NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



Esto no es una novela... {Ced}

Ir abajo

Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Dagon A. Adkins el Vie Ene 04, 2013 12:42 am

Una llamada de mi padre me había desconcertado, me dijo que debíamos hablar cara a cara que ya no se podía guardar más ese secreto que parecía carcomerle las entrañas, se me hacía raro eso de mi padre, él siempre se había mostrado duro y serio, pero bueno, acepte vernos lo antes posible, para ser precisos después de mi cita con el doctor, iba mejorando en mis Parafilias, ya no eran tan constantes o mejor dicho ya no necesitaba practicarlas tanto pues tenía a Ruth , lo vi en mi departamento y lo que paso en ese momento me hizo sentirme en extremo raro.
“- Hijo tu…tú no eres hijo biológico de tu madre y mío-“ mi corazón se detuvo u instante, no me molestaba que no fueran mis padres biológicos pues estaba claro que gracias a ellos había tenido todo, si no bien una linda infancia si la vida y estudios como ahora, no les podía reprochar nada pero si era impactante, no dije nada y baje la mirada- me adoptaron?- pregunte en un hilo de voz, mi padre aclaro su garganta y vi algo que jamás pensé ver en vida, estaba llorando, estaba aguantando las ganas pero no podía evitarlo – papá?...esta todo bien, seas o no mi padre de sangre sigues siendo mi padre porque diste tu sudor por mí, no te odio, es más te amo más a ti y a mi madre, solo cuéntame la verdad si?- le dije acercándome a él poniéndome de rodillas tomando sus manos, el nunca dejaría que yo le tomara la mano así pero aquella ves se veía tan frágil que pude notar en su rostro como agradecía ese gesto de mi parte , aquel hombre tan fuerte abrió la boca para hablar mientras yo lo veía y sujetaba sus manos “- Después de tener a tu hermana le dijeron a tu madre que no podría tener más hijos y quedamos devastados, hicimos lo posible por adoptar a un niño pero por mi trabajo y el de tu madre nos negaron ese derecho y abogaban que no éramos aceptables pues nuestro trabajo nos demandaba mucho tiempo y el dinero no era suficiente para mantener a un niño-“ se limpió las lágrimas y yo sentí un hueco en mi estómago pero no lo interrumpí “- en un intento desesperado tu madre contacto a un joven y él nos aseguró que nos conseguiría un varón por la suma de 2 millones, no lo pensamos ni dos veces en ese tiempo teníamos dinero , todo iba perfecto y sería fácil pagarlo, solo nos dijo que no preguntáramos como lo conseguiría que sería algo legal y que no nos preocupáramos…-“ suspiro y me senté en el suelo sin soltar su mano “-Él fue por ti a un hospital, no tenías ni 1 día de nacido cuando tomo tu cuerpo y lo trajo a nosotros, nos dio tanta felicidad tenerte hijo, eras y eres perfecto-“ acaricio mi rostro y se limpió las lágrimas “pero hace unos dos meses la familia…tu familia biológica nos contactaron y nos amenazaron con demandarnos por robo, pero lograos calmar el asunto y nos pidieron algo-“ me miro y sonrió de lado “- que conozcas a tu hermano, hoy lo veras en el Mon Petit…arréglate, yo te llevare hazlo hijo, conócelo, no te puedo detener-“ después de eso me arregle para ir al encuentro de mi hermano.

Ya llegando al restaurante mi padre me dejo ahí y se marchó alegando que sería mejor así, anuncie mi llegada y que tenía una reservación y me senté en una mesa al lado de una ventana en la cual se podía ver un jardín y una fuente, era una linda vista, estaba en verdad nervioso, como sería el?, me a odiaría?, tenía muchas preguntas y temía por lo que podía pasar, y si el tambien tenía trastornos como yo?, todas esas dudas me hicieron sudar de las manos, mire hacia la puerta y no veía señas de nadie, así que quise calmarme y pedí una botella de vino blanco dulce para esperar a mi hermano.
avatar
Dagon A. Adkins

Fecha de inscripción : 16/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Cedric B. Adkins el Lun Ene 07, 2013 1:01 am

El día había pasado sin muchos percances, lo mismo que hacia siempre, Gimnasio a las 6:00 am, no iba diario solo iba dos o tres veces por semana, solo para mantenerme en forma, no me gustaban las personas pasadas de peso y claro no podía permitirme ser un gordo, regresando del gimnasios un largo baño en la tina, solo escuchando la música del estéreo que había incorporado al cuarto de baño para hacer más placentera la estancia en el, aunque gracias a eso me había estado tardando más de lo acostumbrado en bañarme, bajaba a desayunar, a las 9 am mas o menos, comia un poco de cereal mientras leía el periódico, levantaba lo que había utilizado y lo lavaba, después de eso podía ocurrir una de dos cosas, me ponía a leer un libro o me ponía a practicar piano, bien pues este día había ocurrido la segunda opción, las partituras estaban frente a mi colocadas sobre el piano, mis dedos se movían elegantemente sobre las teclas de este, una nota tras otra, era una canción que practicaba desde que era un niño, hacia mucho que no la tocaba, pero hoy sentí muchos deseos de hacerlo, “The Girl With the Flaxen Hair” de Claude Debussy fue de las primeras canciones que aprendí a tocar para mi madre, usualmente solo tocaba sus piezas favoritas en el aniversario de su muerte, pero presentía algo, algo que no era usual que ocurriera de algún modo sentía que algo grande estaba por ocurrir, al tocar la última nota de la pieza, el celular que estaba sobre el piano de cola empezó a vibrar, coloque mi mano sobre mi frente antes de tomar el celular que bailoteaba por las vibraciones, mire el numero que aparecía en la pantalla, me extrañó mucho ver aquel nombre en el display del celular ,coloque mi dedo sobre la pantalla para poder deslizar la opción de contestar – Cedric, ¿qué sucede? – la voz que se escuchaba del otro lado de la bocina era calmada, tranquila, cansada, como la recordaba pero había algo en ella que me hacía sentir ansias – Claro, ahí estaré – sentí un frio bajar por mi espalda, mis manos empezaron a sudar, deje el celular de nuevo en el piano, puse mis codos sobre las teclas, mis manos sobaban mis sienes, no sabía cómo sentirme por la noticia que me habían dado, ¿felicidad? ¿Tristeza? Solo sabía que me sentía mareado, de no haber estado sentado habría caído al suelo –Gemelo – eso fue todo lo que alcance a decir trate de no pensar demasiado en el asunto, me levante del banquillo sosteniéndome de los lados del gran piano, mis piernas se sentían como de goma, claro que sabía que tenía un hermano, pero según el cuento de mi padre él nació muerto ¿Por qué mentirme sobre algo como eso? – no puede ser, siempre diciendo mentiras, es tan de tu estilo – tome mi chaqueta del perchero y las llaves de la mesa que estaba en la salida de la casa, me dirigí hasta mi auto, sentía calor a pesar de que la noche estaba helada, al entrar al auto me quede pensando en si acudir a aquel encuentro que estaba planeado o simplemente dejar las cosas como estaban, después de todo ese era mi estilo si algo hacia que me sintiera incomodo simplemente no lo confrontaba, así había sido toda mi vida, mi cabeza había hecho la elección, saque las llaves del encendido del auto, y me quede en silencio, la hora de la cita estaba por llegar, me quede sentado en ese auto por bastante tiempo, o tal vez no había sido bastante y simplemente se me hizo eterno.

