NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Ir abajo

Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Aaron F. Ryder el Vie Mar 01, 2013 5:19 pm

Que mejor forma que pagarle a esos dos grandes hombres que tenía a mi lado que con un viaje todo pagado, cortesía de los abuelos Ryder, claro por que ya estaba muertos y yo era el heredero, que con un viaje a nada más y nada menos que Mónaco!, el por qué? Era fácil de imaginar estos dos caballeros me habían ayudado cuando más lo necesite, si sé que Leo se mantuvo distante pero de cierta forma lo agradecía y a decir verdad necesitaba un respiro de Brown, de la gente de ahí y de América en general, así que sin decirles nada simplemente compre cuatro boletos en primera clase para irnos un fin de semana sin apuros y sin problemas , cuál era el plan? Era perdernos en alcohol, con mujeres hermosas y disfrutar de apostar un rato en los casinos, o simplemente andar por ahí y destruir Mónaco como buenos KT que éramos, o bueno que yo había sido, necesitaba pasarla bien con personas que en verdad lo merecieran y que sabía que nunca me fallaría – Madre, me iré el viernes- la hermosa cabellera rubia ceniza de mi madre se movió “- puedo saber a dónde?-“ dijo girando de nuevo su vista a su novela, me senté frente a ella en el sillón- A Mónaco con Leonarth ,Mike y Máximo- me recargue en el respaldo y ella suspiro “ no pueden pasarlo dentro de la ciudad?-“ suspiro y me miro cerrando la novela “- no te quiero lejos Flynn-“ le sonreí y negué con la cabeza- madre solo es un fin de semana y quien sabe , podría ir en un intento de hacer las paces a Inglaterra y hablar con Connor y decirle que Máximo está seguro con nosotros- le sonreí de lado y ella opto por ya no discutir conmigo pues no pensaba echarme para atrás, ya había comprado los boletos y había echo la reservación y no la cancelaria , esta vez no, necesitaba un tiempo con ellos, pasarlo bien, ahora era tiempo de hacer las respectivas llamadas primero como era de esperarse le marque a Leo

Llamada a Leo

Le colgué y busque le número de Mike mientras sacaba la maleta de viaje median que tenía y comencé a ver camisas y pantalones de vestir, Mónaco no era cualquier ciudad en la que pudieras andarte paseando como un don nade, ahí solo iban los que podían darse el lujo de divertirse y derrochar el dinero gustosamente, avente unos cuantos pantalones y salí de mi habitación marcando ya el número de Mike – Miranda!- grite el nombre de una de las mucamas que teníamos y esta acudió de inmediato, ella era una hermosa chica de unos 25 años morena y de un rostro impresionantemente suculento – Arréglame esa maleta con la ropa que saque y ponme todo lo necesario por favor- dije y en ese momento se escuchó como contestaban

Llamada a Mike

Colgué y me metí al baño para tomar alguna de mis cosas personales, la chica me seguía con la mirada mientras doblaba la ropa y solo había alguien más que no podía faltar a este viaje asi que de forma rapida busque su numero mientras elegía algunos zapatos y se los pasaba a la chica

Llamada a Maximo

Colgamos y le pensaba marcar a Connor pero era una pedida de tiempo en verdad Asi que opte por dejar qué la chica arreglara mi maleta por mí, cene como de costumbre y me fui a dormir, mi alarma sonó exactamente a las 4:30 con la ya conocida canción y mi favorita Stand up and Shout , estire la mano para tomar mi celular y o mire con odio pero bueno pararme así de temprano era bueno pues el viaje apenas comenzaba, me levante y antes de nada fui hacia mi cómoda y tome una botella de whisky y le di un gran trago- Buenos días Ryder!- dije estirándome y caminando a la ducha para bañarme , despeus de terminar con todo lo necesario salí de la casa en el carro ara ir por Máximo a el departamento de Nat, ambos subimos a el auto y no tardamos nada en llegar al aeropuerto , estando ya ahí el chofer llego por el auto y se fue, yo espere con Máximo en el área de cafeterías en donde me había quedado de ver con todos- Solo un poco más y por fin serás hombrecito Máximo... imagina esto, apuestas, alcohol, las mujeres mas bellas de Francia y el mundo y sobre todo de clase... que mas quieres que buena iniciación tendrás- sonríe y tome un poco de mi café.

Hotel al que llegaremos
hotel
Sala
Habitaciones de cada uno


My Beautiful Twisted Mind
Aaron F. Ryder

avatar
Aaron F. Ryder
Admin

Fecha de inscripción : 04/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Mike R. Shepherd el Sáb Mar 02, 2013 6:34 pm

Fraternidad Omega Chi# 22:39


- Billy solo es el fin de semana, no me pasará nada, no pienso hacer nada malo. Te traeré algo de recuerdo y podrás ver las fotos...-

Intenté excusarme ante él pero todo parecía que no estaba a gusto con que me fuera con mis compañeros. Y algo me decía que porque fueran a ser con el resto de los Tau, no quería que yo fuera. Solo íbamos a ir Leo,Máximo el sobrino de Aaron y Aaron. No es que fueramos los 3 mosqueteros y D'Artganan. Aunque prácticamente me eché a reír al pensar en esa idea... si bien cada uno de los cuatro encajábamos en los papeles de esos caballeros franceses. Y a Francia era precisamente dónde no íbamos a ir, Mónaco nuestro destino no pertenece a Francia.

Fraternidad Kappa Tau 00:23

Tras despedirme como mejor podía de Billy me puse a preparar una maleta rápida para este viaje tan inesperado y que evidentemente me pilló por sorpresa. Al menos que quedaba la sensación de que no tenía nada importante planeado para el finde, no hay exámenes a la vista, no hay nuevos aspirantes a la frater, el papeleo está al día y no hay reservas de fiestas que atender. Lo único que tuve que ordenar era el cargo a Alonso, que era de los que quedarían en Nueva York, el más responsable, dentro de lo que cabía. Siempre he tenido muy presentes a Leo y Aaron para todos los temas de la fraternidad, porque aunque en un tiempo pasado, fuese Aaron y Leo y yo intervinieramos, él me pasó a mi el testigo, y Leo seguía a mi lado para atender mis dudas.

00:45

Aún no tenía preparada la maleta, simplemente había decidido qué cosas me podría llevar, solo decidí la ropa interior, los zapatos y las camisas. No sabía que trajes meter y qué corbatas o accesorios incluir, Mónaco lo que se refería era un sitio de dinero y alta costura. Cosas de las que siempre he sido ajeno y bastante pasota, nunca me he dado a parecer por las fiestas elegantes, los eventos de caridad o las grandes cenas de Navidad, como buen chico de barrio como me criaron mis abuelos. Pero ese Michael que vino hace 3 años a Brown no sigue igual, tampoco lo era el Michael que estuvo en Navidades de 2012 en Rosshire celebrando el año nuevo. Todo mi yo había cambiado mucho, y gané cierto interés por darme más a conocer en sociedad, por lo que vigilaría mi aspecto y modales, incluso estando con los peores de la universidad en el extranjero. Pero veinte minutos después logré empaquetar toda mi ropa y si veía que necesitaba algo más, solo debía hacer golpe de tarjeta de crédito.

Cogí mi teléfono y preparé una alarma para despertarme sobre las 5 . Con tiempo para cogerme un taxi para el aeropuerto y no llegar a destiempo, hubiera cogido mi auto, pero pasaba de molestar a alguien para que lo recogiera después y ni loco lo dejaba ante el público sin seguridad. Me acosté y tras dormir unas cuatro horas me desperté con una motivación increíble. Sin duda Dadyy Yankee fue acertado en esta ocasión. Me di una ducha rápida y me sequé el pelo con velocidad porque siempre soy de los que llegan tarde. Pero cuando terminé aun no había llegado el taxi de la reserva de anoche.

Aeropuerto# 6:09

Me bajé del taxi y en apenas dos minutos ya tenía el taxi a doscientos metros, las maleta cargada en un carro y un café en las manos, el tercero de la mañana. Cualquiera me llama adicto, a saber por qué. Busqué al resto del grupo: D'Artagnan,Porthos y Aramis, pero solo encontré a los dos primeros, Máximo y Aaron. Me terminé el café de camino y aparqué el carro a un lado y pasé a saludarles.

- Joder, Aaron la próxima que me hagas levantarme así te pongo los huevos por corbata, no he dormido apenas... - Gruñí como un perro fiero, pero honestamente le estaba tomando el pelo. Les di un abrazo a los dos y me senté junto a Max en la barra, como no pidiéndome un café.
- ¿Y me explicas ahora el motivo de este oportuno viaje? No sé, una semana antes no habría venido nada mal, tú verás los demás tenemos otras vidas ¿No piensas como yo Max? - Miré a Aaron mientras apoyaba mi brazo sobre el hombro de Maximo. Tras preguntarle a Max le miré sonriente intentando que me diera coba y se pusiera de mi lado Alguna explicación habría de haber para tanto ajetreo. Desvié la mirada a la entrada por si aparecía la figura de Leonarth, quien por teléfono me dijo que el aviso de viaje, sí le había jodido.



Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Leonarth O'Donell el Lun Mar 04, 2013 9:12 am

Loft, 00:30 am.

Hacía tiempo que no mantenía relaciones sexuales, ¿Cuánto? Un mes, dos, ya había perdido la cuenta, y no por alardear, pero casi siempre recuerdo todas las locuras que hago bajo las sabanas. En esta oportunidad estaba con dos alemanas de intercambio, pero eran de Yale, muy ricas, curvas que prenden fuego, senos impresionantemente grandes, naturales, como me gustan a mí, y no las operadas, ¿con que necesidad? La mujer en si es un deleite, no es necesaria una operación de ningún tipo.

Mi celular vibraba de tal manera que me era insoportable, apenas estábamos toqueteándonos algo tomados con las alemanas, entrando en calor, una de ellas tomo mi celular, y coloque mi mano en su muñeca –nunca, toques mi celular…- le dije de manera amenazadora pero sin perder mi toque sensual en la voz. Bese sus labios y observando la pantalla del móvil era un mensaje de Aaron –estúpido Ryder- pensé en llamarlo para mandarlo a la fregada, pero al final mire su mensaje. Me senté de golpe en la cama ¿MONACO? Este hombre estaba loco, irnos en medio de clases al país vecino Europeo. Le respondí de manera algo grosera pero para que entendiera que estaba algo “ocupado”. De todas maneras dije que sí. Iría de viaje con Mike, él y ¿Máximo? Sé que es familiar de Aaron pero poco se de este nuevo KT. Tratándose de un Ryder, no iba a dudar que fuera buena gente. Como lo son Aaron y su prima Natalie. Enseguida escribí otro mensaje a Mike y después si deje mi móvil para ponerme en acción.

5:30 marcaba el reloj despertador, mi cabeza daba vueltas, las dos chicas estaban abrazadas entre si y yo allí todo abierto de piernas, desnudo, cubierto apenas por las sabanas. Ellas se acomodaron y dándoles un besito en sus mejillas las abrace haciendo buen trió –despierten hermosuras, ya me tengo que ir a trabajar- estaba claro que no iba a decirles que tenía que hacer, no me gustaba dar explicaciones. Ellas se vistieron y pague un taxi a cada una, dejándole buena propina al chofer –y déjelas en sus casitas- guiñándole el ojo a las chicas en el asiento trasero, golpee dos veces el techo del vehículo amarillo y este marcho.

Entre a mi departamento, me di una ducha rápida. Mike y Pía no estaban. Pero a Mike lo iba ver en el viaje de fin de semana, y a Pía hace tiempo que no la veo. Deje una nota sobre la mesa ratona de roble que estaba en el medio de la sala que decía para la empleada que no se olvidara de darle de comer a “Rowlie”, un pececito que me había comprado hace unos días en una veterinaria. Me gustaban las mascotas, si fuese por mi me traía a Charley, mi perro, al loft, porque era muy grande, un Bloodhound color marrón oscuro. Mi compañero fiel desde que vine de Paris.

No pensaba llevar maletas, iba a comprarme todo un guardarropa nuevo. Y de seguro le terminaría regalando algo a los chavos. Pero eso en Mónaco. Luego de bañado, cerré la puerta, me puse un abrigo, lleve mi celular y la black berry, entre otras cosas personales, eso solo en una maleta de mano color negro.
Tome un taxi, si iba en mi coche no tendría donde dejarlo, este viajo rápidamente. Faltarían 5 minutos para nuestro encuentro con Aaron, Mike y Máximo en el aeropuerto y embarcarnos a una nueva aventura.

Aeropuerto, 6:01 am.

