NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



¡Bienvenida, cereza! {Marie.

Ir abajo

¡Bienvenida, cereza! {Marie.

Mensaje por Valquiria D. Rosewart el Mar Feb 19, 2013 2:57 pm

Si este hubiera sido un año simple, yo estaría en medio de mi habitación, escuchando música mientras oía a lo lejos los ruegos de mi padre para que bajara el volumen. Si este fuera un año pésimo, yo estaría vagando aburrida por la estúpida universidad de Harvard en donde primeramente mis padres habían puesto los ojos para enviarme y si este fuera un año magnífico… Bueno, realmente no se sabe que estaría haciendo, jamás he tenido un año magnífico en toda mi vida; posiblemente lo más cerca que he estado de eso es un "Medianamente bueno" y nada más. Éste año no era ni lo uno ni lo otro, simplemente... un año. Luchaba por encontrar cosas nuevas que hacer, entretenerme día a día y rodearme de personas para no aburrirme. Todos los días intentaba cosas nuevas, un día explorar el campus, otro asistir a una fiesta, al siguiente joder un rato con Alonso, y en un último intento intentar armar alboroto con Chloë... Así que cuando se me presentó la oportunidad de hacer como una suerte de "guía" para la nueva cereza que nos había llegado, acepté con gusto.

Hacía mucho que Gamma Phi no recibía una nueva integrante, por lo que, cuando Marie llegó a nuestra fraternidad me ofrecí amablemente para ayudarla a integrarse, yo llevaba un tiempo considerable en Brown y ya conocía todo, así que me sería fácil guiarla. Estábamos ya en la sala de estar, era un lugar amplio, con bastantes sofás, una televisión enorme, equipos de música, libreros atiborrados con revistas, libros de interés y novelas clásicas, entre otras cosas. Todos los de allí éramos bastante ordenados, así que casi nunca se veían cosas tiradas a lo loco por aquí y por allá.
Aquí está la estancia, como puedes ver. La mayoría de los días es bastante tranquilo, aunque algunos viernes ésto se desordena con uno que otro trago y música alta. - Mientras le explicaba aquello, me sentí como un guía de museo y me reí para mis adentros, que estúpida debía de verme. Una de nuestras hermanas Gamma Phi irrumpió en la estancia con dirección a las habitaciones, nos miró a ambas a modo de saludo y yo sonreí para saludarle de vuelta.
Marie ya se había presentado a todas según lo que creía yo, porque cada vez que un nuevo miembro entraba, se hacía una mini-reunión de presentación. –Bueno...- proseguí con la explicación. –La cocina es la que ves allí- Le apunté hacia donde estaba la cocina, era americana, así que se separaba de la sala sólo por una ensimera grande. -Toda la comida de la nevera está tachada con nombres, tú debes traer la tuya. Pero hay una regla de oro, si no está marcada con nombre, sea de quién sea, estás en tu derecho de acabártela si quieres.- Le dije con una sonrisa. Siempre habían Gamma Phi's que por tiempo o porque se les olvidaba no marcaban sus alimentos de la nevera con sus nombres y eso nos daba a todos la ventaja a otros de llegar y coger cuanta comida quisieramos que no estuviera etiquetada. –Contamos con bar de tragos, sala de estudio, de juegos, un pequeño gym y libertad de hacer lo que se te venga en gana, nadie te pondrá jodas ni problemas. Tenemos pocas reglas... aunque últimamente las cosas por aquí han estado algo lentas y aburridas, pero bueh.. Arriba están las habitaciones, la mía es la 39, a dos puertas por la derecha de la escalera, no estoy mucho por aquí pero te aviso por si necesitas algo- Sonreí de medio lado, mirándole a los ojos.
Mi habitación estaba la mayoría de los días desocupada, porque al tener mi departamento en la ciudad, sólo algunas noches me quedaba en la frater a dormir, se me hacía difícil porque ya me había acostumbrado a estar allí pero valía la pena. Miré fugazmente el reloj de la pared, era temprano y estaba empezando a aburrirme, ¿es que a nadie se le ocurría hacer una pequeña fiesta o por lo menos encender el equipo de música? ¡Era viernes, joder! miré para otro lado, algo distraída... ¿Cómo podríamos ponerle diversión a un día tan plano como hoy?.