Miraba el reloj constantemente, mi pie se movia de una manera desesperada, se me había hecho un poco tarde para la cita ya que me tarde mucho en decidir que mi vida no podía seguir como hasta ahora, quería saber la verdad sobre todo esto, y solo podría hacerlo si veía a mi ¿hermano? No sabría cómo llamarlo, ni siquiera sabía si él se presentaría, que tal si no llegaba y me quedaba ahí como un completo estúpido esperando algo que tal vez sería otra mentira de mi padre, el trafico no me dejaba avanzar y sabia que llegaría tarde solo esperaba que si el llegaba antes me esperara, la calle estaba un poco resbaladiza por la nieve que había caído el día anterior, por fin al avanzar descubrí que era lo que provocaba el trafico, un camión había embestido a un auto familiar, no había graves heridos solo había sido el susto, o por lo menos eso fue lo que alcance a notar, al pasar aquel pequeño percance el trafico se libro así que acelere, mire el reloj solo llevaba 10 minutos de retardo pero si aceleraba tal vez podría llegar en otros 10 minutos.

Le di mis llaves al joven que atendía en el valet, entre corriendo al lugar de la cita, se podía leer en letras grandes Mon Petite, me acerque con el host del restaurante – Disculpe no tenemos mesa tendrá que esperar – señalo a todas las personas que estaban esperando alguna mesa para poder comer en aquel restaurante – ya me están esperando – la chica hizo un leve movimiento de cabeza y con un ademan me dio entrada al restaurante, mis ojos recorrieron el lugar, no lograba verlo por ningún lado, supuse se había ido, cuando desistí en mi búsqueda y al darme cuenta me encontré con una imagen que jamás podre sacar de mi cabeza, un joven de cabellos negros, bastante arreglado, me quede un poco pasmado era como verme en un espejo, la piel se me puso china, respire hondo y camine con paso firme a la mesa del joven, mire mi vestimenta, no iba tan elegante pero no iba mal, unos Jeans mocasines, una camisa a cuadros y un blazer – Siento haberte hecho esperar – dicho eso me quede esperando a que me diera el ademan de poder sentarme con él y que no se fuera.


♠️Violently happy
Cedric {Bloo} Adkins.
avatar
Cedric B. Adkins
Admin

Fecha de inscripción : 08/03/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Dagon A. Adkins el Lun Ene 07, 2013 5:13 pm

Pasaban os minutos y el chico no llegaba, no era que estuviera desesperado después de pasar una infancia como la mía el esperar era algo cotidiano, una larga vida de espera me había vuelto en exceso tolerable y seguramente ese chico tendría sus razones para faltar si es que lo hacía, él estaba en todo su derecho a faltar pues no era tan fácil aceptar que tienes un gemelo de la noche a la mañana y lo entendería si llegaba a faltar a nuestra cita, si yo lo había hecho era porque tenía esa curiosidad, en verdad seria mi gemelo o seria de esas reconocidas estafa a las cuales ya habíamos estado sometidos varias veces. Tome uno de los chuchillos con la pinta de mi redo pulgar presionando un poco sin lograr hacerme daño y con los demás dedos tome el mano de ese utensilio, el camarero se acercó “- Joven desea algún vino de la carta?-“ negué con la cabeza – No, por favor tráigame alguna soda italiana , si es de frutos rojos mejor, gracias- el camarero asintió y se dio la vuelta mirando de reloj a mi mesa, igual y el hombre llego a pensar que ya me habían dejado plantado , me recargué sobre mi mano derecha y mi codo sobre la mesa, saque mi celular y vi la hora, - solo son 15 minutos- dije , pues si apenas eran 15 minutos después de la hora acordada, si en 20 minutos mas no llegaba me largaría y me pondría en contacto con esa familia a decirles que no me interesaba conocerlos así como a él no le intereso conocerme a mí, si yo había accedido era para evitarle problemas a mi papa y por qué tenía curiosidad o se le podría llamar amarillismo, sea como sea ya había tomado mi decisión. EL camarero llego con aquel vaso Collins repleto de hielo y un líquido rojizo hasta el fondo, poco a poco fue vaciando la soda dejando que ese líquido se moviera y pintara con elegancia aquel liquido lleno de gas , se disculpó y paso a retirarse, en verdad si se me había antojado probar un vino pero no estaba Ruth y no pensaba beber si estaba con alguien desconocido, porque a pesar de ser idénticos y llevar la misma sangre no sabía si él tenía intenciones buenas o no, podíamos ser exactamente iguales , pero de la misma forma podemos ser en extremo diferentes, estaba a punto de darle un sorbo a mi bebida cuando una voz grave me saco de mis pensamientos , era impresionante verlo ahí enfrente de mí, parecía como si un espejo estuviera frente a mí, me sentía como en las películas en las que ves a tu reflejo y este se mueve dando comienzo a una película de terror, me levante lentamente sin quitarle la vista de encima – Santo…- calle e hice una mueca como de que quería sonreír pero no se completó pues era impresionante, si es impresionante saber que tienes un hermano debe ser y es aún más impactante saber que ese hermano es tu gemelo y es idéntico en todo el sentido de la palabra, no tenía ni un lunar en la cara que pudiera diferenciarlo, nada, éramos como dos gotas de agua- Soy… soy Dagon- aclare mi garganta- Dagon o Albafica como gustes- estire mi mano para estrecharla con la de el – Y no te preocupes no es nada solo fue poco tiempo, yo igual acabo de llegar- dije mintiendo para que él no se sentirá culpable, a pesar de ser idéntico a mí su mirada se veía más dura que la mía, su mandíbula más tensa y su postura era muy muy diferente, era como si él fuera esa parte elegante que yo nunca había querido ser, era como si viera a ese chico que mi madre siempre quiso, aunque no venía vestido como yo se veía impactantemente bien, si sé que yo no me veía mal en traje, pero a su lado yo me veía como el tío arreglado buena onda que no le importa mucho como se ve, estaba acostumbrado a usar playeras y pantalones de descanso pues siempre estaba lleno de polvo blanco por las esculturas en cambio ese chico parecía ser todo un hombre de negocios, podía ser abogado, o médico, algo que necesitara que tu presencia fuera fuerte, sin duda él lo lograba y se notaba pues varias parejas y grupos de personas en las mesas contiguas nos miraban como si fuéramos algún tipo de extraño espectáculo, que acaso no conocían a ningunos gemelos? O teníamos manchas o que ¿ lo que fura me puso nervioso- Por favor siéntate- le estire la mano para que tomara el asiento que estaba frente a mi dándole una cálida sonrisa- Pide lo que quieras yo pago si?- tome un poco de mi bebida- esto es…extraño no lo crees?- no sé cómo fuera le de carácter pero parecía ser duro muy a diferencia de mí que era un poco más amable y de sangre ligera, no decía que él lo fuera pero eso aprecia a simple vista pero no debía juzgarlo eso era algo que a mí me molestaba mucho que lo hieran conmigo y si estaba pensando en hacerlo sería muy pesado de mi parte, sería lo mejor conocerlo poco a poco si así lo deseaba el, sabia de por medio que el tambien estudiaba en Brown en donde yo estaba y que eso había sido una simple coincidencia, jamás había podido imaginar que algo así me pasara debía ser fuerte para todos y aunque también lo era para mí me agradaba la idea saber que tenía un gemelo, tal vez no seriamos como esos gemelos que acaban la frase del otro o que sienten lo que al otro le pasa pero si de alguna manera nos unía la sangre y yo si deseaba llevarme bien con el . El camarero se acercó de nuevo y se dirigió a el chico que estaba frente a mí para anotar su orden , no sabía si tenía hambre o no así que dejaría que el diera el primer paso para saber si comeríamos o simplemente este sería un encuentro rápido entre él y yo.
avatar
Dagon A. Adkins