Bajándome del taxi, lo primero que hice fue entrar en una tienda de relojes carísimos. “Baume et Mercier” mi relojería favorita desde que tengo memoria. Allí compre un buen reloj a Aaron, confiando en mis gustos, le gustaría sin chistar. Pague por la mercancía y me fui a la cafetería que era donde estarían los demás.

Y allí estaban los 3, esperándome a mí para irnos, ¿a qué hora saldría el vuelo? Observe el panel de vuelos y este salía a las 7. Estaba a tiempo, por suerte, pero la resaca no se me iba. –Chavos…- dije de manera desanimada, les di un abrazo a cada uno, primero a Mike y luego a Aaron, y un apretón de manos a Máximo. Tanto no lo conocía, pero ya tendría tiempo de hacerlo –Un gusto, Leonarth, pero puedes llamarme Leo, solo por ser un Ryder- observando la muñeca de Aaron, en ella había un reloj ya. – ¿Con eso piensas ir a Mónaco?- quitándole su reloj, se lo guarde en el bolsillo del pantalón y desenvolviendo el nuevo reloj se lo coloque en su muñeca –un detalle de mi parte, no voy a permitir que vayas con cualquier cosa- con mi tono de burla avente el envoltorio del regalo a la basura y pregunte -voy a pedirme un café negro ¿gustan?- me levante y parándome frente a una máquina expendedora, apreté el botón de café negro. Necesitaba cafeína, o más alcohol. Ya que lo único que tenía era a mis amigos, necesitaba los vicios.

Saliendo el liquido negro de la maquina cayendo este en el vaso de plástico blanco, le puse un poco de azúcar y me volví con los demás, estaba caliente, el vapor emanaba desde su interior. –El vuelo sale a las 7, ¿primera clase Aaron?- mire a Aaron. La respuesta era más que afirmativa por su parte.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 27
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Maximo B. Ryder el Mar Mar 05, 2013 9:32 am


4:00 A.M.

Este viaje me ha tomado por total de sorpresa, me alegraba mucho que mi tío Aaron me hubiera invitado a ser parte de este mismo, porque me sentía querido y era lo que quería al fin de cuentas quería ser parte de su vida así como parte de la vida de mi tía Natalie, aunque tenía una semana apenas en América aun no me acostumbraba a la zona horaria que le pertenecía a este continente, aún estaba despierto como si viviera en Londres, y ahora volver a Europa se me hacía tan interesante y divertido, anteriormente había ido a Mónaco pero no con la edad suficiente para entrar a los casinos, ahora que tengo la mayoría de edad más 15 meses más será posible entrar a estos magníficos lugares de los que tanto se hablan, que son hermosos por dentro y que se pasa muy bien con amigos, aunque las otras cosas que encontrare ahí son diversiones de las cuales no voy a poder practicar con un amplio gusto como lo harán mi tío y sus amigos, tales como emborracharme y perder el control mientras eso pasa, estoy consciente de que algo pasara en lo que estoy ahí bajo el cuidado de Aaron, más sin embargo todo lo que quería era pasar ese tiempo agradable, era todo lo que sentía que debía hacer. Mi maleta estaba lista desde que recibí el mensaje de mi tío, pero no podía dejar solamente él lugar sin avisarle a Natalie, sería muy descortés de mi parte luego de que me abrió las puertas de su casa hospedándome aquí antes de que entrara a la universidad por lo que me permití escribirle una carta explicándole la situación y porque no le podía avisar antes, al igual que mi abuela le escribí otra carta pidiéndole que no se preocupara por mi tío o por mí, que estaríamos bien; conocía bien la fama de mi tío de irse inesperadamente como ahora así que todo lo que haría sería avisar formalmente donde estaría mi ubicación, si mi padre llamaba esperaba que no tuviera ningún problema porque no le había pedido permiso, nunca había hecho algo como esto y estaba muy nervioso pero al mismo tiempo muy exaltado y emocionado. Tome mi abrigo, apague la luz de la mesa donde estaba escribiendo, tome también mi maleta para esperar en la parte de abajo para no hacer esperar a mi tío en bajar o a sus amigos si era que estaban en el aeropuerto, me puse el abrigo para salir a la calle a mandar las cartas correspondientes que esperaba llegaran en la mañana o en el transcurso del día, camine menos de media cuadra por la calle buscando un buzón y al encontrarlo puse las cartas dentro de este y regrese al departamento de mi tía, ahora solo me quedaba esperar a que llegara Aaron por mí. En el lobby del edificio de los departamentos el guardia ya estaba despierto, tome el periódico y me senté en el sillón que estaba para esperar en el mismo lobby, paso el tiempo y no me preocupe por la tardanza o estar mirando el reloj cada minuto, solo me dedique a leer hasta que mi tío entro por las puertas de cristal y me hizo señas para irnos. Me levante tomando mi maleta y deje el periódico al velador de turno despidiéndome de el con una sonrisa y un “Tenga un buen fin de semana” y así junto con mi tío irnos al aeropuerto a esperar el vuelo y a sus amigos. Gracias por invitarme Agradecí en el camino sabiendo que me diría que olvidara las formalidades y mi edad, entre otras cosas.

5:45 A.M.

Al llegar al aeropuerto un chofer ya nos esperaba para partir en el automóvil el cual dejaríamos por transportarnos en un avión, todos los amigos de mi tío llegaron al dar las 6:00 poco a poco y yo mientras estaba esperando en la barra del bar tomando un té negro, aun no estaba acostumbrado a beber el “café americano” no era algo que yo acostumbrara, el primero en llegar fue Leonarth D’Oconell estreche su mano con una sonrisa sin bajarme del banco en donde estaba bebiendo mi te Es un gusto conocerle Leo, gran amigo de mi tío Aaron, llámeme Max si así gusta. solo fue la presentación y deje que Leo y mi tío hablaran como buenos amigos aunque para mi pareció algo extraño la manera en que se trataban yo solo me dedique a beber mi té hasta que a los pocos minutos llego el líder de la fraternidad a la cual pertenecería, llego como abrumado, cansado, bueno ambos amigos de mi tío llegaron así, Mike Shepherd era el nombre del rubio líder de Kappa quien al llegar mi abrazo en forma de saludo el cual yo correspondí bajándome del asiento donde estaba, ya que así no interrumpía nada Fue algo muy apresurado pero me alegra mucho poder hacer este viaje no sabía que responder solo sonreí y ya habiendo acabado mi té deje que Mike tomara confianza en mí poniendo su brazo en mi hombro, era algo sencillo que no me molestaba en lo absoluto, si íbamos a compartir este viaje sería mejor que me fuera familiarizando con cada uno de ellos. Son de confianza para mi tío y sus amigos pueden ser mis amigos Sera mejor que nos vayamos acercando para hacer los papeles de documentación sugerí tomando mi maleta poniéndola sobre el hombro y esperando para caminar al lado de ellos.



Maximo B. Ryder
NEVER OPENED MYSELF THIS WAY LIFE IS OURS, WE LIVE IT OUR WAY ALL THESE WORDS I DON´T JUST SAY AND NOTHING ELSE MATTERS
By ∑Θ

avatar
Maximo B. Ryder

Fecha de inscripción : 14/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Aaron F. Ryder el Miér Mar 06, 2013 3:05 pm

El primero en llegar fue Leo y lo recibí con un abrazo muy fuerte y con una sonrisa sincera- Oh eres un cabronazo- dije levantando mi mano y viendo ese reloj el cual quedaba perfectamente con mi persona, era hermoso y de muy buen gusto –pero esto no quiere decir que te vaya a soltar mi tesorito wey- me reí -Gracias Bro, me encanto - me senté de nuevo enseñándole al reloj a Maximo, después llego Mike y de la misma forma lo abrace y lo estruje contra mi sonriendo de oreja a oreja- Wey no te enojes véanlo Asi, este viaje es una aventura- les sonreí y después de que Leo fue por su café yo les explique levantándome y acomodándome el saco – Pues sí, el avión sale a las 7 , de la mañana y es un avión privado Asi que si nos retrasábamos no importaba , realmente no había ningún otro cliente- sonreí y junte mis manos – entonces…- separe mis manos y comencé a caminar en círculos como si me fuera a regañar a mis mal educados hijos y los fuera a reprimir de una forma severa- Ustedes están aquí por una simple razón…- dije como si fuera el presentador de alguien – Han sido seleccionados para una prueba, la prueba final…en este campeonato llamado “Mortal Kombat” – levante las manos y me eche a reír y negué con las manos abriendo las palmas y sacudiéndolas a los lados negando con estas al igual que con la cabeza- no ya, ya perdón – reí un poco más y me puse la mano en el pecho para dejar de reír con mis tonterías, realmente con las personas que me agradaban era completamente diferente pasaba de ser un payaso prepotente a solo ser un payaso y ser “cómico” con mis amigos, era dos personas totalmente diferentes, este Aaron era el que debería ser siempre pero no todos tenían el privilegio de conocerme de tal manera y no lo permitiría inclusive ni Cassandra ni Natalie conocían mucho esta parte de mí y por el momento Asi yo lo sentía adecuado en verdad, no tenía motivos para dejar que todo mundo conociera a esta parte de mi al cual solo guardaba para mis amigos – Ya hablando enserio chamacos, les quiero pagar- deje mi mano en el pecho y les hice una pequeña reverencia con la cabeza- Leonarth , Mike, ustedes estuvieron ahí cuando más necesitaba de un amigo, si sé que yo te aleje a ti Leonarth y así fue como me ayudaste, de no mantenerte lejos te hubieras metido en problemas y yo me hubiera vuelto loco- le sonreí y después señale a Mike – Y tu Mike, bueno que te puedo decir, si nos llevamos siempre bien, somos hermanos de fraternidad pero aun Asi pisaste terreno peligroso y pusiste tu prestigio en duda por mí y me apoyaste sin tener una ganancia enfrente y te lo agradezco tanto como no tienes una idea, gracias ti logre salir de ahí, gracias a ustedes estoy disfrutando de aquella oportunidad que se me estaba arrebatando- me quite la mano del pecho y mire a Maximo- Y tu?...- sonreí de medio lado- Se sabe que para ser un Kappa Tau se deben hacer pruebas para mostrar si eres digno y querido hijo mío, si tú ahora líder me lo permite- mire a Mike y levante una ceja sin borrar aquella sonrisa- Yo Aaron Ryder , tu perfecto y guapo tío te hará la prueba como miembro honorario de los Kappa Tau- levante una ceja mirando a Leo y a Mike – Digan que si cabrones! Si o no soy miembro honorario?- me reí y mire a Maximo- Y bueno no hay mejor lugar como Mónaco para esto, te pudo llevar a las Vegas pero la verdad es que se me hace tan vulgar ese sitio, solo eh ido ahí ebrio y aun Asi es vulgar a mas no poder- me acerque a él y mire a los otros dos- Todo esta listo allá, tengo el hotel, es una suite con 4 habitaciones Asi que no empiezan de gays nadie se queda con nadie y así si quieren llevar a alguien con quien revolcarse lo podrán hacer sin temer que nosotros lo escuchemos – sonreí y mire la hora en mi reloj – Leo tiene razón, deberíamos ir a registrar el equipaje de una vez para que no nos agarren las carreras- me acerque a Maximo y le puse la mano en el hombro – No harás nada que nosotros no hemos hecho antes, Leo y Mike son de mi entera confianza y ellos te cuidaran así como me han cuidado a mí, excepto aquella vez en la fiesta en la cual me dejaron ahí ebrio en el cuarto de esa chica sin saber que hice- me quede pensando- pero estoy vivo es lo que cuenta así que de una ves te digo, tomaras, fumaras si quieres te drogaras y cogerás! Sobre todo eso último, por eso se hace este viaje, porque quiero liberarlos de todas sus tensiones- mire a los tres- sé que fue precipitado pero si no lo hacia Asi y esperaba a que ustedes me dijeran cuando jamás íbamos a salir de América y en verdad que ya estoy harto de todo aquí- gire los ojos divertido y me puse la maleta al hombro – Asi que si gustan mis jovenes y calientes aventureros, Mónaco recibirá una sacudida verde- comencé a caminar y al paso que daba subí el puño adelantándome y grite – Los Kappa Tau van a Mónaco Jijos de la fregada!- me reí y segui caminando para ir a registrar las dichosas maletas, si podría ser todo un niño cuando me lo proponía, pero ya tenía tantas ganas de este viaje como nadie tenía una idea.


