NEW YORK CITY
2013
Dicen que a los trece años es una época donde los niños dejan de ser niños y pasan a ser adolescentes. Se revelan contra el mundo, les salen espinillas, empiezan a interesarse en el amor, en el sexo, a las chicas les viene la menstruación etc. Vamos, una época en que estos pequeños humanos están en pleno crecimiento y comienzan a aprender las verdaderas lecciones de la vida. Dura exactamente cinco años, hasta los dieciocho años, cuando supuestamente pasar a ser adultos.

Ahora mismo si estas planteándote en inscribirte en esta prestigiosa universidad es por que has pasado esta etapa, pero bueno, ¡eso cosa del pasado! Olvídalo, pon eso en un rincón de tu memoria.

Ahora estás viviendo el año 2013 en la Universidad de Brown, situada cerca del corazón de Nueva York.

¿Estás aquí por elección propia, por el sueño de convertirte en alguien famoso en la vida? ¿Por qué tus padres tienen una cuenta bancaria muy grande? ¿O tal vez por obligación?

Sea la razón que sea el resultado es el mismo, estas en una de las mejores universidades de América, pero aquí no te daremos 'la comida masticada' lo cual si de verdad deseas llegar a ser alguien en la vida tendrás que currártelo, aquí no regalamos nada.

¡Casi lo olvido! Tal vez exijamos mucho, pero tampoco descartes la idea de tener un poco de diversión. Fiesta, alcohol, sexo, drogas.

En resumen, el libertinaje total.

Para Algunos, la diversión significa dormir en tantas camas como sea posible, para otros, las compras y manicura son las cosas más importantes en su vida y siempre habrá los -por su padres- tienen dinero y reputación.

Pero dejando todo eso atrás, en la oscuridad de Brown se esconden varias personas que pertenecen a una especie de secta, un grupo donde su intenciones no son exactamente buenas. Se hacen reconocer por 'la logia', una panda de personas donde jugarán con cualquier persona que les apetezca. Les gusta ver sufrir a los demás, viven a costa de ellos. ¿Que pasa? ¿A caso tienes miedo de ser su próximo elegido? Tranquilo, como en los cómics y películas de Stan Lee donde hay un villano, hay un super héroe, e aquí nuestros super héroes se hace llamar anti logia, un grupo donde quieren la paz en la universidad y acabar con toda esa crueldad.

Y dime, ¿quien eres tu? ¿Eres un becado? ¿Un estudiante normal? ¿O tal vez te guste la idea de pertenecer a la logia? Otra posibilidad es que quieras cumplir el sueño de todo niño, ser un super héroe y pasar a ser miembro de la anti logia pero...

Seas lo que seas, se bienvenido a Brown University.
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 73 el Miér Jul 17, 2013 2:39 pm.
Omega Chi 0 puntos
Kappa Tau 0 puntos
Delta Nu 0 puntos
Zeta Beta Zeta 0 puntos
Tri Pi 0 puntos
Sigma Alpha Epsilon 0 puntos
Gamma Phi 0 puntos
Profesores y empleados Brown 0 puntos
Ciudadanos 0 puntos
Universitarios 0 puntos
MEJOR CHICO
Aaron F. Ryder
MEJOR ROLER
Aaron F. Ryder
PJ. MÁS FOLLADOR
Aaron F. Ryder
PJ MÁS BORDE
Lyov O. Mogilevich
PJ MÁS SIMPÁTICO
Maximo B. Ryder
PJ MÁS DIVERTIDO
Mike R. Shepherd



Tu cara me suena (Tatiana Paulova)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tu cara me suena (Tatiana Paulova)