Fecha de inscripción : 16/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Cedric B. Adkins el Lun Ene 07, 2013 6:14 pm

Mi mente estaba atascada de pensamientos, no podía negarlo había querido que todo lo que le habían dicho fuera un broma y que solo le hubieran tomado el pelo pero estar al frente de el, se había esfumado toda esperanza de que fuera una broma, estaba completamente impactado, hasta su voz era parecida a la mía, de nuevo volvieron los escalofríos a mí, recorriendo mi espina dorsal, sentí de nuevo el mareo de esa misma tarde, volvía a sentir mis pies como de goma, m controle lo mejor que pude, sentándome en la silla que estaba frente a él, mis ojos analizaban cada rincón de su rostro, buscando algo que nos hiciera diferentes pero sin gloria en el intento, éramos completamente iguales, sentía mi garganta completamente seca, no sabía de que podía hablar con el, tal vez compartiéramos muchos gustos o tal vez no, simplemente no quería quedar mal con el, mire mi reflejo en la cuchara que estaba cerca de mi mano derecha, mis ojos no mostraban emoción alguna, mis facciones eran completamente firmes a pesar de ser un desastre por dentro – Yo soy Cedirc – mi voz era completamente llana, sin ninguna emoción, tranquila monótona era hasta podría decirse apagada, realmente por mas que le daba vueltas al asunto no lograba encontrar alguna palabra para decirle, me había puesto nervioso de nuevo y mis manos empezaron a sudar, coloque los brazos sobre la mesa tomando la carta que estaba ahí mismo, empecé a ojearla, estaba mirando sin mirar, no tenía hambre pero vaya que necesitaba un trago para pasare eso, mis pensamientos fueron turbados cuando escuche la voz del mesero que se encontraba frente a mí, con la pluma en mano y la libreta abierta para tomar mi pedido, me quede pensando unos segundos antes de pedir - tráeme un Whisky en las rocas, Johnie Walker blue label, eso sería todo por el momento, si vuelvo a requerir su servicio se lo hare saber gracias – el mesero apunto mi bebida, estire la carta para que la pudiera tomar, necesitaba entrar en confianza y que mejor que un buen whisky para hacerlo, necesitaba estar un poco más tranquilo, hice un ademan de negación con la mano cuando Dagon se ofreció a pagar todo, no iba a gastar su dinero en mis caprichos caros – no te preocupes, no tienes por qué hacerlo, gracias por la oferta pero me atreveré a declinar – trate de hace una sonrisa, pero creo que solo pude torcer la boca, no era muy bueno expresando sentimientos y mucho menos con las personas que acababa de conocer, a pesar de todo tenía muchas ganas de saber sobre el, entrelace mis dedos sobre la mesa esperando a que llegara mi bebida – ¿Extraño? Más bien yo diría impactante, somos completamente idénticos… pensé que solo me estaban tomando el pelo, después de todo me habían dicho que tú estabas… - hice una pausa no sabía cómo decirle aquello, suponía que no importaba mucho en ese momento, mi padre siempre eme había mentido en muchas cosas era algo que no podía soportar de el, bueno eso y la mayoría de las cosas que hacía, simplemente su presencia hacia que me enojara o me sintiera amargado, si no le decía nada era por que llevar una vida peleado con tu padre y que cada vez que lo llegabas a ver peleaban era amargarse sin necesidad alguna, por eso siempre trataba de llevarme la fiesta en paz con el – muerto.– dije bajando un poco la mirada, no sabía cómo se tomaría eso, o más bien yo no sabría como tomármelo si alguien me lo dijera, no sabría como reaccionar pero esa solo es mi forma de pensar, no tenia por que ser completamente igual con el, después de todo la educación que nos habían dado al crecer los dos en diferentes hogares era distinta – pero me alegra saber que no, aunque realmente sigo tratando de acostumbrarme a tu apariencia, es realmente como estar frente al espejo – al fin el mesero llego con mi bebida, la puso al alcance de mi mano, le di un par de vueltas al vaso para que el hielo enfriara el liquido que se encontraba dentro de él – Dime Dagon, ¿lo dije bien? Que es lo que piensas sobre todo esto – realmente e intrigaba lo que pasara por su mente, quería llegar a conocer hasta que nivel éramos iguales, ¿sería algo puramente físico o si nos pareceríamos en muchas cosas? El porte que el tenia no era igual al mío era mucho mas relajado, tranquilo sin tensiones, algo que yo siempre habría querido ser, pero nunca habría podido llevar a cabo por las exigencias de mi padre.


♠️Violently happy
Cedric {Bloo} Adkins.
avatar
Cedric B. Adkins
Admin

Fecha de inscripción : 08/03/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Dagon A. Adkins el Lun Ene 07, 2013 9:17 pm

Hasta ahora todo iba bien, Cedric, ahora ya sabía su nombre, el nombre de mi hermano gemelo, parecía una comedia de esas latinas en donde los protagonistas son separados al nacer y si precisamente eso había pasado pero era aún más complicado que eso, pero no me dejaría llevar por eso en ese momento, su tono de voz era calmada así que note que no tenía prisa por irse y yo menos, me daba pauta a conocerlo mejor y puede ser que nos lleváramos bien, hice una mucha cuando me dijo que el pagaría pero claro no me pondría a discutir por algo tan burdo como quien paga el trago?, asentí y lo escuche, se me retorció el corazón al escuchar que mi padre biológico le había dicho que había nacido muerto, entonces la historia de mi padre era real si me habían quitado del seno de esa familia solo para hacer dinero fácil y si me habían dejado en una hermosa familia a la cual le cause muchos problemas, pero al final de cuantas era mi familia y veían por mi hasta este preciso momento-Si lo dijiste bien, dime Dag si gustas- le sonríe mirándolo directamente a los ojos que era ver como los míos, hasta el mismo tono de ojos teníamos, exactamente iguales y el timbre de voz era como escuchar una grabación mía- Y si, impactante y perturbador- dije aun sonriendo de nuevo tomando mi vaso entre mis manos- No sé qué decirte Cedric, es complicado, he de aceptar que me tomaran como muerto es horrible pero claro tú no tienes culpa de nada y tampoco tus padres…bueno mis padres, como sea- sacudí la cabeza ante esa confusión, como seria papá?...como seria mamá? Eso me intrigaba pero más tarde se lo preguntaría –Gracias a dios , o como se diga, estoy vivo y me toco una muy buena familia si me dieran la oportunidad de elegir en cuanto a las familias sin lugar elegiría a la que tengo ahora- levante una mano e hice una seña como para decir “ espera”- no me lo tomes a mal pero no conozco a tu familia y sé que en algún día los conocerme y ya podre darme una idea mejor , pero por el momento no cambiaría nada de mi vida, inclusive esto, estar aquí, conocerte es increíble para mí, no todos los días te encuentras con tu gemelo, no todos los días te enteras de que fuiste robado del cunero con ni siquiera un día de haber nacido- sonríe de lado y bebí un poco de aquella soda – Yo tampoco me puedo acostumbrar al verte, buscaba alguna cicatriz o algún lunar que nos diferenciara pero no, somos exactamente iguales físicamente , no sé qué gustos tengas y está claro que no sabes nada de mis gustos pero si me lo llegases a permitir me gustaría conocernos más a fondo, sé que estudias en Brown y yo acabo de ser enfilado en esa universidad, así que supongo que tiempo si tenemos y mucho-pensaba atreverme a tocar su mano pero sería demasiado pronto entrar en ese tipo de confianza- Pienso que las cosas se dieron así por algo, pienso que tus padres no se hicieron a la idea de que estuviera muerto y me buscaron, claro no era tan difícil de encontrar si eres amante de la escultura- me atrevía a presumir mis dotes? Claro que si aunque no lo conociera tanto era mi hermano y quería que estuviese orgulloso de mí, no sé si eso le impresionaría, no sé qué pensaría de mí y de mis gustos pero yo a él jamás lo juzgaría por el simple hecho de estar aquí sentado frente a mi viéndome y escuchándome – Te puedo preguntar algo?- dije agachando un poco la cabeza pero no la mirada- Como es mamá?...tu madre y como es papá?...tengo esa curiosidad, como son como personas, no físicamente pues supongo que nos hemos de parecer era ellos no es así?- mire mi vaso , por alguna extraña razón se me vino una pregunta estúpida a la mente, tal vez era muy sentimental o había visto mucha televisión en ese tiempo en el que estuve encerrado- Nunca sentiste algo extraño? Como si alguna parte de ti te llamara?, osea…- me rasque la cabeza e hice una mueca- Si, como dicen eso que los gemelos sienten lo que otros no? que sienten lo que el otro siente…- puse mi vista en la de él, podría ser que por eso a veces yo sentía una rabia impresionante o podía ser que por eso yo me enojaba con mi padre sin razón alguna, o simplemente eran estúpidas ideas mías las cuales me hacía por querer que nos estrecháramos mas como hermanos.
avatar
Dagon A. Adkins