My Beautiful Twisted Mind
Aaron F. Ryder

avatar
Aaron F. Ryder
Admin

Fecha de inscripción : 04/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Mike R. Shepherd el Miér Mar 06, 2013 5:11 pm

Cuando me acerqué al grupo de Brownies pude ver de lejos como Leo tiraba un reloj a una papelera. Ni pregunté ni le dí muchas vueltas, porque el francés era así de hacer muchos regalos de imprevistos y pocas veces se le podían negar. Yo desde luego no negué el mustang. Ya al llegar yo, estabamos completos, y entonces Aaron se nos puso a explicar los motivos del viaje tras yo encararle con mi humor su finalidad. Y para variar hizo el payaso.

- ¿ En serio? ¿ Y tú vas a pelear o eres de los que miran o juez?- Respondí alegre mostrándome sorprendido y desconcertado, señalando al mayor de todos estando yo separado de la barra ya y del sobrino, sobrino que ahora era parte del grupo por ser un nuevo Tau. Así pues Aaron nos dio a saber que el viaje a Mónaco era en agradecimiento de quienes le ayudamos -Leo y yo- al moreno que siempre estuvo a su lado y al rubiales que casi se mete en líos saltandose al menos quince leyes nacionales e internacionales. Todo sea por ayudar a los colegas, somos intocables algunas veces, y el que seamos conscientes de ello nos da excesiva seguridad, pero para eso mantenemos la cabeza fría, yo lo hice mientras el rescate de Aaron del sanatorio.
- No seas pelota Ryder, ¿Para eso estamos o qué?- Le devolví la sonrisa y me coloqué la chaqueta mejor. La temperatura se estabilizaba y sobraba la ropa.

Hice un gesto moviendo la mano mirando a Máximo y después a Aaron, indicándole de que le
cedía el turno para la iniciación de Max. Siendo el aspirante que era, su solicitud fue aproba en tiempo -1, el apellido Ryder le dio un pase completo, pero eso solo era la primera parte. Aún le quedaba demostrar el respeto, la pasión y el orgullo de Kappa Tau.- En realidad, eres ex-miembro.... pero te dejamos ser miembro honorario... porque nos das pena... y te queremos tío.- Gradué mi tono de voz, que comenzó en un murmullo y después superé el tono normal. Mientras Aaron charlaba con Max yo miré a Leo .- Mejor Mónaco que las Vegas... allí al menos no me casaré con el primer camarero que vea...- Solté una risa dándole un codazo a O'Donnell antes de moverme para coger mi carro del equipaje. Me subí sobre él sin pisar la maleta, y apoyando mi trasero sobre una bandeja del carro. - Qué menos que un vuelo privado para KT, pero claro, yo en los vuelos privados no conozco a nadie divertido... al menos no habrá gordas que hablen todo el rato...- Miré al infinito recordando malos viajes mientras iba de un lado al otro del atlántico, no eran buenos recuerdos.
- Leo, dale caña y empuja de mis maletas, vamos.- Le dije al francés con humor y cachondeo. En un momento desvié la mirada a Max. - Fíate de nosotros, que abandonamos a tu primo por plasta, pero en realidad somos buenos tíos. Y Fíate de mi, que estos dos nunca recuerdan don dejan las llaves del coche. - le dije al más joven de nosotros. Ciertamente eramos tan familiares como los Mosqueteros, y Max sería el joven al que puliríamos, Máximo tenía esos genes genes de los Ryder por pulir, pero seguía siendo un caballero inglés que no se atrevería a excederse en nada. Pero eso lo solucionaríamos.

Al final Leo con su gran carácter no me empujó el carro, pero me dio un golpe que me movió sobre las ruedas para el frente.
-¡Vámonos a Mónaco Cabrones!- Grité con fuerza por el aeropuerto con los brazos en alto, casi con la misma euforia de Aaron. Y después me bajé del carro y me acerqué a Leo . - ¿Tú has ido alguna vez a Mónaco? Porque yo lo que es Europa solo he estado por Holanda.... y allí no hay nada de casinos, todos son putas y drogas.... pero en Mónaco hay más casinos... y más lujo... menos locos que en las Vegas, pero para eso ya estamos los 3 ... Cuatro ¿No?.-- Dije mirando a los chicos, uno tras otro. Nos movimos todos y llegamos pronto al mostrador en el que paró Aaron. Si tenía una línea privada y podríamos salir cuando quisieramos lo mejor era llegar pronto.



Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Leonarth O'Donell el Vie Mar 08, 2013 8:04 am

Lo primero que se me ocurrió regalarle a Aaron, siendo que él no esperaba algo de mí, fue un reloj hermoso de mi relojería favorita de primera calidad. Se lo coloque en su muñeca y este enseguida hizo un comentario baboso que me coloco una sonrisa en mis labios, además de la que ya tenía porque iba a hacer un mega viaje con mis brothers KT, algo que deseaba hacer hace mucho tiempo ya –no tu tranquilo wey, eso nos tocara en la suite del Hilton- le guiñe un ojo y este saludo a Mike. Al parecer llegamos casi al mismo tiempo.

Al regresar con mi café Aaron empezó a hablar sobre el viaje, tendríamos un jet privado para los 4, no había clientes que tuviesen que viajar en este momento. –Imagino que las mozas son de primera- codee amistoso a Máximo quien estaba a mi derecha. Pero cuando Ryder dijo algo sobre Mortal Kombat, me atragante con mi café y este provoco que comience a toser de forma histérica, casi ahogándome –eres un imbécil Ryder, si me mancho vos me pagas una camisa nueva- entre todos nos reíamos de aquel papelón que me hizo pasar Aaron con su comentario.

Ryder prosiguió con su discurso del porque de este viaje. Sonaba bien la paga por nuestros “servicios sociales” – ¿este es el momento que te pondrás de cabron y nos contaras anécdotas de tu vida?- bromee con aquello aunque ya teníamos que partir. Termine mi café y avente el vasito de plástico a la basura. –Yo tengo solo un bolsito con cosas personales, esperen…- me levante y parándome por detrás de Aaron tome una fotografía de todos los KT y ex KT. –Listo, quiero un recuerdo antes que entremos en la cárcel y nos reporte la Europol por ataques terroristas masivos al casino- guarde mi celular. Era una broma lo que estaba diciendo, claro está.

Luego de escuchar las bromas de Mike, este me pidió que le empujara en su carrito, como si fuese un niño pequeño. Al principio lo iba a mandar a la fregada pero después me arrepentí y le di un fuerte aventón empujándolo algunos metros adelante –maneja con cuidado que este coche tampoco tiene frenos wey- le grite recordando aquella mala racha que pasamos cuando nos atacaron en el bar. Me acerque hacia Mike, y este pregunto si yo había estado en alguna oportunidad ya en Mónaco. –Si, pero cuando era un crio de 9 o 10 años, no eh estado en un casino de Europa, bueno, miento, en Paris si, pero el resto no, ¿Cuándo me llevaras a Escocia? Te juro que muero por probar la cerveza de raíz nativa de tu país- de solo pensar en eso y las hermosas rubias que allí Vivian, Escocia era un paraíso -¿Menos locos que en Las Vegas? ¿Acaso estas tan bien informado sobre lo que es el territorio de la corrupción? No Mike, Mónaco hay mucho loco suelto, y peores que Ryder- susurre pero en tono alto para que este me escuchara, no lo decía para ofenderlo, pues yo era de los pocos que si conocía a Aaron Ryder en plan “locura extrema” y este también conocía mi lado bipolar, que hasta el momento, solo mis padres… conocen.

Me detuve frente a la tienda de recuerdos. Me quede quieto, en silencio, los chavos seguían caminando y yo estaba allí, recordando parte de mi pasado. Aquel viaje que hicimos con Jenny a Paris cuando ella no conocía. Este lugar en especial me traía recuerdos. Parecía que el tiempo se congelaba para mí cuando me pasaba por este lado. –Jenny…- pause mis palabras, ahora no podía odiarla, no cuando ella lo que intentaba hacer era ayudarme después de todo, sabiendo mi oscuro secreto, y siendo la única persona, después de Aaron Ryder, que me conocía en su totalidad. Cerré mis ojos, una impotencia recorría mis venas, estaba un poco desorbitado. Molesto. Pero conmigo mismo, porque por mi culpa, ella estaba muerta. Sí, mi culpa, y no la de Sean Baudelaire.

Volví en si cuando mi celular comenzó a sonar, ¿No lo había apagado para hacer nuestro vuelo? Atendí “-Podrás escapar de Estados Unidos, pero tu y Ryder están en la mira desde ya, cuídense, pues este puede ser su último viaje juntos-“ mis ojos se abrieron como platos, mire fríamente a Aaron quien estaba con su sobrino. Se me helaron las manos. ¿Quién sabia de nuestro vuelo? No podía armar un escándalo. Pero al llegar a Mónaco, me pondría en contacto con un fiel amigo Parisino que me prevería de armas. Este viaje no será del todo agradable pero no voy a volverme con las manos vacías.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 27
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Maximo B. Ryder el Lun Mar 11, 2013 6:34 pm

Mi participación en la plática era muy nula en este momento, yo no tenía mucha manera de decir algo porque sentía que estorbaba, en parte era en mala educación atender a algo cuando no te llamaban, son amigos de mi tío y solo los conocía de un par de minutos y ahora en una formal presentación pero no se podría hacer mucho, Leo codeo mi cuerpo cuando dijo que abría aeromosas muy hermosas yo solo sonreí ya que eso en un momento dado no me importaba que tan hermosas sean por fuera bueno casi nunca importaba, hasta que mi tío dijo que era un mortal kombat, me quede tomando mi maleta y luego gire hacia la derecha donde estaba Mike y luego hacia la izquierda donde estaba Leo, di un paso hacia atrás para que yo no me viera implicado en esa pelea si era que realmente fueran a pelear, y aunque realmente sea cierto no era mi pelea, seguramente yo iba de mediador. Pero ya después de que los otros dos reclamaron a las bromas de mi tío yo solo sonreí viendo que era ciertamente este viaje, era un buen gesto, uno del que yo iba a ser parte hasta que menciono de mí, hacer pruebas para entrar a la Kappa Tau, volví a mirar a mis lados, y me señale a mí mismo ¿Yo? Pero nadie me dijo absolutamente nada de lo de la iniciación… además… eso no parece ser apto de realizar en Mónaco según he visto las películas estadounidenses dije más como defensa de que no quería que me pusieran a hacer algo parecido como en “American Pie” “La casa de las conejitas” entre otras películas que existían, no comprendía realmente cual era ese propósito, fue cuando capte la atención de todos los miembros de mi ahora aparente fraternidad que me pondrían a prueba. No quería saber qué clase de cosas me pondrían hacer… sería un largo vuelo.

Solo subí mi maleta al carro del equipaje no era gran cosa lo que traía, solo una maleta de mano y una de ruedas que fácilmente ambas cabían en la parte de arriba del avión, solo camine siguiendo a estos ya que yo no conocía por donde era que íbamos a ir, técnicamente seguíamos a tío Aaron, en ese momento mi celular sonó con el característico timbre de Coldplay “Paradise” era mi abuela, ¿Qué hacía? ¿Qué hacía? ¿Qué iba a hacer? Mire para ambos lados sabía que me iba a interrogar pero no quería ser interrogado no podría contarle todo lo que tenían planeado y que íbamos a hacer, por lo que lo puse en mi maleta, y lo puse en silencio para que no molestar a nadie ¿Qué es lo que me pueden poner a hacer? Digo como prueba para Kappa Tau, quiero demostrar mi valor para la fraternidad Estaba intrigado y fue más una pregunta general hacia todos, no podía hacer una pregunta o un comentario exclusivo si íbamos todos en un grupo y sobre todo caminando. Pero luego una pregunta más importante fue al aire, mire al suelo y luego espere a que Leo contestara Yo… he estado en Mónaco pero no había podido entrar a los casinos era muy pequeño, pero si he ido a los casinos de Londres y España solo como tema en común, era todo lo que podía comentar en general. Hice una mueca y seguí caminando y saque mi pasaporte del bolcillo junto con los documentos de la aduana que me pedirían, fui el primero en pasar por el detector de metales e igual por el registro de maletas, con las manos en mis bolcillos espere a los demás para subirme al avión; sé que ahora me dijeron que era parte de su “comunidad” pero no sentía que podía ser parte de esta porque no los conocía tal vez realmente necesitaba pasar este tiempo en Mónaco con ellos para hablar más, mientras no quería ser el excluido que iba solo con Aaron por ser su sobrino, quería ser el compañero de Mike y de Leo de manera en que por eso me invitaron, sé que era mi iniciación, así que esperaba que nada de lo que me pusieran a hacer fuera de mi moral, si realmente quieren ser mis amigos esperaba que no quisieran cambiarme.