Valquiria D. Rosewart
Push me out to sea, on a little boat that you made. Leave me on the tracks, to wait until the morning train arrives.
avatar
Valquiria D. Rosewart

Fecha de inscripción : 22/12/2012
Localización : En los sueños de muchos 8)

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Bienvenida, cereza! {Marie.

Mensaje por Marie A. Adkins el Miér Mar 13, 2013 5:18 pm

Año nuevo, actitud nueva, pero seguía siendo pésima. Mis padres hace poco menos de medio año me rogaron en mas de una ocasión no los dejara para venir a brown, en busca de algo que quizás no encontraría, si, ese era mi hermano; me dijeron en mas de una ocasión que no lo encontraría, pero si lo hice, lo encontré y 3 meses luego lo perdí, justo ahí fue cuando mis padres dijeron el acostumbrado "te lo dijimos" y si era verdad, me lo dijeron, pero ya estaba aquí y no tenía vuelta atrás, pues las ultimas palabras de mi padre fueron: "si pisas ese aeropuerto te olvidas de esta casa". Vale lo hice y aquí estoy sin casa, pero no me preocupa, total nunca fue capaz de quitarme su ayuda, si vivo e la universidad es mas por no sentirme sola que por necesidad. La cuestión es que ahora me ocupo por recomponer mi camino, ya dejé atrás la época en que estuve en las zeta solo por tratar de divertirme con sus cosas, pero ya estaba cansada, tal vez no sean todas tan estúpidas, pero seguía siendo aburrido ser el punto negro en una cantidad de rositas.

A partir de hoy no soy mas Marie, seré Lil'Ash Montblanc, la nueva Gamma phi, he decidido darme una oportunidad para arreglarlo todo y dejar de lado todas mis inmadureces y tonterías, ya me encontraba sola en este lugar, no conocía mucha gente, solo un amigo en común con mi hermano y no estoy muy segura de que lo sea de verdad.
Estaba recién en la puerta de la fraternidad, cuando una joven muy guapa se ofreció a mostrarme el lugar, me llevó a muchos lados, al parecer tiene la idea de que soy nuevo aquí, no se lo discutí, me daba flojera, ya ibas por la sala de estar, un lugar bastante amplio y lleno de libros, bueno hay muchas mas cosas, pero es que amo los libros y solo me centré en ellos.-¿De lunes a jueves todos están así aburridos sin hacer nada?-pregunté frunciendo el ceño, mientras inspeccionaba el lugar con la mirada. Seguía pendiente de algunos títulos de novelas que lograba ver, sin mis lentes medicados estoy medio ciega, me interrumpió la voz de una chica de la fraternidad que entró, entró y siguió de largo sin darme tiempo de responder su saludo, en realidad yo reacción bastante tarde. Seguíamos con toda la excursión, presté atención a cada explicación, me causó gracia de lo de las comidas marcadas, pero yo estoy acostumbrada a comer fuera a diario cuando no estoy en casa.-¿lentas?¿aburridas? pero si me han dicho que esta era la mejor fraternidad-dije frunciendo el ceño-algo haré, pero de que nos divertiremos, lo haremos-sonreí con cierta malicia, mi numero de habitación, creo que era el 32, revisé en mi móvil y si, ese era, agarré mi maleta y mi bolso.-¿quieres ir a comer fuera conmigo?-pregunté dudosa, mientras me colgaba mi bolso.
avatar
Marie A. Adkins

Fecha de inscripción : 23/10/2012
Edad : 26

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.