Fecha de inscripción : 16/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Cedric B. Adkins el Vie Ene 11, 2013 12:32 pm

Pude notar una ligera molestia en su rostro cuando dije que mi padre… ¿o nuestro? Tendría que acostumbrarme a la idea de no ser más hijo único, había dicho lo su muerte, me arrepentí de haberlo comentado, tal vez no era el momento ni la forma de haberlo dicho, pero vamos no creo que haya un momento adecuado para decir algo así, encogí los hombros y trate de sacarme esos pensamientos de la mente, clave mi mirada en sus ojos, mismos ojos que siempre veía en el espejo, solo que había un brillo diferente en los de él, no se veían cansados ni atormentados como los míos, su forma de ser era mucho más efusiva que la mía, me alegraba ver que no éramos por completo iguales, solo era una cosa puramente física, Dagon, su nombre era bastante extraño, nunca había escuchado un nombre así, ya habría tiempo para preguntar acerca de eso, al parecer ninguno de los dos teníamos mucha prisa por irnos, lo cual me alegro, pensé que al momento de verme o escucharme se iría, después de todo no soy una persona tan divertida o alegre, así que realmente me alegre, aunque mis facciones o ademanes no mostraran mi estado de ánimo, también me alegraba saber que por lo menos la familia que lo había criado, no era mala de ningún modo, se notaba que tenía un gran y sincero afecto hacia ellos, eso me provocaba envidia, yo no podía decir lo mismo, mi padre nunca había tenido tiempo para mí siempre mintiéndome acerca de las cosas ¿Por qué no simplemente podíamos tener una relación padre e hijo normal como el resto del mundo? Claro por qué los demás no tenían al hombre más poderoso de Inglaterra como padre – no te preocupes si me dieran a elegir, yo creo que mi familia no sería mi primera opción – sabía que era duro pero era lo que sinceramente pensaba, sin mi madre en la familia no había familia alguna, claro mi padre me daba todo lo que quería, dinero, carros lujo, me daba todo menos tiempo y desde que mi madre murió me dedicaba aun menos tiempo que antes, había sido así ya desde hace tanto tiempo que deje de quejarme o preocuparme sobre eso - …robado – esa única palabra hizo que mis ojos se abrieran como platos – ¿Disculpa? ¿Como dices? Te robaron, lo siento desconozco la forma en que te apartaron de nuestra familia, solo me comentaron que me encontraría con mi hermano gemelo, pero estaba esperando que fuera una broma, peor al verte sentado, tan idéntico a mi sabia que no había sido una broma, supongo que tu familia ah de haber tenido sus razones y no los juzgo ni los critico, no lo apruebo, pero es solo mi forma de pensar, no quiero que te tomes a mal nada de lo que digo, es solo que estoy impactado – baje la mirada, sabia que el se podía tomar a mal la forma que había hablado, pero no podía quedarme callado, odiaba que me ocultaran las cosas, ya no era un niño, no tenían que protegerme de las cosas, perder a mi madre había sido duro pero no tenían que cuidarme siempre, y era lo suficientemente mayor para entender las cosas, sentí como el semblante de mi rostro se tensaba reflejando el enojo que sentía por las mentiras que aunque de buena voluntad no dejaban de sorprenderme y enfadarme, volví a mirarlo, disipando todos mis pensamientos que no tenían cabida en este momento – lo se es completamente impactante, hace solo unos momentos era hijo único y ahora tengo una persona que no solo es mi hermano, es mi gemelo idéntico, pero trabajaremos en esto, ¿nos tendremos que acostumbrar en algún momento no? – le di un trago a mi bebida que había estado en calma en la mesa, no había tomado ni una sola gota desde que el mesero se apareció para dejarla frente a mí, bueno en realidad enfrente de mi hermano – claro que tendremos tiempo, me alegra saber que estamos en la misma universidad, yo soy líder de una fraternidad, de Omega Chi, si quieres visitarme pásate por ella – le ofrecí una sonrisa sincera que acompañaba a la oferta, iba a ser compelido explicar como es que tenia aun gemelo idéntico, y mas aun con los miembros de mi fraternidad que eran un tanto conservadores, ya que la mayoría de las familias eran muy importantes y las apariencias importaban demasiado – eres un escultor, vaya tal parece que las artes están en nuestra familia, me gustaría ver algo de tu trabajo, yo toco el piano, no de manera profesional, pero me han dicho que no soy malo – me alegraba saber que se estaba abriendo conmigo, digo eso era la finalidad de este encuentro pero realmente tenía miedo de que se hartara de mi, mi rostro se tenso al escuchar que preguntaba por mi familia, nuestra… - pues bien… nuestro padre, es muy parecido a nosotros, físicamente, de el heredamos los ojos azules y el cabello negro, y nuestra madre, era hermosa agradable, refinada, elegante, inteligente, muy buena persona, aunque falleció hace 6 años, te hubiera encantado conocerla. – baje un poco la mirada, realmente me seguía doliendo su muerte… sabía que había pedido saber cómo era como personas, por eso solo describí a mi madre, no podía saber cómo era mi padre siempre era un completo misterio nunca expresaba sus sentimiento – nuestro padre es… una persona difícil, bastante duro y exigente – eran comentarios superfluos pero tenía que decir algo, a decir verdad realmente si pensaba que algo me faltaba, me sentía inquieto que tenía que encontrar a alguien – si lo había sentido, siempre había sentido que me faltaba algo y ahora comprendo que era – al parecer toda lo que dice la gente acerca de los gemelos realmente es cierto, realmente pueden sentir lo que al otro le pasa, siempre había pensado que eran patrañas, pero ahora todo tenía un poco de sentido, había días que me sentía realmente confundido con angustia y no había nada que lo provocara, tal vez era por su causa – tal vez lo que la gente dice no sea pura basura – comenté riendo un poco – y dime Dagon ¿que es lo que estudiaras? o ¿ que es lo que te trajo hasta brown?