Maximo B. Ryder
NEVER OPENED MYSELF THIS WAY LIFE IS OURS, WE LIVE IT OUR WAY ALL THESE WORDS I DON´T JUST SAY AND NOTHING ELSE MATTERS
By ∑Θ

avatar
Maximo B. Ryder

Fecha de inscripción : 14/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Aaron F. Ryder el Vie Mar 15, 2013 11:45 am

En verdad la euforia crecía cada vez más en mí y se notaba por mucho, la sonrisa en mis labios lo daba a notar y mi paso apresurado igual- Venga que el tiempo corre y ay no somos tan jovenes!- dije levantando el brazo girándome y solo me encontré con Mike y Maximo, Leo no estaba y cuando lo busque lo encontré en una tienda de recuerdos, sonríe de lado y tome por el hombro a Maximo – Ve al mostrador y pide los boletos, aquí está la clave- le sonreí y después mire a Mike- No tardamos nada si?- di paso hacia en donde estaba Leo y al llegar a él escuche como decía aquel nombre, me pare a un lado de él metiendo mis manos en las bolsas de mi pantalón -A veces el recordar es bueno y más si son momentos gratos- le dije y le puse una mano en la nuca apretándola un poco – pero en momentos como este bro, es mejor dejarlos ahí y no moverlos, sé que duele , pero no puedes seguir martirizándote por algo que paso y no fue culpa tuya – le sonreí y moví un poco su cuello como para despertarlo de ese trance- Esto pasara, tu sonreirás dejaras el pasado ahí y no pensaras en esas cosas de nuevo, vamos a divertirnos nos cueste lo que nos cueste si?, venga vamos que los chicos ya están en el mostrador- lo jale por la nuca para que se girara y Asi ir al encuentro con Mike y Maximo – Ellos no saben todo Leo y es mejor que se quede Asi, cambia esa cara por favor, vamos a pasarlo bien ya lo veras- dije sin mirarlo y mirando hacia en donde estaban los otros dos – venga qué? Todo listo?- dije al llegar al mostrados, la hermosa chica que los había tendido me miro y sonrió “- En el momento en el que deseen abordar lo pueden hace, el piloto está arreglando unas ultimas cosas y no le llevara más de 10 minutos, así que si gustan síganme caballeros- me pase hacia enfrente de todos – será un placer seguirte- dije mirándola de arriba abajo y cuando ella empezó a caminar contoneando sus caderas me gire a ellos y en “mute” les dije “esta buenísima”, me reí por lo bajo y acomode mi mochila en el hombro, llegamos a la puerta para salir a la pista, el avión no estaba lejos de ese lugar y como era un avión privado no era necesario subirnos a esos túneles los cuales te llevan al avión, en lugar de eso solo caminamos hasta en donde estaba el dichoso armatoste que nos llevaría a Mónaco – Según lo que tengo entendido todo esta listo, Champagne, whisky, vodka, Cogñac y comida oh claro y lindas mujeres que nos sirvan y hombres igual- mire a los tres dándole la espalda a el avión, pi pie choco con la escalera y me gire para no caer, me subí unos 5 escalones y me gire para ver el aeropuerto y jugando y con una voz melodramática bastante fingida dije – Adiós América, no te olvidare, prometo regresar, eso si no se si lo haga con una prohibición de pisar Mónaco de nuevo- me lleve la mano al pecho y entre al avión, el avión era acogedor con tonos crema y detales en caoba , muy lindo a decir verdad, las famosas azafatas nos estaban esperando ya cada una con una copa de champagne y otras cosas más como toallas calientes y bocadillos-muy buenos días- dije mirando a cada una de ellas, pero a mí la que más me llamo la atención fue una hermosa pelirroja de ojos grises Asi que fui hacia ella- Esto…todo esto es mío- la mire de arriba abajo y vi como el color se le subió- Anden chicos sin pena – dije señalando las copas que estaban sostenido las otras chicas , en cuestión de segundos e piloto apareció anuncio una disculpa y que ya saldríamos apenas y él se acomodara, yo asentí y levante mi copa mirando a esos Tres – Maximo, esta es tu iniciación y que mejor que hacerla con el Líder y el sub-líder de tu fraternidad, ahora bien, salud por tu renacimiento hijo mío- le dé levantando al copa y brindando dando un largo trago a esta copa casi acabándomela, el piloto anuncio por la bocina que debíamos abrocharnos los cinturones y que solo disfrutáramos del viaje, que todo lo que pidiéramos estaba a nuestra disposición – perfecto entonces, vámonos ya! Que mis cuentas están repletas y quiero perder unos cuantos miles en los casinos, mujeres y bebidas- me reí y me senté en uno de los asientos pegados a la ventana, ese lugar venía acompañado de otro más y dos más al frente separados por una mesa de madera tallada de forma hermosa , mire a Mike y a Leo y despeus a Maximo – Maximo que es lo que debes ser como un Kappa Tau?, cuáles deben ser tus cualidades?- dije cruzando al pierna despeus de abrocharme el cinturón, sonaba muy payaso a decir verdad pero quería que me dijera que en efecto dejaría de ser solo por ese fin de semana el niño educado el cual solo le hacía caso a su padre, se nos podría tachar de alcohólicos vale madres, pero no era Asi, bueno si un poco pero no era tan malo y menso despeus de merecer un viaje como este , el avión comenzó a moverse y yo me emocione –ah!! Vamos a morir estrellados!- dije en broma y levante mi copa para que me sirvieran mas –Mónaco no sabe lo que le espera, Asi que no me hagan quedar mal mínimo unas 4 horas en prisión si debemos pasar- me reí aún más y espere a que me llenaran la copa.


My Beautiful Twisted Mind
Aaron F. Ryder

avatar
Aaron F. Ryder
Admin

Fecha de inscripción : 04/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Mike R. Shepherd el Vie Mar 22, 2013 5:51 pm

No tuvimos problemas ninguno de nosotros para llegar al aeropuerto, fuimos llegando con forme queríamos, siendo yo el último en venir pero no por ello el más nervioso.El ambiente entre nosotros siempre ha sido placentero y jovial, nunca hay mal rollo y todo es constante interacción, salvo por el pequeño Máximo - pequeño y atractivo Máximo-, el sobrino de Aaron que se nos unía al grupo y a la fraternidad. Se podría decir que este viaje tenía doble sentido, el que Leonarth y yo disfrutásemos de unas vacaciones improvisadas, y la iniciación del menor.

No perdimos tiempo - cosa que no podríamos permitir ya que volaríamos con una compañia privada gestionada por Aaron- pero tampoco teníamos prisa, nos tomamos la velocidad suficiente para tomarnos un café o pararnos a mirar recuerdos y a hacer fotos, y esto lo he de decir por Leo, ya que yo me entretuve en subirme a un carro de equipaje de maletas en el que había metido mi maleta. Una maleta con cien mil camisetas diferentes , 3 vaqueros y un perfume, porque teniendo a mi lado a los más pijos de la universidad algo me dejarían, ya que por suerte tenemos casi la misma talla a pesar de que ninguno compartamos edad.

- Pero tío ahora voy sobrio... y esto no tiene volante. ¡No es tan difícil! - No presumiré de ser piloto de rally Dakar, pero cualquier máquina de 2 o 4 ruedas se me da bien manejarla incluso con décimas de Alcohol por mi sangre. Me eché a reír cuando Leonarth me preguntó sobre llevarle a mi país. - ¿Es una cita O'Donell? Porque si no quieres venirte solo conmigo os llevo a los 3 a rastras hasta el norte de Escocia. - Bromeé guiñándole un ojo a Leo y luego miré a Aaron - que estaba de espaldas- cuando Leo le mencionó. - Pero tío, en Mónaco no te ampara la ley matrimonial, no quiero venirme con una vieja gorda atada al dedo por emborracharme...- Comenté con desgana y horror. Lo peor que tenía las vegas era aquel cuento de las bodas de Las Vegas, lo más excéntrico que oí fue una boda de un hombre con su mascota, un perro.
- Tranquilo Máx, siempre tenemos a un abogado en marcación rápida, así que todo lo que hagas no se te tendrá en cuenta legalmente.- Dije mirando a Max con ánimos. No es que por lo que le comentase ahora los KT fueramos unos ilegales corruptos que hacíamos lo que queríamos sobre la ley - algo cierto era-, pero si nos pasábamos sabíamos tapar los errores y corregir los fallos. - Londres es muy seria... ahí no te diviertirías mucho.-- Dije por decir algo respecto al tema de los casinos, porque como le comenté antes a Leo, he estado en pocos. Le comenté a Máximo en un momento en el que Aaron se fue con Leo. - ¿Tienes miedo Max? No deberías ¿Tienes hermanos? Pues a partir de ahora considera a Leonarth como uno, y a mi lo mismo. - Miré a Máximo con una amplia sonrisa cargada de energía postiva, le di un toque en el hombro y pasé tras él por el puesto de control. No tuvimos líos con el detector de metales, porque directamente no pasamos por él - ventajas del privado supongo- Aaron se nos coló y tras caminar un poco salimos a la pista de vuelo del aeropuerto, y ante mis ojos se veía el jet privado que nos trasladaría a Mónaco. Cuando subíamos la escalinata casi me dio un ataque de risa al ver tan melodramático a Aaron. - Ya tío, no seas llorica, que si no volvemos tampoco se nos ha perdido nada por aquí.- le comenté y levanté mis brazos para empujarle a entrar en el interior de la cabina. Todos fuímos recibidos por las azafatas que nos dieron una copa de champán y nos dieron todo el comfort disponible para el viaje. De pronto todos notamos directamente como Aaron le echaba el ojo a una azafata, y después vino el piloto del avión a orientarnos sobre el tiempo de vuelo.
- Si Aaron se tira a la pelirroja yo me tiro al piloto, y en la cabina.- comenté a mi alrededor sin importarme si oían o no, simplemente como un pensamiento en voz alta o un recordatorio para mi mismo
. -¡Esto se merece un gran brindis!- Alcé la voz de nuevo, junto con mi copa y bridnamos por el inicio de nuestro viaje. Tras eso estuvimos discutiendo quién sería el primero que moriría en el caso de que nos estrelláramos en mitad del atlántico, al más puro estilo de Lost. - ¡Nooo, no puedo morir aún! ¡Soy virgen!- respondí a Aaron en voz alta mientras me movía en mi asiento, evidentemente mentí sobre aquel dato, pero era justamente esa respuesta la que la hacía más divertida. Estar en el asiento del jet no era incómodo, porque parecía un auténtico hotel por dentro, además estos asientos se reclinaban hacia atrás y estaban acolchados. Y Desde primera mañana porque aún no serían ni las siete ya teníamos bebidas en las manos, de mi parte un whisky maltés. - Chicos este viaje acaba de empezar y ya le he echado ojo a uno.- Nuevamente me eché a reír reclinándome en el asiento y colocando mi pie derecho sobre el pie izquierdo y dando un sorbo del whisky.


Última edición por Mike T. Shepherd el Sáb Mar 23, 2013 1:10 pm, editado 1 vez



Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Leonarth O'Donell el Sáb Mar 23, 2013 10:18 am

Ya estaba decidido. Mónaco era nuestra próxima parada como miembros de Kappa Tau, aunque hubiese preferido que vayamos todos los de la fraternidad. Este viaje en particular seria con mis más allegados hermanos KT. Ya no había vuelta atrás, me jure a mi mismo que no dejaría nunca más a Aaron, seriamos inseparables, como Bonnie y Clyde en versiones masculinas, ambos con un pasado similares, y un futuro igual, porque ambos estábamos destinados a estar juntos, claro que si, ambos llevábamos culpa de nuestros errores, el lo superaba más rápido, mientras que yo me atormentaba por estar tan confundido, por eso me refugiaba en el sexo, en hacerle el amor a las mujeres, dos, tres, ya no me iba ese rollo de “el marido fiel” o el de “las orgias no me gustan” porque ahora era otro Leonarth. El que solo Jenny, Sean y Aaron, conocen y conocieron, haciendo hincapié con mi ex novia, la mujer que ame, y que aun seguiré amando. Por más que sea confuso lo que ella me dijo, se que nunca me quiso hacer daño. Estaba más que claro que no soy el novio perfecto, y antes era más pendejo, la madurez viene con el tiempo, no con edades especificas. Por eso supe perdonarla, y por eso, es que a mi retorno de Mónaco iría al cementerio, y a abrazar a su madre de manera tal que supiese que no estaba sola.

Mike, uno de mis nuevos amigos, pero más que eso, somos prácticamente hermanos, porque pude confiar en él, en un momento tan difícil, y lo mismo Aaron con este, no tengo palabras exactas que describan lo que siento por Mike, es algo muy fuerte y nuestro vínculo es algo que vale oro. Y por último, pero no menos importante. Máximo, el sobrino de Aaron, el nuevo KT, alguien muy culto y educado, que sabe expresarse con la palabra, convencedor sí, todo lo que es su tío. No conocía a su padre, pero siendo un Ryder, no hay otra palabra que los pueda identificar, confianza.