Mensaje por Perséfone L. Lighthope el Dom Oct 21, 2012 5:09 pm

Había despertado pronto aquella mañana pues había dormido muy bien aquella noche cosa que hacía bastante tiempo no hacía debido a las pesadillas. Me desperté de muy buen humor apesar de que el día no estaba de lo mas agradable, hacía frío y el cielo estaba encapotado. Me di una ducha, me hice un par de rizo en el pelo y salí del apartamento colocándome el Ipod y caminando tranquila. rápida y me puse lo primero que pille en el armario, pero antes de salir me coloque debajo del brazo el chubasquero, una bufanda en el cuello y un gorro. No había prisa por llegar, iba pronto aun quedaba como dos horas para clases. Suspire y decidí darme el capricho de desayunar hoy en la cafetería. No se me hizo muy largo el camino hacia la universidad pero a mitad de camino empezó a caer una tromba enorme de agua y tuve que correr como si el diablo me persiguiera, a pesar de llevar chubasquero este no te protegía del viento. Llegué a la cafetería medio riéndome sola-¿menuda mojada?- dije quitándome la caperucha del chubasquero y desabrochándome este. Lo deje caer en una silla y deje el bolso también, me quite el Ipod y fui a pedir algo de desayunar.

Pedí algo ligero para empezar tampoco era cuestión de abusar ya que tenía que tenía que llevar una dieta que me había pasado mi profesora de Ballet antes de llegar a la Universidad, pero hoy me permitiria acompañar al café con un dulce de chocolate. Las cosas llegaron pronto pues aun no había mucha gente en la universidad, era muy temprano para que todos los pijos se levantaran. Suspire y disfrute del aroma del goffre y del café que por unos instantes quise cambiar por un chocolate caliente pero si hacía eso acabaría por vomitar. Mi estomago no estaba acostumbrado a grandes cantidades de chocolate- Esto sera una semana sin comer a la noche pero merecerá la pena- dije en voz alta pero mas para mi que para el camarero. Recogí las cosas y me dirigía a la mesa cuando la puerta se abrió. Era una chica mas rubia que yo y con unos ojos que impactaban al verlos y que yo juraría haber visto antes. Pero sabía que no había sido de casualidad por los pasillos, pues entonces recordaría donde. Era la típica chica que te volvía para mirarla dos veces incluso la segirías con la mirada, una chica a las que las chicas mas guapas tendrían envidia pues todas querrian ser como ella.
Aparte mi vista de la chica algo sonrojada y mire de nuevo el café "Otra pija de tantas" pensé pero entonces imágenes vinieron a mi mente. "Estaba trabajando en el bar cuando una mujer mayor se sento en la barra y me pidio un café cuando se lo serví me miro de frente y entrecerró los ojos- Oye te das un leve aire a la asesina pero no eres ella- puso su dedo regordete sobre una foto, era una chica, el titular ponía "Se busca por secuestro o asesinato", mire a la mujer y parpadeé varias veces- Señora yo no me parezco en nada a ella, soy mas castañas y mis ojos son mas pequeños- dije mirandola- si ya ya- dije y volvió a señalar con brutalidad la imagen- la buscan por asesínato, se cree que por ser hija del primer ministro se va a librar- mire a la mujer frunciendo el ceño y comencé a secar vasos- pues yo no creo que halla matado a nadie, ademas no hay cuerpo- dije sin apartar la vista del vaso al que sacaba brillo. La mujer me miro y volvió a señalar el periódico- pero no has visto pequeña- me encogí de hombros y sin apartar la vista de mi tarea respondí- la prensa puede no tener la razón siempre- dije apartándome de esa mujer y de su mala lengua. Yo también había tenido problemas con la prensa cosa que tubo que corregir después de la autopsia de mi madre". Levante la vista del café y volví la cabeza para despejándome la. Mire de nuevo en la direccion de la chica- ¿Yuri?- dije con los ojos fruncidos a su espalda. Sin duda era ella


Perséfone Lighthope
Somos el tiempo que nos queda, la vieja búsqueda, la nueva prueba. Yo tampoco sé vivir, estoy improvisando.
my club's:
avatar
Perséfone L. Lighthope

Fecha de inscripción : 03/10/2012
Edad : 25
Localización : En todos lados y en ninguna parte

Volver arriba Ir abajo

Re: Tu cara me suena (Tatiana Paulova)

