NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



Solo tienes una oportunidad. Aprovéchala {Privado}

Ir abajo

Solo tienes una oportunidad. Aprovéchala {Privado}

Mensaje por Marianne A. Delaigue el Jue Ene 31, 2013 8:26 pm

Bueno, este era el adiós por un tiempo, si, completamente, ya no quería nada, absolutamente nada. Quería en cierto modo desaparecer, pero eso era cobarde y a la vez verdaderos, sentía que estaba hecha pedazos, fácilmente podía verse por fuera que estaba bien, lo que puede ocultar una sonrisa…

Era difícil explicar todo lo que había pasado, pero partiré por lo que me convoca estar en este aeropuerto, me voy a Francia, si, me voy por algo en particular aunque debajo de eso haya miles de otras cosas. Bueno, no era la primera vez que iba a Francia. Había recibido un mensaje de que mi abuela estaba en coma en el hospital de París, ya fui a visitarla una vez, solo volví a New York por un par de cosas para pasar quizá cuando tiempo allá. Las cosas habían mejorado para ella estaba ya despierta pero aún no tenía la fuerza suficiente para abrir los ojos y cuando hablaba solo lo hacía en pequeños susurros. Yo, como la nieta mayor fue con la que más trataba de hablar, todo lo que me pedía era que tocara el violín, que necesitaba de esa melodía, yo no podía tocar, no podía, por la simple razón de haber dejado mi violín en la casa de James y no iba a ir a recuperarlo, no podía, simplemente no podía ver ese rostro sin quebrarme, no. Otra de las razones, pero por muy debajo de estas, era lo que había causado la gossip, más bien, ella me abrió los ojos a la clase de persona que era James, me sentí tan idiota en haber creído sus palabras…, sus caricias, sus besos… Todo, sentía que era la persona más increíblemente estúpida del mundo. Estaba cegada, lo admito, estaba perdida entre las memorias de mi padre, y él, apareció, ahí, dispuesto en acompañarme y hacer que esa noche fuera la mejor, me retracto de aquello.

De solo imaginar las cosas mi corazón se partía, en recordar el momento lo hacía aun peor. Tenía ocultos mis ojos tras unos lentes de ese tipo aviador, con un lente de esos reflectores que ciegan para el otro poder tus ojos. No quería que nadie viera mis ojos hinchados, completamente rojos por las recientes lágrimas que habían pasado, no quería que la gente piense que estaba mal y amargarles el rato. Traba de mantenerme con una sonrisa, así era yo. Simplemente no podía dejarlo. Había perdido algo de mi aunque piensen que es tonto, yo siempre tengo a alguien por quien sonreír cada día con más fuerza, ya perdí uno, mi padre, ya perdí a Harry, ya perdí a James….

Trataba de aún sonreír por mi pequeño hermanastro, que, siempre piensa que soy un hada, el hada de la felicidad según él, es un poco ingenuo, pero no quería quitarle esa ilusión tan mágica que tenia sobre mí, no quería quedarme sin la persona más importante de mi sonrisa.


''El vuelo con destino a Francia partirá en veinte minutos.''



Marianne A. Delaigue

avatar
Marianne A. Delaigue

Fecha de inscripción : 23/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo tienes una oportunidad. Aprovéchala {Privado}

Mensaje por James A. Lawrence el Dom Feb 24, 2013 9:17 pm

Sabía que la había liado bien liada con Marianne y Chloë... Nunca fue mi intención jugar con ninguna... Por lo general escuchaba que decían de mi que me comportaba como un simple cabrón... "Otro puto más como tantos otros que había en Brown"... Pero no era así. Luego de la muerte de Matt es había convertido simplemente en una persona muy insegura y que le costaba inmensamente aferrarse a las personas sentimentalmente por miedo a que desaparecieran de un momento a otro. Cuando Chloë se fue, si bien íbamos lentamente construyendo una relación, creí simplemente que no regresaría... Otra vez el miedo que nadie sabía que existía en mi me había comenzado a atacar... Y nadie hubiese entendido que no se trataba de cabrón, asi que estaba de más intentar explicarlo siquiera.