Recordar a Jenny viendo aquel puesto de recuerdos me trajo imágenes hermosas de mi pasado con ella. La de veces que pasamos por estos mismos pasillos para viajar juntos, ya sea fuera o dentro del país. Siempre parábamos en este lugar, pues a ella le gustaban los globos de nieve. Tenía una colección, muchos se los regale yo, pero siempre los comprábamos en este lugar. Pensé en comprar uno ahora, pero qué sentido tendría hacerlo, tenerlo para mí mismo y no complacer a otra persona, a alguien que no estaba ya conmigo. Rechacé la idea de comprar.
Fue ahí que llego Aaron, el me entendía, el comprendía mis estados anímicos y lo que significaba todo a mi alrededor, hasta este pequeño recuerdo, se que en algún momento se lo conté.

Siempre lo supe, él es el hermano que mi madre no me pudo dar. La persona que si hubiese estado en mi vida desde pequeños, seguramente hoy tendríamos una vida muy diferente. El me dio su aliento, me dijo muchas cosas, no pude evitar el tener mi momento emotivo, hacia tanto tiempo no tenía contacto físico con una persona que no sea del tipo sexual. Me di la vuelta, asentí con la cabeza ante su petición de no decirles nada a Mike y Máximo sobre lo que “nosotros” sabemos y seguir adelante con el viaje. Ese viaje que le cambiaría la vida a Máximo. El nuevo miembro. Mas no me quedaría de brazos cruzados, extendiendo mis brazos hice algo que capas a Aaron no le gustaría que hiciera en público. Le di un abrazo, pero no uno simple, uno fuerte, enérgico, descargando en el ese amor que sentía, allí frente a la tienda de recuerdos. Sentí el calor de un abrazo, el que hacía mucho nadie me daba. Ya me sentía mejor, el apoyo que me daba Ryder era único. Luego me separe y curvando el extremo derecho de mis labios accedí a caminar junto a este hacia el avión –Gracias Aaron, y disculpa que te eh abrazado, necesitaba un abrazo…- pause mis palabras, solo Aaron conocía mi lado frágil, y solo él quería que lo conociese.

Nos acercamos a los demás, pasamos por los detectores de metales, bueno Mike tenía privilegios al parecer en este aeropuerto, yo no los tenía, igual esta vez no tenía armas, las conseguiría fácil en Mónaco, pero no creo que este fuese un viaje de tiroteo, o tal vez sí. En el momento que estaba por apagar mi celular recibo una llamada –no me demoro- atendí. Era mi madre, deseándome un buen viaje y que cuide mucho de los demás, que ella estaría bien con los Ryder hasta mi retorno. Luego nos mudaríamos juntos a otro lado. Quien sabe lo que el destino me tendría preparado luego de mi retorno desde Mónaco, si es que volvería a pisar los Estados Unidos. –Listo- apague el móvil, luego hicimos el papeleo, entregamos los pasajes, y nos devolvieron las cosas depositadas en bandejas de plástico.

Caminando hasta el avión privado, la amplitud del aeropuerto me impresiono. Siempre volaba en aviones de primera clase pero nunca en privado, estaba acostumbrado a pasar por los pasillos conducidos por una azafata. En esta oportunidad éramos escoltados como si fuésemos de la realeza. Sabía que Aaron tenía mucha plata, inclusive más que la de mis padres. Pero me era tan indiferente el dinero de los demás. Yo no elegía a mis amistades por su “precio” sino por su lealtad. No era ingenuo eligiendo amistades. Solo una vez me equivoque y esperaba no volver a hacerlo. Sean Baudelaire.

Subiendo las escalerillas, Aaron subió primero, luego su sobrino, Mike y yo por último, la manera tonta que Aaron se despedía de la tierra norteamericana fue algo divertido, pero Mike no se quedaba atrás. No pude evitar ver el aeropuerto, el poco de ruta que se visualizaba y los vehículos que circulaban a esta hora por allí. Luego entramos al avión. -¡Au Revoir!- grite viendo como cerraban luego la puerta.

Dentro todo era lujo, demasiado hermoso. Además de cómodo, tendríamos todo. Inclusive sexo, pero no entre nosotros, habían azafatas dispuestas a todo, Mike tuvo la ligereza de decir que se tiraría al piloto, si eso era lo que él quería, yo “cheers” por él. Mucho alcohol por lo que pude apreciar por parte de Aaron. Era evidente, era un vuelo largo, y atravesaríamos el océano. Tendríamos mucho de qué hablar por el camino, pero más aun en nuestro destino. Mónaco. –Esta bonito Ryder esto, de veras que te pasaste con todo esto- tome asiento luego que los demás lo hicieron.

Hicimos una especie de brindis, cada uno dijo lo suyo, menos Máximo, yo no tenía palabras que expresaran todo esto. Pero tenía una noticia que no les iba venir bien, descartando a Máximo que era nuevo y no me conoce. –Chavos, chavos, quiero decirles algo, primero, gracias Aaron por esta oportunidad de viajar con ustedes y ser tan amable de haberos invitado a este viaje, gracias por su amistad, por la fidelidad que sus puros corazones, bueno no tan puros- mire a Aaron con aire de broma, sabiendo este porque yo lo estaba viendo, enseguida vi a Mike, este también comprendía el por qué de mi mirada y termine sonriéndole a Máximo, que si bien era nuevo, iba encaminado a un nuevo mundo, y siendo Aaron Ryder su tío, el destino lo tenía claro en mi cabeza –cada uno es importante para mí, pero, eh de decirles que todo lo lindo, o sea yo, se termina en algún momento…- me acomode la ropa –tome una decisión muy importante para mí y lo que queda de mi familia, y creo que cualquiera de ustedes tres sabe el porqué a mi decisión, yo, me quedare a vivir en Mónaco, por un tiempo, largo o corto, eso no lo voy a saber, quizás me vuelva, o no, lo que sí cabrones, no me verán por un largo tiempo en Brown, por eso hice este viaje con ustedes, para hacer mi propia despedida formal, pero ya tendremos el tiempo suficiente para que nosotros podamos celebrar, no mi partida, sino mi despedida…- era un poco duro dejarlos, más que nada a ellos, y a Alonso que era el Kappa Tau ausente.

Sin más que decir, tome asiento y los quede mirando, tal vez se negarían, o me apoyarían, eso dependería de cada uno. Y yo iba a entender y comprender las opiniones que cada uno piensen sobre mí.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 27
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Maximo B. Ryder el Miér Mar 27, 2013 3:53 pm

Tal como me lo pidieron saque los pases de abordaje para todos y entregue todo a quien me atendiera para el jet privado, no sabía si estaba haciendo bien solo sonreía a la señorita que me pedía los documentos y de misma manera ella me sonreía a mí, debo admitir que me gusto esa chica pero solo me gusto no hubo más de ahí; al final regrese con la “manada” por llamarlos de alguna manera y aun me mantenía callado mientras seguían hablando, bueno faltaba uno Leo aún no estaba pero no me preocupe porque ninguno de los otros dos parecía preocupado, sus manos estaban en sus bolcillos hasta que le llamaron a abordar el jet entonces apareció el de cabellera negra que no era su primo, en esta ocasión Aaron le tomo de los hombros y hablo como si estuviéramos completamente solos, como si Mike realmente me conociera y tuviera confianza en mi eso era bueno Gracias por la confianza tío… bueno Aaron solo que es un poco raro espero ser de confianza para los otros dos mire de reojo a Mike y le sonreí esperando su aprobación a mi… nuevo líder era extraño decirle de esa manera pero al estar en esa fraternidad así iba a ser, pero no entendía porque me decían que tenía una cara larga si estaba feliz de estar ahí aunque tenía un poco de nervios por saber que era lo que me iban a poner a hacer como iniciación, hasta que comenzaron a hablar entre ellos otra vez, eso me puso más tranquilo y más con lo del abogado Escocia es hermoso, si me permiten me gustaría ir con ustedes yo ya había estado ahí anteriormente y era un lugar digno de ver, y bueno su wiski era el mejor pero no me interesaba eso ahora no pretendía embriagarme si los 4 nos poníamos así justamente pasaría lo que Mike dice Descuida Mike no dejare que te cases con alguien no digna de ti solo déjame un papel con especificaciones acerca de lo que quieres y lo que no… y listo dije bromeando como si fuera a la carta el asunto y que en verdad no sé de dónde salió eso normalmente no daba esa clase de bromas tal vez el ambiente entre los 3 me hizo querer sentir algo así no lo sabía. Terminamos de subirnos al Jet y me senté en esos asientos amplios y cómodos dignos de primera clase y deje mi maleta debajo de mis pies estaba listo para volver a Europa Londres no es tan… bueno tal vez sea un poco aburrido pero no lo era para mí levante los hombros abriendo la tela que cubría la ventanilla para ver hacia afuera cuando el avión despegara eso me gustaba y más cuando el sol estaba saliendo, mire a mi tío que me hablaba y que más bien estaba concentrado en la aeromoza solo sonreí esa era una de las razones por las cuales mi padre no me dejaba manutenerme tanto tiempo a su lado podría “pegarme” algo malo, pero no era malo solo era muy abierto a decir las cosas, y otras cosas que no vale la pena mencionar ahora ¿Qué cualidades debo tener? pregunte calmado que al momento que pasaba la aeromoza llame su atención Puede traerme un vaso de agua mineral por favor señorita le medio sonreí y no la mire al final, no sé qué paso después porque Mike siguió hablándome, fue realmente agradable aquello que me dijo Si tengo hermanos pero muy pequeños aun no podrían entrar a un pub bueno no realmente no pensé en Lucius pero apenas y tenía 16 años no conocía mucho de esto y la verdad era grato pensar en ellos como hermanos era más que suficiente tener un tipo de relación con ellos Ahora tengo un tío y dos hermanos sonreí acomodándome mejor en mi silla y en ese momento me trajo el agua mineral la chica a lo que yo agradecí Este viaje me empieza a gustar bebí del agua mineral abrochándome el cinturón de seguridad porque el avión iba a empezar su andar pero el par de enfrente parecían locos con eso de que el avión se iba a caer y que íbamos a morir, yo solo reí de ellos, solo era un poco de turbulencia, yo me quede tranquilo del único que no entendía nada era de Leonarth, desde que llego se comportaba raro con mi tío y era al que sentía más distante como que aún no había eso de que solo sé que se llama Leo y está en mi fraternidad aunque Mike me haya dicho que era como mi hermano igual no confiaba en eso, porque no se había acercado a hablar realmente con nosotros, no se solo era Aaron, Aaron, Aaron, Aaron era extraño en mi parecer. Levante mi vaso para hacer el brindis ya que era necesario, claro esto merecía un brindis, con mi copa levantada solo espere a que mencionaran esas palabras de agradecimiento, hasta que Leo menciono eso de que se quedaría en Mónaco, eso explica porque estaba un poco distante era una lástima Que lastima escuchar eso Leonarth pero en lo que estemos los 4… espero que sea una despedida de la cual se quede en la memoria de todos, si antes esto era mi iniciación ahora es la despedida de un miembro de la fraternidad dije sintiéndome un poco empático por la situación era malo realmente porque yo quería llegar a conocerlos a todos… pero si debía quedarse en Mónaco así debía de ser Yo brindo por la oportunidad de dejarme hacer este viaje con ustedes y que sea lo que tenga que ser en mi iniciación levante los hombros convencido de mis palabras y bebí el agua mineral.