♠️Violently happy
Cedric {Bloo} Adkins.
avatar
Cedric B. Adkins
Admin

Fecha de inscripción : 08/03/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Dagon A. Adkins el Lun Ene 14, 2013 3:02 pm

Ahora ya me causaba gracia decir aquello “robado” era gracioso hasta cierto punto o bueno lo quería ver así por la reciente reacción de Cedric , me rasque la cabeza y asentí, pero espere a que el terminara de hablar , lo que decía de nuestros padres no me sorprendía es por eso que se veía pesadez en la mirada y eso era bastante notorio o simplemente yo sabía leer a las personas y me percataba de eso, no lo juzgaría seguramente debía ser horrible tener que soportar un padre Asi de frio, mi padre era algo similar pero últimamente o bueno con esta noticia su humanidad había salido a flote dejando ver un hombre nuevo y amoroso, un tanto como yo pero un poco avergonzado de serlo , note que ese tema dela familia no era muy grata y menso al escuchar que nuestra madre ya estaba muerta, debió ser horrible para el no sabía si yo debía sentir una especie de dolor por eso, pues nunca conocí a aquella mujer y seria hipócrita de mi parte sentir pena por una persona que no conocía y que estaba claro que nunca lo haría, cambio de tema de nuevo preguntándome por mi carrera en Brown, sonreí e hice algo que puede que fuera demasiado confianzudo de mi parte. Le tome una de sus manos entre las dos mías acariciando el dorso de su ano con mis dedos pulgares- Cedric, a veces las cosas son tan pesadas que es malo cargar con ellas por si solos te agradezco que me contaras esto y ahora ten por seguro que yo estoy aquí y que al menos te sacare una sonrisa de ves en cuando si me lo permites, tu madre ahora esta descansando y tu padre, bueno, si él no sabe demostrar su cariño no quiere decir que no lo sienta, tal vez este avergonzado por mentirte?, un padre a veces comete ese tipo de errores para aligerar la vida de sus hijos- estaba mirando las manos de ambos, tan parecidas pero el tacto de él era frio a diferencia del mío, sus dedo eran suaves pero rígidos y los míos eran ásperos pero sueltos, se notaba la tensión en el a leguas o puede ser que mi tacto o pusiera incomodo –por ese lado te comprendo yo de joven viví engañado , desde los 8 hasta los 14 años viví en un asqueroso engaño pero es de sabios entender los errores de los demás y es de sabios afrontarlos con tranquilidad y astucia, no con odio y rencor pues esto no te permite pensar con claridad y solo empeora las cosas ,tus padres tuvieron una razón para mentirte y no estaban equivocados solo fueron cuidadosos por el cariño que te tenían y tienes aun, velo así, el vivir con rencor solo desgasta más el alma y eso es lo que nos mantiene en pie y cuerdos-tenía su mano apretado con ambas mías y me dio aún más vergüenza así que solté su mano un poco avergonzado- lo …lo lamento Cedric, soy a veces muy confianzudo- reí un poco y entrelace mis manso entre si – Estudio escultura como tal, dicen que es mejor que no pierda mi talento y mi interés en otro tipo de cosas, que la escultura es mi vida y si, si lo es o bueno mejor dicho es lo único que se hacer sin mi nana- sonríe de nuevo- Y Ced?, no te preocupes por aquel tema de mi “robo”- dije burlándome de eso, no del sino del tema en general, no podía ser serio tanto tiempo ya mucho tiempo había estado bajo la seriedad de estar encerrado y ahora era cuando quería vivir la vida al 100 y no dejarme aplastar por sentimientos de pena- Pero bueno te lo tengo que contar no es así ?- sonreí y tome un poco de mi soda- Mis padres después de tener a mi hermana ya fallecida se les dijo que no podían tener ya hijos y desesperados por tener otro hijo decidieron adoptar, pero al estudiarlos determinaron que no eran aptos para criar a un niño o niña, que sus trabajos le impedían tenerle el cuidado a ese bebe que querían tener y así fue que como por obra del destino consiguieron quien les diera uno por un precio un tanto alto, pero mis padres tenían dinero de sobra y no se les hizo difícil, la única condición para que yo fuera entregado era no preguntar de donde había salido…y claro pagar el precio-agache la mirada y vi la soda como burbujeaba y empecé a jugar con la orilla del vaso- por eso mis padres nunca contactaron con ustedes y no sé cómo fue que tu padre dio conmigo, tal vez conoce mis esculturas o no sé, la sangra llame eso dicen- dije mirando de nuevo a Ced- No importa ya , el pasado solo regresa para atormentar y ahora mi presente eres tú, un presente un tanto loco pero bueno al fin y al cabo algo bueno- le sonríe con sinceridad dejando ver un poco mis dientes tratando de mantener el ambiente lo menos pesado posible – y aprovechando que ahora sé que eres un excelente pianista, me gustaría saber más de ti , bueno yo ya te dije algo sobre mí, mis intereses, que estudio…bueno me encantan las películas de terror, nunca he bebido en mi vida, no se manejar, no tengo animales y soy amante de Paganini y Bernini , bueno el ultimo es predecible- sonríe de nuevo y lado la cabeza mordiendo al punta de mi lengua- lo lamento sé que parece que he tomado mucha confianza pero es que no se la razón igual y me siento cómodo contigo a pesar de prácticamente apenas conocernos, digo si bien los dos queremos conocernos más vale empezar bien no?- tome mi vaso entre ambas manos y lo lleve a mis labios depositándolo ahí esperando que me respondiera algo pero me impacientaba con rapidez y tenía al necesidad de contarle todo de mí, sé que no era buena idea pero sé que debía tocar el tema de mis parafilias en algún momento de la conversación o simplemente mencionarlo sin decirle que era yo directamente que estaba en terapias para controlar mis impulsos carnales, opte por no decir nada y me le quede viendo sonriendo- En verdad agradezco que estés aquí, tenía miedo a nunca saber cómo eras- entrecerré mis ojos en una sonrisa tierna y de agradecimiento, muy a diferencia de mi notaba en el rostro de mi hermano una dificultad para mostrar algo en verdad, si hacía gestos eso es claro pero ninguno parecía ser tan humano, pero eso lo trabajaríamos después.
avatar
Dagon A. Adkins

Fecha de inscripción : 16/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Cedric B. Adkins el Mar Ene 15, 2013 11:52 pm