Mensaje por Tatiana K. Paulova el Vie Dic 07, 2012 6:24 am

Mis costumbres tenían que empezar a cambiar. Por primera vez en la vida iba a preocuparme por los gastos que tenía, pues no tenía a papi dándome el dinero que le pidiese siempre que quisiese. Y me estaba dando cuenta de todo el dinero que gastaba, que fundía con cada fiesta o capricho que quería. Para empezar tendría que buscar un apartamento estable y dejar de vivir de hoteles, pues salían demasiado caros, y además tenía que pagar todas mis comidas, lo que hacía que volase y volase el dinero. Al principio poca preocupación veía, pero últimamente me había dado cuenta de ello, pues estaba sola en aquella ciudad. No conocía a nadie y no podría pedir ayuda a los míos, pues nadie tenía que saber dónde estaba en estos momentos. Mi cuenta de twitter echaba humo por ello, muchos preguntando dónde estaba, qué había sucedido, otros apoyándome, dándome ánimos y otros insultándome, llamándome asesina por aquello. Suspiré al recordarlo, no sabía que había pasado exactamente, pero sabía, en el fondo sabía que nada había sucedido. Tenía que creerlo, pues si no me hundiría más de lo que ya estaba. Este tema me había sobrepasado y eso era bastante complicado. Volviendo al tema del dinero, tendría que ponerme ya a buscar piso, pero eso implicaría compartirlo? No se podría compartir piso con cualquiera, no sabía como serían sus comportamientos... Aunque por otro lado esa parte me llamaba más, pues podría resultar bastante cómico.

Con esos pensamientos tan raros en mí, entré en la cafetería de la universidad, y a pesar de mi desgana de desayunar algo por fuera aparentaba todo lo contrario, seguridad en mí misma, cosa que había aprendido a hacer de pequeña, por mi propio bien, pues no era bueno enseñar siempre mediante el rostro el estado de ánimo, la gente podía pensar cualquier cosa y en una imagen pública no era nada bueno. De la que caminaba a la barra a pedir noté como más de una mirada se fijaba en mi persona y aunque estaba bastante acostumbrada a ello un escalofrío sacudió mi cuerpo, pues a pesar de que me agradaba que la gente me mirase e incluso a veces me envidiase no era en aquel momento lo que buscaba, por una vez quería pasar desapercibida y ser una chica normal, y esos pensamientos me confundían, pues nunca antes había pensado una cosa parecida. La camarera se me quedó mirando con cara de pocos amigos cuando le pedí un café irlandés, empezar bebiendo algo de alcohol no era un buen comienzo, pero me importaba bien poco. Dudé si pedir algo más, odiaba comer y más por las mañanas, y de hecho no se ni que hacía asistiendo a clase, eso no era lo mío, tenía que encontrar ya un sitio donde bailar y ejercitar la carrera que tanta dedicación me había llevado y que era una de las cosas que más me apasionaba en esta vida. De hecho, no recordaba cuando fue la última vez que había bailado por placer y me entristecía, pues pocas veces había podido hacerlo sin una reprimenda por mucho que lo hubiese disfrutado. Al final, pedí unas pastas por acompañar al café y picar ligeramente algo, estar ocupada con algo mientras calentaba el cuerpo para el día que me esperaba, día que a saber como acabaría, pues ya ni me fiaba de mis propuestas.

Tras pagar me dirigí hacia una mesa, y noté como una mirada, una muchacha cercana a donde estaba me volvía a mirar, supongo que la curiosidad o algo así, agarré mi bolso con seguridad y con el sonido de los tacones pasé a su lado. Sin embargo, a los pocos segundos aquella muchacha abrió la boca y lo que salió de ella hizo que me congelase en el acto. No, no podía ser cierto. Y estúpida de mí, tenía que haber hecho como si no hubiese reconocido aquella palabra. Nadie que no supiera de mi verdadero ser me llamaría por aquel nombre, pues aquí simplemente era Tatiana. Nadie me llamaría por Yuri, al menos allí. Con lentitud me giré a mirar a la chica, con temor en los ojos aunque mi cara mostrase más aburrimiento, o eso pensaba - Perdón? - comenté, y me sentí de nuevo estúpida, si esa niña sabía de mi nombre sabría de todo. - Cómo.. Como sabes de ese nombre? - miré alrededor y por suerte no había mucha gente, y menos prestando atención. Alguna mirada pasante pero nada más. Sacudí la cabeza e intenté buscar algo con lo que salir del paso, pero por primera vez, me había quedado sin nada que contestar, sin palabras....


