en Brown {Roxane}. Y gracias por aclarar lo que es el Síndrome de Enclaustramiento.




PREMIOS:



avatar
Ariadna H. O'Vullöus

Fecha de inscripción : 18/01/2013
Edad : 26
Localización : Donde la mierda no llegue.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hans Adam Zellweger.

Mensaje por Hans A. Zellweger el Sáb Jun 08, 2013 10:52 pm

Hecho.
avatar
Hans A. Zellweger

Fecha de inscripción : 07/06/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Hans Adam Zellweger.

Mensaje por Ariadna H. O'Vullöus el Dom Jun 09, 2013 5:22 am



Aceptad@!

Bienvenid@ al foro. Sé activo, sigue las reglas, rolea mucho, pero sobre todo esperamos que te diviertas.







PREMIOS:



avatar
Ariadna H. O'Vullöus

Fecha de inscripción : 18/01/2013
Edad : 26
Localización : Donde la mierda no llegue.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hans Adam Zellweger.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.