Los días pasaron y conocí a Marianne... Una muchacha que sonreía y alegraba a todo el mundo con su sonrisa... Era la el centro de mesa sea dónde sea... Pero jamás creí del todo en aquella curva dibujada en sus labios... Cada vez que la observaba sentía dentro de mi que era igual o más insegura que yo, en todo ámbito. Comenzamos a hablar de vez en cuándo, me di cuenta de que no era muchacha cualquiera, tenía el carácter fuerte y no se demoraba nada en mandarte al carajo si no le gustaba lo que le decías. Una noche nos encontramos a eso de las doce en un parque cerca de mi casa. Ella estaba media borracha y tocaba una melodía de Simple Plan... Cómo olvidarlo. No era cosa de todos los días ver a una muchacha a esas horas con un violín en sis manos, tocando con tanta pasión y sentimiento... No me preocupé terriblemente, pero aún así me acerqué curioso de por qué estaba ahí sin siquiera una amiga que la acompañase. La invité un café, pues reclamaba por su dolor de cabeza, y el primer lugar que vino a mi mente había sido mi casa... Se encontraba cerca, y no tendríamos que pagar por el bebestible, además por las noches era difícil tomar café, sino que inmediatamente te daban ganas de beber, y aunque yo no lo hacía en ese entonces, Marianne sí.

Nos quedamos dormidos en el sillón de la sala... No pasó nada tan grave, pero nadie dice que debe haber sexo entre medio para entregarse a alguien... Y con un par de besos nos bastó. Luego de eso llegó Chloë y me metí en líos graves. La Gossip había publicado en el periódico mi actitud tan cabrona en contra de la ZBZ especialmente... Eso conllevó a que dejaran el nombre de Anne por el suelo, y por otro lado mencionaron a Keiran y Scott... Pero ellos parecía que se habían retirado de Brown sin enterarse jamás de lo que había pasado. La rubia había dejado su violín en mi casa, en reiteradas ocasiones fui a su fraternidad buscándola para devolvérselo en las manos, pero jamás daba con ella... Los problemas se acumularon y comencé a beber... Sabía lo decepcionado que se encontraría Matt... Pero los dolores y las decepciones había crecido de tal manera que ya no sabía qué más hacer, había perdido los nervios, y el alcohol lo había visto como la única solución.

Un día que había comenzado a beber desde temprano fui hasta la habitación de Marianne, gritando que no me iba a ir hasta que apareciera, que tenía algo para entregarle... Ella había sido una buena amiga... Y simplemente por estúpido había perdido una buena compañera. Los de su frater intentaron echarme, hasta que alguien se me acercó y aún borracho me aclaró de que Delaigue había partido hacia el aeropuerto porque tenía pasaje a Francia, lo cuál me removió por completo... Ni siquiera sabía si iba a alcanzar, al menos, a devolverle su violín.

Tomé un taxi lo más rápido que pude y casi corriendo atravesé la puerta de aquella gran construcción. - ¡ANNE! - grité medio borracho cuando logré distinguirla entre la gente - Anne, Anne, Anne... ¿Qué mierda haces acá? - dije acercándome con un paso evidentemente mareado - Ni siquiera... Ni siquiera llevas tu... Violín, que haces, no... - hice una pausa, perdiendo un poco el equilibrio y tomando un poco de aire logré continuar - Ay Dios, mi cabeza... - murmuré llevando mis manos a las sienes masajeando en círculos. Mi sesos explotarían en cualquier momento... Estaba seguro. Ella, aunque me odiara, al fin de cuentas era mi amiga... No podía permitir que se marchara así sin más... O al menos debía pedirle disculpas... Al menos.
avatar
James A. Lawrence

Fecha de inscripción : 18/12/2012
Edad : 25

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo tienes una oportunidad. Aprovéchala {Privado}

Mensaje por Marianne A. Delaigue el Lun Feb 25, 2013 9:12 pm

No, no, no, no. ¿Como me encontró? ¿Porque tenía que hacerlo? ¿Porque simplemente no podía desaparecer? ¿¡PORQUE MALDITA SEA?! De todos los lugares del mundo, me tuvo que encontrar, no es que estuviera huyendo, pero esto era algo de lo que quería ahorrarme, simple. Volteé al oír que gritaba mi nombre, la gente comenzaba a verlo raro, estaba bastante mareado, de seguro tuvo que haber tomado... ¡Joder! ¿Por que esta borracho a estas horas?