Podía ver las facciones de mi rostro en el reflejo del servilletero de la mesa, siempre era lo mismo, un mármol, tan frio, sin sentimientos, gestos ocasionales pero de ahí en fuera no había nada que me hiciera humano “Ni un humano ni una bestia, una estatua” siempre que veía su reflejo en algo era la frase que le venía a la mente, una frase que habían dicho hace mucho tiempo el obispo de Pamiers Bernard Saisset, refiriéndose a Felipe IV, el Rey de hierro, y en efecto era el personaje histórico con el cual me identificaba, la actitud severa, rígida, era muy parecido a el, y ahora ver esta copia sentada frente a mí, tan apacible, amable, tan lleno de afectos, era algo que no podía concebir de mi, en mi estomago sentía un pequeño malestar, algo que había sentido antes, ¿era coraje? No, eso no era, es similar pero no es igual… Envidia, esa era justo la palabra y justo el sentimiento que atravesaba mi cuerpo en ese momento, envidia de que el pudiera ser tan… Cálido y yo nunca hubiera podido mostrar sentimiento alguno, al parecer mi padre se quedo el hijo con el cual no se llevaría muy bien; las palabras de Dagon entraban por mis oídos, el tacto de sus manos sobre la mía, era en comparación mucho más cálida, sentí un poco de incomodidad al sentir su mano, no quería ser grosero así que la deje ahí, si el se sentía cómodo quien ser yo para arruinarle eso tal vez lo hacía sentir mejor, tal vez… no, no trataría de entenderlo sería muy difícil para mí, fuimos criados de manera completamente diferente y al parecer solo nuestro gusto por las artes no hacia hermanos por el momento sus sonrisas sinceras me volvían loco, pero si algo me caracterizaba era el hecho de esconder muy bien mis sentimientos, tal vez solo tendría que conocerlo más para poder sobrellevar esta envidia que sentía, los pensamientos en mi cabeza se sentían como una cuerda tensada en un piano, que a la mas ligera presión se rompería sin previo aviso, trataría de disminuir esa tensión en la cuerda… mire el vaso que se encontraba en mi mano libre, tratando de solo concentrarme en su color, dejando que mis pensamientos se disiparan… trate de marcar una sonrisa en mi rostro pero sin mucho éxito, gire mi cabeza para poder ver los ojos azules que me miraban, miraba su boca – no te discutiré el punto de que pudo haberlo hecho por que pensara que era muy chico, pero esto no es de la única cosa que m ah mentido, me mintió también en la muerte d mi padre, de lo de su nueva esposa, de todo lo importante, debe de dejar de pensar que soy un niño o que no puedo valerme por mi mismo, se me hace tonto, si no dejas que tu hijo lidie con el dolor, cuando no estés como piensas que lo hará, por suerte para mí y por desgracia para el no soy tan débil y claro que me entere de todas y cada una de sus “mentiras piadosas” – realmente odiaba a mi padre, a pesar de dármelo todo nunca me dio la única cosa que me ah importado, su aprobación ni su cariño, sabía que Dagon no tenia malas intenciones ni mucho menos pero el solo escuchar que lo defendieran me ponía de malas – es una pena que tus padres hayan tenido que recurrir a este medio para poder tener otro hijo, enserio lo lamento, si yo me encontrar en esa situación probablemente también lo haría, aunque no dejaría de ser un robo o mejor dicho un secuestro – el tacto en mis palabras no era algo que me caracterizara, nunca había tenido mucho tacto para decir las cosas, solo esperaba que el no se enfadara por alguna cosa que diga – disculpa, es estúpido que haga comentarios como ese, después de todo no pueden ser malos, o que lo hayan hecho a propósito, después de todo criaron a un joven como tú, tan cálido, afectuoso y bien educado, les agradezco por eso, tu padre suena a que es una muy buena persona por lo que escucho, algún día me gustaría conocerlo, así como tu indudablemente conocerás al mío – que sea tu progenitor no te hace un padre y eso lo sabia al parecer Dagon que no tenía ningún lazo de sangre con sus padres había tenido mejor suerte que yo, al estar con el gran empresario de Inglaterra – ahora que lo mencionas mi padre es fanático del arte y le gustan mucho las esculturas, de un rato para acá había estado obsesionado con un joven que hacia esculturas, nunca me quiso decir su nombre pero… vaya así que eras tú, recuerdo haber leído tu nombre en el monitor de mi padre, aunque no había una foto tuya solo la escultura el nombre y su autor, sabía que tu nombre se me hacia conocido, ahora ya sé porque – note como retiraba su mano de la mía, pero antes de que la quitara del todo tome la suya en la mía – no te preocupes no pasa nada, si te hace sentir bien puedes hacerlo - mi voz resultaba ser siempre una línea, sin altos ni bajos, siempre recta, sin cambios – me agrada que te sientas en confianza, disculpa si no muestro lo mismo, yo no estoy muy acostumbrado a ser tan efusivo, pero no me molesta que lo hagas, con el tiempo aprenderé a lidiar con alguien como tú – mire directo a sus ojos – no te ofendas con alguien como tú, me refiero a alguien completamente contrario a mi bien, amo ir al teatro, me encanta nadar, la lectura es mi pasatiempo favorito después del piano, mi ídolo es Beethoven, juego polo, cricket y todas esas cosas inglesas – me reí un poco al decir eso – como veras me encanta el alcohol, pero no me emborracho lo disfruto, soy amante también del tabaco – la tensión de la cuerda había disminuido, y era mejor que se quedara así, necesitaba tiempo para adaptarme a el – así que tienes una Nana, ¿no eres un poco grande para tener una? Sabes olvídalo no es de mi incumbencia, y no te tienes que preocupar ahora que te encontré, espero que nunca nos tengamos que dejar, la que me aviso de todo esto, no fue mi padre, fue mi abuela, por eso decidí venir, si me lo hubiera dicho mi padre tal vez no hubiera aparecido, espero que te adaptes rápido a esta ciudad, es bastante movida, nunca se vuelve aburrida.


♠️Violently happy
Cedric {Bloo} Adkins.
avatar
Cedric B. Adkins
Admin

Fecha de inscripción : 08/03/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Dagon A. Adkins el Vie Ene 18, 2013 1:52 pm