Maximo B. Ryder
NEVER OPENED MYSELF THIS WAY LIFE IS OURS, WE LIVE IT OUR WAY ALL THESE WORDS I DON´T JUST SAY AND NOTHING ELSE MATTERS
By ∑Θ

avatar
Maximo B. Ryder

Fecha de inscripción : 14/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Aaron F. Ryder el Vie Mar 29, 2013 1:25 pm

Una sonora carcajada salió de mi cuerpo al escuchar a Mike y su sutileza al mencionar al piloto, si él era gay a mí eso me valia era mi amigo y sus gustos me daban exactamente lo mismo - pero espérate hasta que lleguemos eres capaz de querer que te haga un favor mientras aterriza – me tome el pecho aun entre risas pues eso si me había causado mucha gracia- a que idiotas somos- dije siguiendo con aquella risa, en verdad no había elegido mejor compañía que estos 3 hombres, mi hermano del alma desde hace tiempo Leo, mi hermano del alma que no tenía mucho de haber encontrado Mike y mi muy amado sobrino el cual se convertiría en un hermano más sin duda alguna, no era el ir Mónaco solamente y gastar dinero eso era un lujo que podíamos darnos y que a ninguno de nosotros molestaría , yo quería simplemente salir con ellos y pasarla bien ,embriagarnos con bebidas estúpidamente caras, apostar miles de dólares y perderlos solo por diversos, acostaron con quien quisiéramos , si queríamos comer comeremos, compra lo haríamos pero estando juntos siempre juntos, yo no veía mi vida ya sin ninguno de ellos . Tome mi copa y la levante sonriendo – Por un viaje calmado y tranquilo en el cual no pasara anda grave- dije riendo de nuevo, creo que jamás me había divertido tantísimo en tan poco tiempo –Y recuerden que este viaje está patrocinado por la familia Ryder “ siempre a la vanguardia, siempre locos , siempre jugosos”- dije eso ultimo como si fuera comercial de aerolíneas y re de nuevo un poco, este viaje seria de lo mejor y si Mike tenía razón, 7 a.m. y ya teníamos alcohol en nuestras manos , todo era felicidad y faldas cortas, las lindas aeromozas se paseaban por el jet poniendo frente a nuestros asientos una variedad e bocadillos después del despegue el cual debo aclarar ni siquiera sentí ,Leo comenzó a hablar y sus palabras me hicieron sonreír de una forma muy sincera, nunca había pensado en tener a un mejor amigo como Leo ese el cual te acepta como eres y por qué hablaba del? Por qué a él lo conocía de años y claro que tenía preferencia pero no era más importante que Mike o Maximo pero si tenía una relación muy pero muy estrecha con Leo por eso sus palabras no fueron tan gratas para mí, lo conocía muy pero muy bien y sé que algo estaba por arruinar mi felicidad en ese momento y en efecto comenzó a decirnos eso acerca de quedarse en Mónaco por razones las cuales ya sabíamos cuales era, a su debido tiempo si máximo se ganaba la confianza se le contaría todo, de echo dudo que Maximo supiera todo lo que paso conmigo un tiempo atrás y prefería no romper la burbuja que Connor había construido alrededor de él.
Me le quede mirando a Leo y en mis ojos se notaba tristeza e incomodidad, yo no quería que él se fuera Asi como Asi, no era justo porque hacia esto?, negué con la cabeza poniendo mis dedos en mis labios pero no dije nada, que podía decir? Hacerle un berrinche y decirle que no fuera cobarde y que se quedara? No apoyarlo solamente porque no quería que se separara el de mí? no , no le haría eso, el ya había tomado una decisión y estaba seguro que lo había hecho pensando más que nadie en su familia y hasta en mí, ahora despeus de todo lo que había pasado en su galería de pinturas tenia razones ara quererse separar de todo esto por un buen tiempo , No le reclamaría nada y eso era en parte igual porque vía que para él era difícil tomar esa decisión y el reclamarme solo iba a lograr que el viaje se arruinara. Mire por la ventana poniendo mis dedos sobre mi barbilla y con un tono serio dije – Entonces…iremos más seguido a apostar y te dejaremos en banca rota mi querido Leo…porque nos quedaremos en tu nuevo hogar- le sonreí y le estire mi mano tomando la de el sobre de la mesa- Hermano esta será la mejor despedida que te puedas imaginar, y no es una despedida un Kappa nunca deja de estar en contacto con sus hermanos, no nos veremos diario pero cual novia celosa tienes que llamarme al menos dos veces a la semana y reportarte si no voy por ti a ver en donde etas y si estas cogiéndote a alguien te interrumpo y no te dejo hasta que me des una explicación..- le sonreí y me recargue de nuevo , las aeromozas salieron de la parte trasera del avión con aun mas bocadillos y eso indicaba que ya estábamos en el aire y que podíamos ya levantarnos y así lo hice, me levante pasando por un lado de Mike empujándolo y sentándome en sus piernas a propósito aplastándolo par a poder salir, me dirigí hacia el estéreo y o prendí dejando que la música sonara, me pare junto a Leo y lo jale de la camisa para que se levantara abrazándolo de forma muy fuerte- No es un adiós idiota si?, que eso te quede bien claro, yo cuidare a tu madre hasta que sea el momento adecuado y te seguiré apoyando y cuidando aunque yo este acá en América – lo tome de las menillas con la dos manos – Entendido?- le sonreí y despeus vi a Maximo – Maximo Tu primera prueba es ligarte a una aeromoza ..- me reí y vi a Mike – Le diría a este joven rubio de apellido Shepherd que te enseñara, pero él ya le echo el ojo al piloto Asi que Leo… como despedida enséñale a él joven Maximo como no ser tan serio- le cerré un ojo a Maximo, se que le no necesitaba clases para ligar pero solo quería picarle el orgullo para que se soltara un poco aunque ya había echo algunas bromitas y eso me agradaba.


My Beautiful Twisted Mind
Aaron F. Ryder

avatar
Aaron F. Ryder
Admin

Fecha de inscripción : 04/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Mike R. Shepherd el Vie Mar 29, 2013 5:11 pm

- Desde luego yo le voy a poner en las nubes.- respondí con humor hacia Aaron, que siempre me venía riendo todo el tiempo. No ibamos morir en un naufragio al caerse el avión porque yo me entretuviera con el piloto, porque eso no tenía ningún mal en el resto de mis amigos, dado que a ninguno de ellos les interesa fuera del punto de que nos tendría que llevar a salvo a Mónaco. - Pero... ¿ Esto tendrá piloto automático no?- Volví a decir, dejándome llevar por mis sentimientos más fuertes, que superaba al aprecio que tenía a mis amigos en ocasiones. Aunque esta no sería la primera vez que tendría que abandonar un polvo por salvar a mis amigos o estar un rato con ellos. Siempre hay decisiones a tomar y puntos de vista, siempre puede haber una segunda opción.

- Viajes increíbles con un equipo increíble.- Puntualicé al alzar mi copa siguiendo el chiste de Aaron y ladeando mi cabeza e indicar a las azafatas. Seguido tragué mi copa rápido y tras brindar y sentarnos, yo junto a Max porque quería hablar con él más a fondo.

Todos acabamos miranndo a Leo que nos hizo saber de sus planes en Mónaco. El motivo por el cual quiso abandonar Brown era muy simple, pero tenía los mismos motivos que tenía también Aaron y él no se iba. Agarré con fuerza el posabrazos cuando explicó su destino.
- Eres un capullo....pero ahora ya tendré una casa en Mónaco también.- Comenté seriamente pero torcí una mueca sonriente al final y después pasé la mirada a Aaron y finalmente me quedé mirando a los pies de Leonarth . Yo hacia prácticamente medio año que me había unido en sobremanera a Leonarth tras el accidente, ahora sí fuímos hermanos - más de la relación que tenemos entre KT-,llegamos hasta compartir piso y con ello habíamos tenido ciertos momentos memorables y otros que eran mejor no revivir jamás.
- ¿ Te has buscado casa ya? ¿ Es que vamos a tu nueva casa?- Solté con un poco de humor que ya Aaron también se puso a bromear con las decisioens de Leonarth. Cuando él se acercó a Leo yo llamé la atención de Max y le indiqué que escuchara y no me equivoqué al hacerlo. Porque Aaron expuso sus valores y los de KT.

- Ni que lo digas, tú sigues dando por culo por la universidad....- Comenté desde mi asiento al mirarles. Aaron me cedió el poder en la fraternidad pero eso no le llevó a desentenderse de nosotros, simplemente dejó de vivir con nosotros, pero siempre estaba ahí para echar un brazo. Él se levantó al tiempo que venían las azafatas , se movió y terminó aplastándome sentandose sobre mi, yo apreté mis dedos con fuerza sobre su trasero para incentivarle a levantarse. Aproveché que las azafatas estaban aquí para devolver la copa y mirar la carta que tenían ellas.

Yo estaba loco si iba a dormir durante el trayecto hacia Mónaco, estabamos ya volando y eso implicaba que había libertad de movimiento, algo muy peligroso. Me levanté rápidamente de mi asiento y levanté mis dos manos conlos dedos índices exigiendo atención hacia mi.
- Exactto, Me he pedido al piloto y después va tu querido Tío.- Me moví junto a Leo y después me coloqué detrás de Aaron al tiempo que hablaba, pasé una de mis manos por delante de la cintura del mayor de todos y dí un tirón de su entrepierna al tiempo que reía y huía alejándome de él para dar una vuelta por el avión y después mirar a Leo. - Venga O'Donell, que se vea quién es el que se tira a más mujeres y recibe más interrumpciones mientras folla. - miré a Aaron a sabiendas de que cuando Leo recibió el sms estaba en la cama con una, eso sí me lo contó Leo. Tiré de los dos pequeños cordones de mi sudadera sin mangas pero con capucha y los igualé. Max se levantó por orden precisa del francés y yo me acerqué a hablar con una de las chicas tras haber ojeado con anterioridad la carta de bebidas. Conseguí mi copa y además el nombre del piloto. Se llamaba Lucas y era francés. Me acerqué a los chicos y me senté de nuevo en uno de los asientos, descubriendo que además de reclinarse estos , se podían girar en todas direcciones sobre un eje. - Venga , Max, elige bien que si no no entras.- Dije antes de tomar un trago de mi copa. Este viaje que teníamos ya era de lo más aprovechado, vacaciones, despedida de colega y saludo de uno nuevo. Al igual que Aaron yo no iba a perder contacto con Leo, seguiríamos juntos todos pero además uniamos a Maximo que desde luego si me necesitaba yo le ayudaría siempre, ya no solo por ser un Ryder, sino porque también me había caído genial. - Y queremos su ropa interior en menos de veinte minutos, no defraudes a la familia. - Alteré el reto,valiéndome de mi cargo. Le guiñé a Max y me valí de lo que él mismo dijo con anterioridad, haría lo que fuera necesario . El reto variado no era dificil y lo modulé para reirnos un poco más como líder que soy aunque eso era simplemente una fachada, estando los 3 pendientes de él y siendo los cabezas de grupo teníamos todo el poder. Leo en la fraternidad fue mi mano derecha cuando obtuve el cargo y todo el mundo nos respetaba a los 3 a pesar de que yo tuviera la última palabra.



Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Leonarth O'Donell el Mar Abr 02, 2013 2:22 pm

Mi principal propósito de este viaje que estábamos por realizar con mis compañeros Kappa tau a Mónaco, era precisamente conocerlos más. Si bien había realizado viajes cortos con Aaron y Mike, nunca se nos presentó esta oportunidad de salir del país. Este viaje significaría la unión la cual se haría un más fuerte, y ahora sumándose un nuevo miembro de este pequeño “escuadrón” de chavos, Máximo Ryder.
El que hasta por el momento solo se su nombre y que es familia de Aaron, solo eso, pero conociendo a su familia, sé que es alguien de fiar, pero para eso tendría que ganarse la confianza y no con una simple conversación, ya vería que plan entre manos se me ocurriría para dar paso a su iniciación. –veras Max, este será uno de esos viajes que vas a rogar porque se vuelva a repetir, te lo dice alguien que lo ah estado buscando durante mucho tiempo y hasta ahora no se daba la posibilidad de ello, pero, el que me este despidiendo no quiere decir que vamos a perder contacto, para nada, estaré pendiente de lo que hacen mis KT a distancia, y de paso me estaré haciendo más fuerte, porque este Leonarth que esta frente a tus ojos es simplemente un chavo asustadizo, que cree que las tiene claras y que es fuerte, pero no es así, Mike y tu tío pueden decírtelo con mejores palabras, es por eso que siempre me veras con ellos o hablando de ellos antes de que cualquier otro hermano en Kappa Tau, pero ya vamos a tener tiempo de que sepas algunos cuentos sobre las aventuras que fuimos teniendo con estos dos cabezones- termine guiñándole el ojo. Quería conocer a Máximo, saber sobre sus gustos personales, sin importarme su inclinación sexual, si la tenia, como lo hice con Mike, y entender un poco más el porqué habla con ese tono de respeto como si fuese un adulto.