¿Que mierda haces tu aquí? —Fue lo primero que pude decir, no tenía porque estar aquí, no quería verlo ni en pintura, por eso les decía a los de mi fraternidad que si preguntaban, yo no estaba. Dejo mis nombres por los suelos, sin mencionar... que me hizo quedar estúpida para mi misma, porque fui muy confiada, muy confiada con un extraño. Asesinaría al estúpido de mi fraternidad el que le haya dicho que me encontraba en el aeropuerto. Tomé a James del brazo, jalando de él para sentarlo en un banco, ya veía que se desmayaba ahí mismo, pero no hablaría con un borracho que de seguro olvidaría la mitad de lo que sea que haya venido a hacer acá. Estaba siendo la persona mas optimada del mundo, pero no sacaría nada conmigo diciendo un ''perdón.'' Por que no me valen, no me vale como me dejo por los suelo, que me haya mentido y me haya hecho ser ingenua, lo último, no es culpa suya, pero de igual forma me hizo ser ingenua. Yo me mantuve parada a su lado y luego le solté el brazo. Me saque los lentes y deje ver mis ojos enrojecidos por el llanto entre todas las cosas que estaban pasando.

Beber, pareciera que esa es tu salida a los problemas ahora, bien por ti. —Mencioné, yo no lo usaba como salida a los problemas, solo esa patética noche, este sujeto sentado ahora en la banca, fue nada mas ni nada menos la primera persona que vio mi vulnerabilidad. Él fue la primera persona que me vio frágil ante todo. —¿A que rayos viniste?



Marianne A. Delaigue

avatar
Marianne A. Delaigue

Fecha de inscripción : 23/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo tienes una oportunidad. Aprovéchala {Privado}

Mensaje por James A. Lawrence el Vie Mar 08, 2013 2:41 pm

Estaba borracho... Pues sí... Algo. Pero no lo suficiente como para no notar su ojos hinchados completamente rojos al sacarse las gafas. ¿Qué sucedía? ¿Por qué se encontraba de ese modo? Si era por mi culpa haría lo que fuese necesario para arreglar las cosas... - Anne... Anne hermosa - murmuré estirando una de mis manos hasta su rostro para acariciar con dulzura su mejilla - Eres muy importante para mi... - dije sacando desde lo más profundo de mi corazón las palabras que consideraba correctas y oportunas. Era lo que sentía, ella de verdad se había convertido en una de las personas principales en mi vida, luego de esa noche que conversamos tanto acerca de la vida misma, con sus palabras logró tocar una parte de mi que parecía dormida... Sólo que ahora, a causa del alcohol, parecía un idiota y le quitaba cierta credibilidad a mis palabras... Pero como dicen, los niños y los borrachos siempre dicen la verdad.

Yo no quiero que te vayas, por favor no te vayas... Te necesito aquí... Lamento mucho lo que sucedió, lo que hice... Fui un estúpido, lo sé, pero jamás tuve la intención de jugar contigo, deberías saberlo, me conoces lo suficiente... - murmuré la última frase y mi voz se quebraba a momentos. Me sentía más sentimental que de costumbre y hasta veía posible que me colocara a llorar y de pronto a reí... Me sentía como en una montaña rusa, pero lo único que tenía claro es que no deseaba que se marchara.

El dolor de cabeza parecía hacerse mayor a cada segundo, veía su cara de indignación ante mi presencia y no sabía siquiera si hacía bien al estar ahí... ¿Por qué siempre todo me salía tan mal? Jamás había planeado hacerle daño a nadie... Nunca, ni siquiera a mis propios padres que se rehusaban a llamarme "hijo"... Era demasiado idiota de nacimiento como para planear algo en contra de una persona... Era despistado y pensaba muy poco las cosas, por aquella razón terminaba haciendo más daño del que podía imaginar.