El tema de la familia o mejor dicho el tema del padre de Cedric era un tanto complicado, se notaba en su mirada que no era de su agrado y que no era de su preferencia el hablarlo, pero aun así sorprendentemente lo hizo, menciono aquellas cosas que para mí , eran temas que tocabas con personas cercanas a i y si a pesa de ser gemelos no nos conocíamos nada para habernos de esa manera, pero simplemente me encanto, me fascino que se abriera aunque fuera un poquito, tal vez él no se había percatado del gran paso que había dado conmigo, pero el verlo a él me recordó a cierta forma a mi padre , ese ser duro con facciones como el mismo mármol, esa cara tan fuerte y severa pero que mostraba cansancio y desesperación , ese tacto frio y esa presencia fuerte pero que denotaba tristeza, todo eso era muy parecido de ellos dos, no me daba gracia me causaba intriga, que fantasmas raían aparte de eso para ser tan miserables, yo para ser felices a las personas acostumbraba a decirles “ hey venga!, Tu al menos jamás estuviste encerrado durante 11 años en un psiquiátrico” , pero aunque pudiera decir aquello en verdad no lo lamentaba, si los momentos difíciles eran cuando me hacían terapias de electroshock o cuando nos tocaba baño, eso era horrible, pero mucho tiempo de esa joven vida la pase lleno de risas y amigos sinceros, aun así en la tormenta hay un poco de luz como en los ojos de Cedric, en su mirada había una pequeña chisma de humanidad y esperanza y aquello que dijo que no le gustaba que el mintieran me llego mucho, tal vez era arriesgado per no quería fallarle mi hermano y ocultar la verdad no era más que mentirle y sería igual que su padre si lo hacía, si se alejaba de mi lo entendería pero al menos mi conciencia estaría limpia por saber que no le había mentido que eso le molestaba bastante . Sus palabras eran tan …elegantes, tan aseñoradas, me sentía con uno de esos críticos de la escultura, me sentía como con los amigos de papa, era impresionante como alguien de mi misma edad podía ser tan refinado y educado a tal grado de parecer alguien de una edad muy avanzada , no para mi gemelo idéntico- Vamos Cedric deja de disculparte, tienes tus razones para pensar así, yo aún o me he puesto a pensar todo aqueo, sabes me emociono la noticia, tal vez debería estar molesto y no alegrado de que una noticia así se me diera- jugué con la orilla del vaso viendo como este sudaba por los hielos- Y te agradezco todo eso que dices de mí, trato de tratar como me gusta ser tratado, ya sabes eso de Dame tu mano y te la tomare…o dame tu pie y te ayudare….-me quedé pensando mirando poco a poco hacia arriba como vagando pero pude retomar el hilo de la conversación, ese era otro tema que debía discutir con el- bueno, ja!, como sea es algo así, no importa Cedric jamás te juzgare por algo aunque ese pensamiento para ti me ataque, estamos?- le sonreí y segui sosteniendo su mano mientras él me decía que si yo me sentía bien lo siguiera haciendo y es que si, esta no era una parafilia pero si tenía la necesidad de demostrar mi cariño, cariño que estaba creciendo poco a poco y que la parecer perduraría por mucho , muchísimo tiempo –Asi que tu padre compraba mis esculturas? Wow…-me quede pensando en eso, en verdad en las compraba? Y como era que había dado conmigo, tal vez era una obsesión o quizá el buscarme se encontró con que curiosamente era su hijo y no cualquiera si no su hijo perdido o como dijo Cedric, secuestrado, mire de nuevo a mi hermano cuando menciono a Ruth, mi nana y ahí fue cuando en verdad supe que el merecía la verdad y no le fallaría para nada. Tome aire y el vaso se encontró rodeado por mis dos manos, las cuales hacían que este sudara más por el calor de nerviosismo que emanaba, mordí mi mejilla y baje la mirada sonriendo un poco – Dijiste que no te gustan las mentiras- dije en un susurro- Dijiste que ya no eres un niño y bueno….no te voy a fallar, quieres saber la verdad? No soy nadie para ocultártela…hermano- dije levantando la vista fijándola en el – Desde los 8 años se e detecto una “enfermedad”- hice unas comillas con los dedos enfatizando en la palabra enfermedad – “Psicosis parafílica”- ladee la cabeza- “Autismo leve”- la ladee para otro lado y evite mirarlo, y no lo haría hasta después de contar mi historia- Esa supuesta enfermedad se me fue diagnosticada a los ocho años, aunque en verdad dudo que exista tal enfermedad, simplemente mi deseo sexual va más allá que cualquier otro, se decía que era ninfómano…no..,no espera, tiene otro nombre en hombres- me quede pensando y no pude recordar así que me encogí en hombros y segui –pero después vieron que al parecer tenia parafilia- me quede callado y mire mi vaso- Las parafilias son estimulantes sexuales que ayudan al individuo a llegar al orgasmo y va desde masajes hasta quemar personas en medio del acto…yo poseo muchas de esas filias y fue por eso que se me mando a un centro especializado…o bueno a un hospital mental- me mordí de nuevo la mejilla- pase ahí hasta mis 18 años, pues contando con la mayoría de edad era libre ya y mi mejora había avanzado muchísimo así que me dieron esa oportunidad, mi amor por la escultura creció mucho , ahí era todo lo que hacía y bueno ayudo en su tiempo a recuperarme , era una especie de diario sabes?, esculpir todas mis parafilias era liberador- me quede pensando eso mientras miraba a la nada, tenía pequeños rasgos que daban a conocer mi autismo leve, aun así viendo a la nada continúe- Ruth llego a mi vida una semana antes de salir, ella se presentó como mi enfermera personal, tanto miedo tenían mis padres que su plan era nunca dejarme solo- reí un poco aun con la mirada perdida- hasta a la hora de ir al baño ella me tenía que acompañar- negué con la cabeza y cerré los ojos- Ella no solo es mi…”nana”, tambien es mi guarda espaldas, es una mujer menuda que parece no hacer daño, es extremadamente hermosa e inteligente y cumple con su función como guarda espaldas porque ya en 3 ocasiones me han querido secuestrar, se dice que es por mi trabajo pero yo ni se...- sonreí de nuevo y por fin levante la vista hacia el-No soy un enfermo sexual, no soy un peligro, desde hace más de 3 años me dedico a escullir y libero tensiones en ellos, Ruth no solo cumple con esas funciones si no que tambien satisface mis gustos, así que no te preocupes, no soy un peligro- me calle y lleve el vaso a mi boca, no sabía cómo demonios iba a reaccionar, tenía miedo? Claro que tenía miedo!, era mi hermano el cual acababa de conocer y le había confesado que viví encerrado como un maldito loco cuando solamente tenía gustos diferentes, no esperaba que se quedara conmigo para discutir el tema, no sé qué haría y no lo juzgaría, simplemente no era un tema agradable para conocerse pero como le dije –Yo no quiero ser como aquellos que te hacen mal mintiéndote, creí prudente decirte la verdad…depende de ti si quieres seguir o me alejo, de todas formas cumpliste con tu palabra y ya nos conocimos- ladee la cabeza un poco triste por pensar que tal vez si se iría.
avatar
Dagon A. Adkins

Fecha de inscripción : 16/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Cedric B. Adkins el Miér Ene 30, 2013 5:45 pm

Tal vez estaba mal abrirme tanto con un extraño, pero el era mi hermano, eso lo seguía haciendo un extraño, nunca había sido bueno para conseguir amistades, debido en mayor parte a mi carácter, y mi necedad de tener la razón y de no ceder, podía llegar a sr bastante molesto intentando probar que mi punto de vista era el correcto, aunque aceptémoslo nadie puede estar bien todo el tiempo, pero así era mi naturaleza, no iba a cambiar en ese momento de mi vida, después de todo ese carácter que a la vez me causaba problemas me había ayudado en todo lo demás, no por nada era líder de la fraternidad más prestigiosa de la universidad, sabía que Dagon tenía razón me había estado disculpando desde que llegue, pero no poda quitar una mañana que me había creado desde que era niño, claro el culpable de esa maña fue mi padre, pero basta ya de el, me tenía que concentrar en la persona que estaba enfrente de mi, no lo iba a admitir o por lo menos no aún pero Dagon era lo que yo nunca seria, me gustaba pensar que éramos completamente contrarios a pesar de ser iguales físicamente - Cedric jamás te juzgare –esas palabras llegaron como música a mis oídos, fueron dulces y había sido lo primero que me había dicho que había hecho que mis facciones se relajaran, pude sentirlo en los músculos d ela cara, en la cuchara que me servía de espejo pude notar una sonrisa sincera, con algo de emoción en ella, era un gran logro para mí, lo cual me hizo sentir más en confianza con el, todo parecía marchar muy bien, de hecho mejor de lo que había podido pedir– no te obligare a contarme nada que no parezca conveniente, que seas mi hermano no te obliga a contarme todo lo que te pase, aunque así lo ves necesario, tampoco soy yo quien para negarte el derecho de hacerlo conmigo – escuche su historia con oídos atentos, le di un trago al vaso que tenía enfrente de mí, sentí un pequeño frio recorrer mi espina dorsal, cada vez se me hacía más complicado no prestarle atención, era una historia completamente increíble, me creaba todo tipo de preguntas en mi cabeza una de ellas era, por que el habrá salido con ese tipo de problemas, y yo soy completamente sano, no deberíamos tener el mismo problema, después de todo nuestros genes eran prácticamente los mismos, tenía muchas cosas que pensar en el momento que el termino su historia, agradecía que me lo hubiera contado pero… - Vaya, es mucho que digerir para nuestra primera vez – dije con cara bastante seria, pude ver su rostro un tanto sombrío por la historia que acababa de contar, pero a pesar de todo, sentía que tenía que estar con el, que no podía dejar que la historia de su vida me alejara de el, y si el no me iba a juzgar por nada, porque diablos habría de hacerlo yo con el, no soy nadie para hacerlo, tome sus manos en la mesa, las personas que estaban a nuestro alrededor, se nos quedaban viendo, acerque mi frente hasta tocar sus manos con ella – no te preocupes, nada de lo que digas podría hacer que me alejara de ti, y menos ahora que te acabo de encontrar, solo quiero que sepas que no es mucho pero, puedes apoyarte en mi cuando quieras, estoy para lo que necesites y por sobre todo, enserio quiero que recurras a mi, creo que nada me alegraría más que eso, al parecer tu vida no ah sido fácil y agradezco demasiado que me lo cuentes por querer protegerme, eso habla muy bien de ti y por lo menos de la relación que podríamos llevar, enserio muchas gracias dagon, no tenias que haber contado eso si no querías – posee mis ojos en la mirada de Dagon, de ese azul glacial que distinguía a la familia, pero sin embargo tan cálidos como los míos nunca serán