Tatiana Paulova
lovely me:

avatar
Tatiana K. Paulova

Fecha de inscripción : 16/10/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Tu cara me suena (Tatiana Paulova)

Mensaje por Perséfone L. Lighthope el Jue Dic 20, 2012 10:48 am

La chica se volteo y me sentí un poco estúpida ¿A caso yo la conocía para hablarle como si nada?. Baje la vista al suelo sin querer mirarla demasiado, la chica parecía confundida y algo asustada. No quise alterarla y levante la vista parpadeando varias veces- Lo siento yo vi las noticias y fue muy insolente por mi parte llamarte y nada mas- dije mostrando cierta vergüenza.

La chica era bastante guapa y ademas en su porte elegante y su habla se veía de la clase de chica que era- no estoy en tu contra- dije mirándola fijamente- y tampoco voy a denunciarte- respiraba entrecortadamente si de verdad era una asesina cosa que tampoco se sabía temía por mi vida en estos momentos- me llamo Perséfone pero aquí todos me dicen Persy, no quería asustarte, bueno escuche las noticias y no se porque tu nombre salio de mis labios pero no iba con mala intención- dije empezando a ponerme algo nerviosa. La chica no era mayor que yo, tal vez la misma edad incluso me atrevería a decir que un años mas pequeña pero no lo sabía con certeza, luego era de conflexión delgada y pelo bastante rubio aunque algo menos que el mio, la verdad es que algo nos parecíamos, tal vez en el color de ojos o en los labios no se exactamente pero podríamos pasar por gemelas perfectamente. Suspire y negué con la cabeza- Lo siento ni siquiera te conozco pero el encontrar a alguien de mi lugar de origen me resulto extraños- dije en ruso para que ella me entendiera mejor. Pero eso solo hizo que la gente se me quedara mirando raro y me avergonzara mas.

No se había hablado mucho más de ella por Rusia, la familia y algún que otro pacotilla luchaban por justicia y por saber el paradero el cuerpo de aquel chico. Y su padre estuvo apunto de ser expulsado de su cargo si no llega a ser por una gran parte de la ciudad que se negó a echarle la culpa a él, pues el justifica una y otra vez que no sabía el paradero exacto de su hija, cosa que por lo que veo ahora es mentira. No creó que nadie entre en esta universidad sin dar un gran porte de dinero al director. Persona la cual ya conocía y me había avisado de la catastrofe de ser becada. Recogí mis cosas y decidí marcharme del lugar, le di el ultimo trago al café que ya andaba frío y me colgué el bolso- Lo siento no fue mi intención asustarte- susurre cuando pase por su lado- no creo que tu hicieras nada al chico, puedo darte noticias de Rusia pues mi hermano sigue allí- suspire pues solo nombrarlo me se revolvían las entrañas lo echaba tanto de menos tragé saliva y mire a la chica- tu secreto esta a salvo conmigo y si necesitas algo por aquí estaré- dije ofreciéndole mi ayuda a Yuri. Camine hacia la puerta para salir y sin mirar hacia atrás




Perséfone Lighthope
Somos el tiempo que nos queda, la vieja búsqueda, la nueva prueba. Yo tampoco sé vivir, estoy improvisando.
my club's:
avatar
Perséfone L. Lighthope

Fecha de inscripción : 03/10/2012
Edad : 25
Localización : En todos lados y en ninguna parte

Volver arriba Ir abajo

Re: Tu cara me suena (Tatiana Paulova)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.