NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



An accident between books, a rainy day [Adrienna A. Delacour]

Ir abajo

An accident between books, a rainy day [Adrienna A. Delacour]

Mensaje por Skip Wyclif el Miér Mar 13, 2013 8:48 pm

Estaba caminando por los pasillos de la universidad dirigiéndome a la biblioteca para buscar un libro que necesitaba para la clase del día siguiente, ya mis clases del día habían terminado hace una hora aproximadamente. Comencé a ver por las ventanas que estaban a los lados de la pared, hoy no hacia un buen tiempo, ya que estaba lloviendo a montones pero la verdad me gustaban mucho los días así, eran muy hermosos a su modo, pare de caminar y me quede viendo por la ventana, sonreí porque me acordaba como de niña me sentaba enfrente del balcón haber la lluvia caer junto a mi abuela y como otra veces me la pasaba tomando fotos de aquel hermoso paisaje.

Suspire y volví a caminar, pensé que seria una buena idea ir a la biblioteca a buscar rápidamente el libro que necesitaba para la clase de mañana. Camine por los largos pasillos del edificios hasta que al fin llegue, quedando frente a la puerta de la biblioteca, la abrí con cuidado intentando no hacer mucho ruido y no molestar a nadie pero cuando entre note que había un poco de gente no mucha la verdad, entre poco a poco en silencio, me dirigí por las estanterías a buscar el libro que necesitaba para mi clase, ya me sabia a la perfección como era la biblioteca y donde estaba cada sección de libros, fui a la estantería de los libros de arte, busque tranquilamente entre los ejemplares que había el que necesitaba, aunque solo buscaba un libro en específico, agarre un par de libros más que parecían interesantes para leerlos un rato para entretenerme, ya que en el resto del día no tenía nada que hacer.

Me encontraba aun buscando el libro y con una pila de otros libros en mis manos, suspire con pesadez, no encontraba el libro que en verdad necesitaba-Donde esta ese vendito libro…-Dije irritada, me estire un poco, mire que hacia lo más alto de la estantería y pude notar el libro que necesitaba, deje la pila de libros un momento en una mesa que estaba cerca y busque la escalera, me monte en ella y subí hasta donde estaba aquel libro, lo saque casi se me caía pero pude agarrarlo a tiempo, baje de la escalera, fui con mis libros una parte de la biblioteca donde no había nadie y donde también había una gran ventana, me senté a leer todo esos libros que había agarrado, no sé cuánto tiempo estuve haya, estaba metida en mi mundo, dejándome llevar por el sonido de la lluvia cayendo, cuando había terminado todos los libros que había agarrado, decidí ir por otros, amontone todos los libros en una pila y la comencé a llevar al estante donde loa había agarrado, gracias a ella no podía ver muy bien por donde iba pero como no había nadie en esa parte de la biblioteca dudara que tuviera que chocar con alguien o eso pensé, de pronto choque con algo o mejor dicho alguien, cayéndome arrojando todos los libros por todos lados, cayéndome uno a mí en la cabeza- Auch, ¿oye es que no vez por donde vas, eres ciega o qué?-Pregunte molesta mientras me sobaba mi cabeza donde seguramente tenía un chichón.


Skip Wyclif
I'm not cute nor ugly, just live life and do not care what anyone says.
—syκes.
avatar
Skip Wyclif

Fecha de inscripción : 12/03/2013
Localización : No se aqui alla, detras de ti, en tu ducha, en una dulceria, en muchas partes

Volver arriba Ir abajo

Re: An accident between books, a rainy day [Adrienna A. Delacour]

Mensaje por Adrienna A. Delacour el Dom Mar 24, 2013 8:26 am

Adrienna no sabía exactamente que hacer. Bostezaba de vez en cuando, y giraba sobre sus talones cada dos por tres, para ver si había algo que realmente le pudiera interesar. Colocó su codo sobre la rodilla y empezó a mirar por la ventana. No hacía mal día, pero tampoco algo de lo que se pudiera alegrar, lo que la hizo suspirar, tenía bastantes ganas de salir a dar una vuelta por aquellos lares, que hacía días que estaba rondando por los pasillos de la universidad. Vale, sí, sí hacía mal día, porque bufó, y justo entonces empezó a llover bastante fuerte. Cerró los ojos, quejándose, y se levantó. Decidió que iría a cualquier parte, pero que no se quedaría encerrada allí.

De pronto, chocó contra la mesa. Se había lastimado el tobillo, lo que le hizo entrecerrar un ojo y soltar unas malas palabras en bajo. Se dio cuenta que sobre su pie habían caído un par de libros, uno de contratapa azul, ya que había caído al revés, y otro de portada roja, que este si había caído bien. Los miró, y cogió el punto de libro de cada uno de ellos. Se dio cuenta de que allí decía que los tenía que devolver hoy, así que se apresuró. Los cogió rápidamente, y salió disparada hacia la biblioteca. La verdad, era bastante raro que ella posara un pie en la biblioteca, jamás se pasaba por allí. Y no era porque no le gustara leer, de hecho le encantaba, pero prefería comprar los libros y tenerlos allí guardados, en la estantería que había en su habitación. Pero, claro que no, no eran libros de estudios, de esos tenía los justos. No era lo suyo, pero aquellos libros ni siquiera eran suyos. Los miró, y se encogió de hombros. Bah, daba igual. Entró a la biblioteca, y los entregó.

Suspiró aliviada, le había salvado el pellejo a alguien. Miró a su alrededor. ¿Así que aquella era la biblioteca? Pensó que quizá podía coger algún libro antiguo, algo que no se encontrara en las tiendas. Empezó a dar vueltas por allí, al mismo tiempo que tarareaba una canción, y elevaba una ceja al ver algunos libros de lo más estúpidos. Reía, y al mismo tiempo seguía mirando a las estanterías. De pronto, vio una serie de libros clásicos. ¿Y esos libros? No pudo evitar soltar una risita. Que recuerdos, cuando a ella le leían aquellos cuentos, esos cuentos que jamás podría olvidar. Cogió el de la Sirenita, uno de sus favoritos, y lo leyó. Allí perdió la noción del tiempo, hasta que se dio cuenta de que hacía ya unos diez minutos que había caído en manos de aquellos cuentos clásicos. Los cogió todos, y se dirigió al mostrador, aún leyendo cada uno de ellos. Cuando estaba apunto de llegar, se dio cuenta de que había chocado con alguien, y que le había soltado un par de palabras. -¡Disculpa, disculpa! Es culpa mía, es que no miraba...-Soltó con un suspiro
avatar
Adrienna A. Delacour

Fecha de inscripción : 23/02/2013
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.