Se formo un pequeño ambiente de silencio hasta que Aaron lo disolvió comentando sobre venir a visitarme a Mónaco. -Eso ni que se pregunte, mi nueva casa sería el hogar de los tres, cuando quieran venir y con cuantas personas les acompañen- tenía un gran aprecio tanto por Mike como por Aaron –Estas son las palabras exactas que quería escuchar desde tus labios, es lo que estaba esperando que dijeras Ryder, y sabes que hasta mi cama te ofreceré para cuando quieras venirte, aunque claro, habrán muchas habitaciones, pero si gustas hacer un dueto en la cama, sabes que no me negare- bromeaba, el rollo gay no me iba, comencé a reír y enseguida escuche a Mike –tengo algunas casas en mente, pero ninguna decidida ya, no me olvidare de ti tampoco cuando tenga que elegir, pero sabes que no soy de tríos amorosos Mike… aunque puedo hacer una excepción solo por ser tu- para molestarlo acaricie su mano, se que le prendía fuego que yo lo tocara, conocía a Mike y por otras voces me había enterado que yo le parecía atractivo. Me apenaba no saberlo desde sus propias palabras, pero más que un “gracias” no iba a responderle. O alguna broma a lo mejor.

Un poco de música alegraba el ambiente y ver las azafatas ya me traía muchos recuerdos, pero que se reducían en una sola palabra, sexo. Me levante de golpe cuando Aaron me abrazo, normalmente él no era tan afectivo frente a los demás, no me quejo, tiene un por que de ser de esa forma. –hermano ya se, por algo acepte el venir con ustedes…- lo atraje desde la nuca hasta acercarme a su oído de manera disimulada para no llamar la atención –tengo otros planes pero eso lo discutiré en privado contigo- aun conservaba aquella tarjeta de la viuda negra, aquella noche en la que quede de verme con quien me había sacado de la galería se pacto y terminamos hablamos sobre muchas cosas. Nadie sabía de esta conversación, por eso quería hablar en privado con Ryder, solo cuando el tiempo sea el preciso.

Fue algo extraña la petición de Aaron de iniciar a su sobrino llevándolo a conocer alguna chava, como negarme, estaba viajando en primera clase a un hermoso lugar como era Mónaco, y sin tener que pagar nada. –¡pero como no Aaron!, anda, ven Máximo, creo que ya se cual es la que te servirá para pasar el rato- colocando una mano en la espalda de Máximo, le acompañe hasta donde estaba una de las mozas sentada, leyendo una revista, creo que era “Elle” el nombre de la revista. Aquella llevaba una falda muy corta, y acompañado de eso se podía apreciar el hermoso escote que mostraba la división de sus senos apretados.
De labios gruesos y una mirada oscura como una mujer árabe, su nombre era Giselle, lo decía en su gafete –buenos días señorita Giselle, me permite estos dos lugares- ella asintió un poco tímida sin dejar de sonreír, como tenían que hacer las aeromozas y proseguí a las presentaciones –el es Máximo y yo soy Leonarth, Maxi me ah dicho que tienes unos ojos hermosos, pero es algo tímido y no se animaba a decírtelo, entonces el buen Leonarth accedió a darle un poco de vuelo- ella se quedo impresionada por mis palabras, pero su interés ahora era Máximo.

Me levante de mi asiento, apreté fuerte el hombro de Máximo y le susurre al oído –te levantas de este asiento y eres carne muerta- no le iba a hacer nada, pero él no podía desaprovechar esta oportunidad con la morocha hermosa que tenia frente a sus verdes ojos –con su permiso caballero y señorita, los dejare hablando solos- me retire para que platicaran a solas, me acerque a Aaron viendo de reojos a Máximo –listo, solo le hace falta su encanto Ryder y desde aquel baño…- señale la puerta de uno de los baños –se oirán gemidos, por eso te voy a pedir que subas un poco más el volumen cabronazo, tu sobrino va perder lo poco que le quede de virginidad en este viaje, si es que la tiene- comencé a reír mientras me traían una copa –señoritas- con mi mirada de galán francés me quede platicando con una de ellas y con Aaron.


avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 27
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Maximo B. Ryder el Miér Abr 03, 2013 1:15 am

Las cosas claramente comenzaban a hacerse más intensas, y yo comenzaba a animarme, no eran malos chicos al contrario, eran personas divertidas que me estaban demostrando cada segundo de una manera cristalina como eran en realidad, yo continuaba sonriendo, bebiendo mi agua mineral, por las bromas que hacían llegaría a escupirla por la nariz si continuaban de esa manera, pero era aquí donde las cosas se ponían de un color rojo Creen que realmente deba de hacer esto ¿en el avión? era peligroso siquiera pensar que yo pudiera ir a llegar y cortejar a una de esas damas, porque no era el momento y menos bajo presión, no era común que yo hiciera eso, hice una mueca viendo a las aeromozas sin escrúpulos no me importaba realmente que me miraran haciendo eso, pero… ¿No puedo esperar a llegar y pisar suelo Francés? dije terminándome el agua mineral y se lo entregue a una moza que pasaba y tomaba mi vaso sonriendo y yo sonreí, bueno… si no iba poder esperar podría decir que ya había elegido a quien para hacer esa “prueba” mire a los chicos haciendo bromas. ¿Quieren que haga algo y que dure menos de 20 minutos? Novato no soy suspire y me levante acomodando mi camisa, termine parándome al lado de Mike mientras mi tío y Leo estaban viendo a las mozas pasar por el avión de un lado a otro, no es que me desagradara la idea, ya que esa aeromoza hermosa de cabello pelirrojo, lacio y con unas pecas sobre la piel blanca… esa piel que fácilmente podría marcarse de rojo… si podría hacerlo, aclare mi garganta y negué con la cabeza cuando a mí también me ofrecieron una bebida, solo tome un bocadillo porque no me haría bien no comer algo durante el viaje y seguí observando con detenimiento a todos y fue ahí cuando mire a Mike ¿solo consigo sus pantaletas o también su sujetador? pregunte caminando hacia donde Leo me guiaba, no sé qué plan tenia pero no era como si fuera un chiquillo de 12 años y tuviera mi primera lección sobre sexo, sabia sobre sexo y entendía a la perfección sobre el cortejo, pero no me gustaba presumir o andar diciendo con quien tuve relaciones sexuales, Bienvenido a Norte América, me dije a mi mismo sonriendo hasta que llegamos con una moza hermosa, pero no era la que yo había elegido, mire a Leo cuando dijo aquellas palabras y si sin duda era como si estuviera en el liceo tratando de hablar con la chica que te gusta y los demás amigos te hacen presión para que le hables, solo faltaba que al momento de tomarle la mano ellos comenzaran a gritar y a chiflar era lo único que faltaba. Le sonreí a la hermosa Gisele y me senté a su lado Soy Maximo Ryder me dispuse a tomarle de la mano y darle un beso en su dorso, todo fue que Leonarth se marchara para poder sentirme “cómodo” Perdona a mi amigo, pero creo que le he cansado de tanto que he hablado de ti ella se sonrojo y rio negando con la cabeza diciendo “No es cierto”, puse mi mano en su rodilla la cual estaba descubierta de cualquier pedazo de tela y pase uno de sus mechones de cabello detrás de su oreja y me acerque hasta su oído Crees que … ¿Podríamos alejarnos de su vista a un lugar más privado? pregunte susurrándole y pasando su mano un poco más arriba de su rodilla pero me detuve a la mitad solo fue un roce para incitarla a que me dijera que sí, ella se levantó y de la misma manera lo hice yo comenzando a seguirla hasta más atrás del jet, dejo su revista y me gire a ver a los chicos levantando los hombros, en eso la pelirroja que había seleccionado con anterioridad, le tome de la mano para que nos siguiera, y entramos a un baño… chico para tres personas ambas parecían confusas, pero estando ahí yo solo comencé a besar a una mientras acariciaba a la otra, y de esa misma manera hice que entre ellas se besaran, ninguna dijo que no, no salió una palabra de sus labios más que gemidos y jadeos, y de mi parte jadeos sobretodo.

Salí del baño acomodándome el pantalón, y metí las manos a mis bolcillos dejando a las dos chicas ahí adentro luego haría algo al respecto, seguir a la pelirroja o conseguir su número de teléfono, me seguía encantando más ella que Gisele, y aun no sé el nombre de ella, pero eso no importaba ahora, llegue hasta los muchachos que parecían muy enfiestados, me senté al lado de Leonarth y suspire No vuelvas a introducirme a una chica como si tuviera 12 años… le mire sonriendo y de mi bolcillo sacando mi mano puse sobre la mesa donde estaban bebiendo y puse la ropa interior de las dos chicas, una era una tanga rosa con un aro que unía las finas tiras por la parte de atrás sorprendentemente eran de la chica que me había presentado Lenoarth y la otra era una pantaletas corta con encaje y había estado atado a un liguero anteriormente, eso fue aún más sexy que la tanga pero no me quejaba de nada Se que dijeron 20 minutos e hice casi 50 de ellos pero eso compensara el tiempo que tarde ¿no? tome el trago de mi tío porque sabía que bebía el coñac que me gustaba y me lo acabe de golpe esperando a tomar corriente de la conversación que tenían.



Maximo B. Ryder
NEVER OPENED MYSELF THIS WAY LIFE IS OURS, WE LIVE IT OUR WAY ALL THESE WORDS I DON´T JUST SAY AND NOTHING ELSE MATTERS
By ∑Θ

avatar
Maximo B. Ryder

Fecha de inscripción : 14/02/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Aaron F. Ryder el Miér Abr 03, 2013 10:50 am

Al momento en que Mike paso su mano por mi entrepierna yo salte y me gire para atraparlo y darle un golpe pero el muy cabron se escapó de mi agarre- mínimo dime que me veo lindo wey- dije y me senté en la orilla de uno de los sillones esperando a que Leo le diera a Maximo la supuesta lección, sé que eso joderia mucho a Maximo pues estaba más que enterado que a pesar de que este chico era todo un caballero tenía a muchas chicas allá en Inglaterra babeando las banquetas por él, sé que como todo buen Ryder sus tácticas de ligue eran extraordinarias y no era por ser sangrón per su padre y nosotros sus tíos así como su abuelo teníamos facilidad, por lo tanto el tambien tenía esa facilidad para agradar al sexo apuesto y al mismo sexo – Nada perdido amigo , nada perdido – le dije a Leo al momento en el que se llevaba a Maximo con la supuesta chica y Mike se quedaba platicando con una aeromoza, Asi que yo entre en aquel juego igual y le hable a una de las aeromozas para que me sirviera un poco más de Cogñac y Asi lo hizo y al momento en que me lo entrego yo la tome por la cintura y le di las gracia, Asi comenzamos a platicar y no fue hasta que vi como Maximo se iba con la señorita hacia los baños- eso hijo calla a estos niños!- dije levantando mi vaso brindando por el aun sujetando a la bella chica la cual curvaba su espalda para pegarse más mí , le tome a mi vaso y vi como el pequeño Ryder se llevó a otra chica más – oh! Matador! Dales! , Desmáyalas!- dije riendo y mirando a Mike y a Leo sonriendo – Tenían dudas de que si era un Kappa tau?- tome otro trago más- yo creo que ya no queda duda de que es un Kappa y de que es todo un Ryder- dije poniendo a aquella Aeromoza entre mis piernas y abrazándola con un poco más de fuerza pues yo estaba sentado sobre el brazo de uno de los asientos- Es el único baño? O hay otro lado?- le pregunte a la chica y al siguiente momento los gemidos se escucharon- Tápales la boca máximo!- dije un poco en voz alta y me levante para ir por el control y subirle a la música, tome de nuevo mi vaso y fui con los chicos los cuales seguían en lo suyo . Con la chica siendo agarrada por mí y mi vaso en otra mano me acerque a los chicos poniéndome en medio – Ahora, este es el plan muchachitos de mi vida, llegamos, desayunamos, dormimos, nos arreglamos y salimos? o – tome otro trago más y se escucharon más gemidos- cabron las está matando –me quede escuchando y me gire viendo al baño – Maximo! Que dijimos de ser muy bruto, respeta- me gire riendo- en que estaba? A si, o llegamos, dormimos, comemos y nos arreglamos y salimos? Como quieran al final son 3 grandes días y tenemos tiempo de sobra- al tiempo en el que hablaba fui bajando mi mano por la espalda de la chica y la metí por debajo de su saco y blusa acariciando su suave piel. Les iba a comentar otra cosa más acerca de que no quería que Maximo se enterara de nada de lo que nos había pasado y por qué éramos tan unidos, sé que Maximo no era tonto pero si su padre lo había podido mantener fuera de esto por todo este tiempo yo no quería que por mi culpa se viera ahora frustrado.
Estaba en una charla amena con Leo y las dos aeromozas las cuales gentilmente nos daban mimos sin pedirlo y cuando mire mi nuevo y hermoso reloj vi que el tiempo establecido con anterioridad ya había expirado y cuando pensaba ir a reclamar el señorito me gano pues en ese momento salió del baño arreglándose el pantalón, yo solté a la chica y me gire lentamente – Como quedo el marcador hijo? Ganamos?- le sonreí de lado y después deje salir una leve risa dejando ver igual mis dientes – salud...- le dije al momento en que me quito el vaso y mire las prendas que puso en la mesa, tome ambas prendas una en cada mano y las levante levemente sonriendo – Mike …Leo ,El chico cumplió y mejo de lo que pensábamos , el tiempo es comprensible-Sonreí y mire las prendas – como es la tuya amor?- le dije a la aeromoza que me acompañaba y ella solo sonrió tímida y se tapó la boca , mire a Maximo a Leo y a Mike y una sonrisa maliciosa se dibujó en mis labios- mis niños por los viejos tiempos – me acerque a Leo y sin importarme que es lo que hiciera con la chica le puse la pataleta en la cabeza y corrí a hacer lo mismo con Mike y por suerte lo logre pero tuve que escapar poniéndome tras de Maximo riendo para que no tomaran venganza en contra de mi - ahora si mascara contra cabellera- dije riendo refiriéndome a las luchas y tomando a Maximo por los hombros me hice para atrás para que no me hicieran nada –Recuerden que soy el mayor y merezco respeto – dije aun riendo por como las pantaletas se les veían – Y recuerden que hay señoritas presentes así que compórtense- dije soltando a Maximo y mire a la aeromoza la cual me correspondía a mí – Linda sírveles tu mejor trago y regálanos uno a nosotros tambien – dije según yo para aminorar lo de la broma.