Por un segundo olvidé completamente que venía impulsado a dejarle el violín... Quizás porque aquello pasó a segundo plano cuando supe que se marcharía a Francia, pero mientras trataba de explicarle que haría todo lo que fuese necesaria para componer el daño hecho volvió a mi cabeza la razón de que yo me encontrara ahí. - Te estuve buscando para... Para entregarte tu... Violín - mis palabras salían un poco entrecortadas pues la misma embriagues parecía tener deseos de hacerme olvidar cómo hablar, pero no lo lograría - Sé que este instrumento para ti lo es todo... Pero no tiene magia alguna si no lo tocas acá en Nueva York - sonreí algo débil tratando de buscar la fuerza energía para ponerme sobrio. Odiaba estar así al frente de las personas, y más aún si se trataba de Marianne... Parecía un estúpido, más de lo normal y la gente sólo podía verme con algo de pena o sino vergüenza ajena... Y dar lástima no era lo mio.
avatar
James A. Lawrence

Fecha de inscripción : 18/12/2012
Edad : 25

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo tienes una oportunidad. Aprovéchala {Privado}

Mensaje por Marianne A. Delaigue el Vie Mar 08, 2013 11:23 pm

Sentí el contacto de su mano en mi mejilla, iba a correrla pero iba a esperar a que terminara de hablar. Estaba tan sumergida en mí detestar que no podía tomar nada de lo que me decía para bien. Recordé que siempre decían que los borrachos y los niños siempre dicen la verdad, lo de los niños no lo creo mucho ya que mi hermanastro es bastante mentiroso cuando se preguntan que paso con la última galleta. Tenía mi mirada seria, con las cejas bastante fruncidas y mis labios apretados, por dentro me mordía la lengua para no soltar mi enojo de una, simplemente no podía con aquel sentimiento.

Fue un estúpido, mucho, pero yo lo fui mas por mi ingenuidad, por confiar ciegamente ante él, por pensar que podía existir una persona donde podía ser yo y no pasaría nada malo, me equivoque, como siempre. Pero, la mayor parte de mi es eso, errores, los cuales siempre me logro levantar, pero ya estaba cansada, cansada de pensar de que podía ser feliz engañándome a mí misma.

Corrí la cara para apartar su mano y seguía escuchando sus palabras, ¿Para qué me quiere aquí? ¿Para seguir asiéndome daño? ¿Para seguir jugando conmigo? Estoy cansada, es todo para mí…

Detente. —Trataba de procesar sus palabras y no derrumbarme al mismo tiempo. —No te conozco lo suficiente en primera, si fuera así, no hubiera sido tan ciega de confiar en ti. —Retome aire, frustrada. — ¿Para qué me quedaría aquí? Dime, no tengo nada por lo cual quedarme. Tú me mentiste, y yo te creí. —Relamí mis labios y comencé a mirar el piso. —Eso me gano por creer en las personas. Tú no me necesitas aquí, tu necesitar que yo te perdone para dejar tu conciencia en paz. ¿Qué crees? Eso no pasará.

Iba a continuar hasta que habló de mi violín, el hermoso violín blanco que había dejado esa noche en la casa de James, bufé. Me acerque a sentarme junto a él en la banca y tomar el estuche del violín para saber en el estado que había quedado este, parecía como si nadie lo hubiera tocado, pero la verdad de estos instrumentos es que se desafinan con el solo pasar de las horas. Lo saque del estuche y pase el arco por las cuerdas despacio, sonaba horrible, comencé a mover las perillas para encontrar el tono y en cada intento parecía mejorar. El violín que tanto quería escuchar mi abuela había vuelto a mis manos.

Miré a James y, todavía le guardaba rencor, me recordé que la gossip dejo mi nombre por el suelo en toda la universidad, pero eso era lo de menos en este momento, aunque de igual forma me molestara. —No tiene sentido tocar en New York, donde no soy nada. Francia es mi nueva oportunidad.



Marianne A. Delaigue

avatar
Marianne A. Delaigue

Fecha de inscripción : 23/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo tienes una oportunidad. Aprovéchala {Privado}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.