♠️Violently happy
Cedric {Bloo} Adkins.
avatar
Cedric B. Adkins
Admin

Fecha de inscripción : 08/03/2011
Edad : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Dagon A. Adkins el Miér Feb 13, 2013 10:39 am

En verdad podía ver la sinceridad en esos ojos tan idéntico a los míos, podía ver que a pesar de mostrar una enorme pared de soledad tambien había una pequeña luz de comprensión y si puedo presumir que hasta amor , no sé cómo trabajaba la mente de Cedric y esperaba que poco a poco lo descubrirá pero la verdad es que pensaba que él me iba a temer o me iba a señalar como un maldito loco, no podía evitar sentirme estúpido al entender que acababa de hacer, no tenía ni media hora de conocer a mi hermano y ya le había contado todo , por qué?, no se tal vez solamente quería su aceptación y como el había dicho que no le gustaban las mentiras pues yo me fui por ahí , mis padres decían que yo era muy inocente con la vida en general, aunque en el ámbito sexual parecía un desquiciado con otros temas más simples era aún como un niño el cual no veía mal en lo que hacía – Lo lamento Cedric, es que tu dijiste..- me calle por un momento y sonríe volteando mi cara hacia el lado derecho y sonriendo a si mismo negando con la cabeza dejando que Ced viera mi perfil – Dijiste que no te gustaban las mentiras, supongo que en algunos casos es bueno mentir un poco no?, ahora ya te he hecho decirme eso cuando igual y solamente te sientes obligado- gire mi cara y lo vi y note como sostenía mi mano como yo lo había echo antes, como dije en su mirada se veían sombras que tal vez nunca lograría entender del todo , pero estaba seguro que él estaba haciendo lo posible por llevar esta relación por un camino bueno y duradero. Posé mi mano sobre la de él y la otra la puse debajo de su mano atrapándola entre mis dos manos – Gracias Cedric en verdad gracias, juro que esta será la última vez que toquemos el tema si?, nunca más molestare con eso y gracias por apoyarme en esto aun cuando no es tu obligación- le sonreí y no me percate que todos o casi todos nos miraban que demonios teníamos? Éramos tan raros o que era lo que pasaba?, no me importo eso y me abalance sobre el atravesando la mesa inclinando mi cuerpo hacia adelante y lo abrace , lo abrace con tato cariño y con tanta sinceridad que su misma persona me provoco un escalofrió por toda mi espina dorsal, solo podía sentir como ese caminito e escalofrió recorría mi espalda de arriba hacia abajo , no sé cuánto tiempo lo abrace de esa forma y la verdad poco me importo, nunca me habían reprimido para expresar lo que sentía, claro siempre y cuando no se volteara a algo sexual, pero cariñoso siempre había sido, Ruth decía algunas veces que yo era cormo un niñote y eso me daba gracia. Solté a Ced y me regrese a mi lugar lentamente- Acostúmbrate Cedric, tiendo a ser un tanto cariñoso y no me da pena y menos ahora que sé que tengo un hermano y vaya que hermano…líder de una fraternidad- me recargue en mi mano apoyando el codo en la mesa admirándolo como si fuera un dios, verlo a él y verme a mí en los reflejos de las copas era un tanto extraño, era como estar en la dimensión desconocida pero me encantaba , podría creer que era adoptado ,si, que tenía problemas con mis estímulos sexuales , sí, pero tener un gemelo idéntico! Era demasiado , por más que lo admiraba no encontraba algún detalle que nos diferenciaba , a lo mucho los ojos, pero solamente algunas personas podían darse cuenta de eso , sería bastante divertido jugar entre nosotros y confundir a las personas , seguramente en la escuela ahora eso sería una bomba ya veía los encabezados “ Líder de Omega Chi tiene un clon griego” me reí con aquellos pensamientos pero me intereso eso, qué pensaría el de eso, por lo que había visto a él le daba mucho interés lo que otros decían vamos su madreo bueno nuestro padre es un hombre influyente así que el que dirán era cotidiano para ellos, supongo que se manejaban igual que mis padres lo hacían –Cedric?...dime y ahora?, ambos vamos en la escuela y bueno – me lleve el vaso a los labios y tome un leve sorbo y después lo mire – No te molesta que en la escuela sepan de esto?, que tienes o tenían un gemelo perdido?- si me intrigaba porque lo menos que yo quería hacer era joder a Cedric de esa forma, ya tenía sus problemas y si su padre lo había obligado a esto yo no quería obligarlo a que me reconociera si no quería, temía que el solo lo hiciera porque es un joven educado y respetuoso – A mí no me importa. Es mas es halagador que mi gemelo no solo sea un excelente alumno si no que es líder de una fraternidad y es alguien reconocido , eso es...- levante mis cejas y sonreí divertido ,la verdad ahora y más en esta época el ser “líder” te llevaba a ser popular y el ser popular a tener amigos y eso era lo que yo quería amigos, de los que fuera y quienes fueran, no solo unos cuantos, aparte había empezado con el pie equivocado pero eso ya había quedado atrás ahora lo que me importaba era mi hermano- Ya se!- tape mi boca por que dije casi en un gritito – Tienes tiempo?- le pregunte tomando el vaso- porque si quieres cenamos algo y seguimos conversando pero en mi casa, quiero mostrarte tantas cosas y que ahora entiendo por qué las tengo, si?...quiero mostrarte algo que hice hace como 4 años…- mire para todos lados para ver si veía al mesero en verdad moría de hambre, eso era algo más que Ced tendría que saber de mi, que comía como una bestia .
avatar
Dagon A. Adkins

Fecha de inscripción : 16/11/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Esto no es una novela... {Ced}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.