My Beautiful Twisted Mind
Aaron F. Ryder

avatar
Aaron F. Ryder
Admin

Fecha de inscripción : 04/08/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Mike R. Shepherd el Vie Abr 05, 2013 11:52 am



La iniciación de Máximo y fiestón de despedida de Leo, aunque el término despedida no era correcto pues simplemente abandonaba la universidad de Brown. Pero como él nos habría sus puertas de donde quiera que fuera a residir en Monaco, pues no había problema, solo me quedaba después preguntarle si quería que me fuese del loft o se lo dejaba en propiedad a Pía.

- Siempre te hemos visto cara de vicioso Leonarth, sabemos que las comes a dos manos.- Respondí elevando mis cejas al mirarle y desviando mis ojos después a mi mano que él estaba sujetando. - Siempre fuiste el secreto peor guardado en el aramario.- Dije con media sonrisa mientiendo descaradamente. Nunca hubo signo alguno de que Leo se pudiera interesar por otro varón, a mujeriego no le ganaba ni Aaron, y eso lo sé después de vivir dos meses con él.




Ya la habíamos líado. Ya habíamos dado paso a la iniciación de Máximo, el más joven de todos los hombres del avión tenía que demostrar su valía. No me espera otra cosa de su tío, porque al parecer aunque tengan la misma sangre en las venas los Ryder son todos muy diferentes entre sí y estan llenos de diferencias muy apreciables. Máximo tenía el perfecto perfil británico de no romper un plato, pero un chico tan atractivo desde luego no podría ser puro y desde luego si así lo hubiera sido su tío se encargó de que Leo le hiciera ver otros puntos de vista con las mujeres. Casi me atraganté de la risa cuando vi como el francés le hacía de celestina con las azafatas.
- Dime que no está haciendo lo que está haciendo- Dije mirando a Aaron al tiempo que me acercaba a él y veía a mis colegas casi al fondo. - Perdona que te lo diga eh, Aaron. Pero tu sobrino tiene un polvazo impresionante, y dudo que vuelva con las manos vacías.- Comenté al mayor de todos sobre su sobrino, porque honestamente ese chico me estaba gustando en varios sentidos, pero intentaría limitarle a ser su Jefe. Las azafatas vinieron a entretenernos y me separé un rato de Aaron para charlar con Marlon, la rubia que me dijo el nombre del Piloto anteriormente y que me caía bien porque no supería mi edad en dos años. Y me comentó que el tal Lucas no tenía nada más que 24 y acaba de salir de dos años de rutas por asia y que se dedicaba a conectar Europa con Nueva York.

Nos renovaron las copas al tiempo que se nos unía el francés y en unos segundos ya estaba Aaron sientiéndose orgulloso de que Max estuviera en el baño del avión. - Ay, ya cállate huevón que pareces su padre borracho...- Me causaba risa el oír así a Aaron y si un familiar mio me hablase así, aunuqe fuera de lejos me resultaria vergonzoso.
- No dudo de lo macho y Kappa que sea, pero mientras no tenga los problemas de su tío y actual modelo a seguir, le irá bien. Total..¿Acaso no somos las perfectas influencias?- Mi frase podría servir mientras no fueran las 7 y 54 y teníamos cognacs y whiskys en las manos y mucha mala fama de destructores de propiedades públicas. Pero por lo visto no éramos los tres los únicos degenerados, D'Artagnan hacía lo suyo avec les femmes en los baños.

Alcé las manos y llamé la atención de Aaron evitando que se distrajera de nuevo con su sobrino. - Llegar, dormir, comer, ponerse guapo y destrozar la ciudad. Ese es el plan.- Puntualicé mientras me separaba un poco y me sentaba en un sillón y reía sus tonterías , luego crucé mis brazos tras mi nuca y sonreí de lado mirando a Máximo. - Nunca dije que no lo consiguiera.- agregué cuando le levanté mis pulgares en direccion a Max. Después me quedé virando como aquellos hermosos tangas colgaban de las manos de Aaron hasta la cabeza de Leo. Se tiró después el gordo encima mía y yo recluído en el sillón no me pude defender por lo que entre risas me dejé llevar y me acomodé la corona. - ¡Máximo presidente!¡Que se lo quite!- llevé mi mano cerca de mi boca y vitorée al joven al tiempo que me levantaba y después agarraba la ropa interior y la lanzaba hacia el techo como si fuera un elástico. Después terminé mis gritos del streaptease de Máximo porque comparar al menor con el mayor no tenía precio para mi.

- Ya ves, eres el respetado señor de las pastillitas azules . - Me reí de él de frente antes de que le chica que él tenía nos sirviera más alcohol. Sin duda alguna me iba a quedar borracho y aunque la música me encantaba no era una discoteca en la que pudiera encontrar algo de diversión. Ahí estaba el líder bicho raro de KT que no se ligaba a mujeres, por lo que le di un abrazo a Max y Leo ya que Aaron estaba en su salsa. - Señores me voy a pilotar un jet aún más privado, chaito y cuidado con lo hacéis, prometo no estrellar el avión.- Alcé mi copa y después hice un círculo sobre mi spies girándome y alineándo mis brazos en paralelo al suelo en un moviemiento mientras iba a la parte frontal del avión.

- ¡¡Max vigila a tu tío y a Leo!- Alcé la voz girandome y dando un último vistazo atrás, advirtiendo a máximo que seguramente ni me habría oido, todo ahora iba a volverse demasiado borroso para todos si recién levantados ya estabamos medio ebrios y divirtieéndonos en un avión que no tenía serpientes asesinas ni bombas lapa.




Not Crying on sundays

premio:


avatar
Mike R. Shepherd

Fecha de inscripción : 30/09/2012
Localización : Metido en un lío fijo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Leonarth O'Donell el Vie Abr 05, 2013 7:13 pm

Sinceramente no conocía casi nada de Máximo Ryder, pero quería hacerlo, pues era familiar de Aaron e iba ser miembro de Kappa Tau. Según su tío, este viaje significaría su iniciación, y que mejor, al estilo Ryder, que iniciar un hombre teniendo sexo descontrolado, o no, con una chica (o un chico si fuese gay). Pero me tiraba más por lo de que Max era heterosexual.
Y por sobre todo, tenía ese modismo educado como si fuese un adulto hablando. No me molestaba, para nada, en más, yo debería de ser como él, según el ideal que tienen mis padres del hijo perfecto. –El sexo no se niega en ninguna parte Max, tómalo como un regalo por parte de tu tío- fue lo único que se me ocurrió enseguida que este dudo sobre tener sexo en el baño de un jet privado.

Enseguida de escuchar este las indicaciones y peticiones de Mike y Aaron, respectivamente, Aaron me pidió que le acompañara a conocer alguna de las aeromozas. De hecho, le lleve con la que más me gustaba de allí dentro. No eran tantas, pero de las que estaban “trabajando” Giselle era mi preferida. Cumpliendo con mi trabajo, deje a Máximo con la señorita y me retire de allí para que hablasen a solas. Aunque no entendí para que me pidieran esto, pero, un favor es un favor. Y Max cada vez me caía mejor. –Trabajo realizado- fue lo que dije mientras veíamos con los chicos partir a Máximo con Giselle y con otra más de pelo rojizo –ah pero no pierde el tiempo tu sobrino- mire de reojos a Aaron, pero estaba tan entusiasmado porque su sobrino se estuviese divirtiendo que no me escucho.

Al momento que quedamos solos con Mike y Aaron, el segundo nos comenzó a platicar sobre lo que tenía pensado hacer en Mónaco. Por mi no había problema alguno con seguir una rutina, pero precisaba dormir, mínimo una hora. Pues mi noche se transformo en día de un momento a otro y venia trayendo una semana muy complicada en Brown –sabes que cuentas conmigo para lo que tu loca mente quiera, y por mi parte, seré una tumba con respecto a eso, pero dame unas horas para dormir, eres un maldito cabron que haces cosas así sin avisar, sino hubiese dormido- había temas que mejor quedar guardados, y otros que no.

Tome asiento, me sirvieron champaña y tomando la tarjeta de la viuda negra, quede observando de un lado, y luego del otro. Mis pensamientos fueron interrumpidos cuando Máximo salió del baño subiéndose el cierre del pantalón, Aaron y Mike lo halagaron tanto que su ego crecía, era un Ryder, no había duda sobre ello. Se notaba que se divirtió bastante ahí dentro, eso me enorgullecía, porque el propósito era que el integrante kappa tau sepa lo que es estar en nuestra fraternidad. Este se sentó junto a mí, y su comentario poso una sonrisa en mis labios un tanto maliciosa –a las ordenes monsieur, pero no me des el crédito ni las gracias, eso fue idea de tu tío, yo solo soy un fiel servidor, si tienes que hacer berrinches, a con él - al fin y al cabo, lo que fue a hacer Máximo no era obligatorio, ni un crimen tampoco.

Me levante, pues una de las aeromozas estaba hablando conmigo sobre Paris y lo mucho que le gustaría visitar aquel lugar. En ese instante Aaron de mala leche, pero nunca perdiendo la gracia, interrumpe nuestra conversación y me coloca una de las ropas intimas que Máximo trajo consigo. Enseguida me la quite y la deje a un lado, estaba interesante la plática que estaba teniendo con Josephine, aquel era su nombre. –Cabron, no ves que estoy ocupado, y si, es verdad, eres el más viejo de todos acá, ¿no te da vergüenza comportarte como niño?- pregunte simulando ser una persona mayor y educada, aunque ya sabía la respuesta de este. Dándome la vuelta volví a la plática con la chica que estaba conmigo. Nos trajeron más champaña y descorchando la botella serví dos copas. –Pour Paris mon cherié- se que el acento francés la volvería loca.

Mike se estaba retirando a hacer lo suyo con el piloto del avión. Sin antes pedir que nos cuidara Máximo. Por mi parte no era necesario, por lo que respondí –y tu procura que yo llegue sano y salvo a tierras europeas o te uso de flotador- me termine mi copa y arrincone con una mano al costado de la cabellera rubia de la aeromoza contra la pared que dividía la cabina de mando del resto del jet -¿en qué nos quedamos? Oh si, en lo que es un beso francés- tome el delicado mentón de la señorita entre mis dedos, olí su suave perfume y le atraje hasta que nuestros labios estaban juntos, penetrando enseguida con mi lengua dentro de su boca, sintiendo un leve perfume de fresas del champaña que acabábamos de bebernos. Mi respiración se intensificaba cuando proseguía con el beso, y nos separamos –y a eso le llamo, baiser français- llevando mi mano a su rostro, note que Aaron se me apresuro de entrar con una jovencita al baño y decidí tomar asiento, acomodando a Josephine sobre mi regazo –necesito dormir un ratito- me acomode sobre sus senos, como si un hijo lo hiciera con su madre, cerré mis ojos disfrutando lo “acolchonados” que eran sus senos. No pude contenerme, pues no pensaba dormir en el jet, volví mis ojitos picaros hacia los azules de Josephine -solo bromeo- recoste a la chica sobre el sofa doble, y encima me le encime para meterle mano por todo su cuerpo. No importaba quienes estaban. Pero no tendría sexo.



avatar
Leonarth O'Donell

Fecha de inscripción : 17/09/2012
Edad : 27
Localización : Siempre con los KT O/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los KT invaden Mónaco! {Leo,MIke,Maximo}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.